Puertorro Blues

lock

Henry Klumb: la casa en el bosque

La casa Klumb, ícono del tropicalismo que propugnó su creador para nuestra vivienda antillana, quedó sometida a la indiferencia y luego a la negligencia que culminó en su destrucción, escribe Rodríguez Juliá

lock

“4645”

Los puertorriqueños no somos un país de cultura política violenta; preferimos convertir la revuelta, siempre cívica, en fiesta. La ‘comparsa’ es la gran metáfora de estas manifestaciones, escribe Edgardo Rodríguez Juliá

lock

El debate de la incultura

Como primera prioridad, debemos enfocar en el Centro de Bellas Artes, su plena apertura siguiendo los protocolos de mitigación para lidiar con la pandemia, escribe Edgardo Rodríguez Juliá

lock

El voto presidencial

Precisamente por lo que está en juego para nosotros los puertorriqueños, un voto contra Trump sería emancipador. Añoro ese voto, me gustaría tenerlo; de una vez renuncio a los remilgos nacionalistas de pensarme país aparte, escribe Edgardo Rodríguez Juliá

lock

La rueda del progreso

Ahora, una vez viejo, me toca reconocer cómo una de esas coordenadas de su vaticinio se va borrando con el tiempo; esa rueda del progreso, o de la esperanza, o quizás solo de un destino bonancible, ¿a dónde se ha ido?, escribe Edgardo Rodríguez Juliá

lock

Iconoclastas

El puritanismo en la Historia es igual de peligroso que la Religión: tendríamos que expurgar buena parte de la literatura sureña y películas como ‘Gone with the Wind’, escribe Edgardo Rodríguez Juliá

lock

Memorias de un misántropo

Algo bueno tenía que pasarle en su senectud. Es lo perfecto: el privilegio de la cercanía banal, husmear al otro de cerca sin que te soben la espalda compensa con creces el distanciamiento social, escribe Edgardo Rodríguez Juliá

lock

Los marcianos llegaron ya

Esta pandemia ha traído, con el auxilio de las “redes sociales” y el internet, la otra consecuencia de cualquier peste, es decir, la rampante y consecuente irracionalidad. Las llamadas “teorías conspirativas” son el mejor ejemplo, escribe Edgardo Rodríguez Juliá

lock

Apocalíptico

Ya es imposible aquel distanciamiento de los poderosos respecto de sus víctimas, de los saqueadores respecto de los expoliados. La globalización, en una de sus irónicas contradicciones, nos ha convertido a todos en víctimas y victimarios, escribe Edgardo Rodríguez Juliá

lock

1918; 2020

En momentos como este, la solidaridad se ejerce alejándonos del otro, considerándolo un posible apestado. La peste nos obliga a reconsiderar las emociones. Y, de nuevo, la vergüenza de mi propio cuerpo, el pudor de saberlo mortífero, escribe Edgardo Rodríguez Juliá

Ups...

Nuestro sitio no es visible desde este navegador.

Te invitamos a descargar cualquiera de estos navegadores para ver nuestras noticias: