Orlando Parga
💬

De perros a tortugas: de moral y política pública

El perro vio rodar la pelota por el campo de golf de Río Grande en el que su presencia era bienvenida para exterminar “gallinas de palo”, pero su instinto le urgió atraparla y jugar. Un encolerizado deportista de golf le cayó a tiros y ahora enfrenta la más severa sentencia de cárcel porque nuestras leyes prohiben la crueldad contra animales. Millas al oeste, la construcción de un muro y una piscina a pulgadas de donde rompen las olas sobre la hermosa costa de Rincón es sentencia de muerte para miles de tortugas en peligro de extinción mundial, pero esta vez, las leyes y reglamentos que lo prohiben se doblegan a la influencia económica y la sumisión de los funcionarios gubernamentales. No es que el golfista asesino de perros merezca menos que enfrentar la cárcel… mas, el exterminador de tortugas, ¿debe ser premiado?

Otras columnas de Orlando Parga

domingo, 8 de agosto de 2021

Petición de estadidad: cuantas veces sea necesario

Puerto Rico, la aspiración de hacerse estado tiene que salir de la jaula partidista y adquirir presencia institucional que trascienda las gríngolas de colores e insignias, indica Orlando Parga

💬Ver comentarios
Popular en la Comunidad

Ups...

Nuestro sitio no es visible desde este navegador.

Te invitamos a descargar cualquiera de estos navegadores para ver nuestras noticias: