Antonio Martorell
💬

Arnaldo y la lámpara maravillosa

La primera obra que vi del artista Arnaldo Roche Rabell estaba colgada en una pared del descansillo en la escalera que conducía al taller de Myrna Báez en Hato Rey. Allí me vi forzado a detenerme por buen rato y no fue a descansar. El autorretrato en grises configurado por una cabeza que ocupaba la totalidad del rectángulo vertical era, no solo de tamaño colosal, sino que su frontalidad resultaba inescapable, la mirada confrontacional tan invitadora como retante.

Otras columnas de Antonio Martorell

miércoles, 16 de junio de 2021

Sobre mi cadáver

¿No será que la isla entera es acondicionada para la propia muerte y el paraíso ajeno? ¿No será el ultraje de difuntos el ensayo teatral de una tragicomedia que ya está escrita?, pregunta Antonio Martorell

lunes, 18 de enero de 2021

Elizam Escobar: el secreto entre nosotros

El artista Antonio Martorell expresa que el arte de Escobar le sobrevive deslizándose como creció: entre rejas y redes, verdades pescadas al vuelo de la imaginación, armadas almas que al amor se deben

martes, 5 de enero de 2021

Brindar con maví

Brindemos porque la ilusión cobre cuerpo, la imaginación triunfe sobre el desencanto y el trabajo venza la desidia. Porque el yo y el tú crezcan a ser nosotros y la palabra patria, por fin, sea una realidad, escribe Antonio Martorell

💬Ver comentarios
Popular en la Comunidad

Ups...

Nuestro sitio no es visible desde este navegador.

Te invitamos a descargar cualquiera de estos navegadores para ver nuestras noticias: