Benigno Trigo
💬

Alura

Estos días tengo pegada una danza del compositor Rafael Muñoz. Como muchos ejemplos del género (pienso en “Felices días” de Juan Morel Campos y en “La Borinqueña” de Francisco Ramírez), la danza tiene un ritmo suave, y un tono melancólico y nostálgico que sugiere la pérdida de un gran amor o de un tiempo pasado. La letra de esta danza es de Luis Palés Matos y dice así “Por el mar de la vida va mi velero / llevado por la vela de una ilusión / en el fondo del único pasajero / de fijo que trabaja mi corazón”.

Otras columnas de Benigno Trigo

viernes, 4 de septiembre de 2020

El peso de un pisacorbatas

Este pisacorbata en particular estaba bañado en oro, tenía el sello del presidente de los Estados Unidos estampado y tenía grabada la firma de Richard Nixon, escribe Benigno Trigo

domingo, 2 de agosto de 2020

Shenandoah

Benigno Trigo analiza el racismo en literatura fundacional de Estados Unidos en relación con el presente de coronavirus

miércoles, 17 de junio de 2020

El amor en los tiempos de Black Lives Matter

La minusvalía paradójica de las vidas negras en la novela de García Márquez es parte de una larga tradición literaria de la que participan otros escritores afroantillanos, escribe Benigno Trigo

jueves, 21 de mayo de 2020

El arte de lavarse las manos

Benigno Trigo expresa que ceremonias humildes como el arte de lavarnos las manos, soplarnos la nariz, o limpiarnos el trasero son rituales que nos recuerdan nuestra mortalidad, y nos ayudan a transformarla para vivir en sociedad

 

Ups...

Nuestro sitio no es visible desde este navegador.

Te invitamos a descargar cualquiera de estos navegadores para ver nuestras noticias: