José J. Villamil
💬

El economista y la política pública

Siempre he abogado porque las decisiones de política pública se tomen sobre bases empíricas, en inglés “evidence based decision-making”. En Puerto Rico eso no ocurre en muchas ocasiones y con temas importantes. He sostenido también que los economistas, cuando escriban columnas, divulguen posibles conflictos de interés. Así, por ejemplo, cuando he expresado alguna opinión sobre el cabotaje marítimo, siempre he dejado claro que la empresa con la cual estoy asociado, Estudios Técnicos, Inc., fue contratada por la Alianza Marítima. 

Otras columnas de José J. Villamil

jueves, 20 de agosto de 2020

Con corrupción no hay desarrollo

Resulta necesario un examen profundo de los procesos que rigen la relación entre el sector privado y el gobierno, así como la manera en que los organismos del gobierno utilizan los fondos, escribe José J. Villamil

lunes, 27 de abril de 2020

¿Abrir o no abrir?

José J. Villamil considera que, para abrir la actividad social, primero hay que asegurar el avance suficiente para minimizar los contagios, las muertes y evitar un nuevo brote de COVID-19

domingo, 6 de octubre de 2019

Ponce y su futuro económico

Ponce no ha sido una excepción a los procesos que han caracterizado a Puerto Rico en las pasadas dos décadas. Su población se redujo de 186,475 en el 2000 a 133,191 en el 2018, de acuerdo al Negociado del Censo. Aún desde antes de la reciente contracción en la economía de Puerto Rico a partir del 2006, Ponce y la región del Sur sufrieron por el colapso de la economía petroquímica en los años 70. En la actualidad, la mediana de ingreso de las familias en Ponce es $19,993 y en la ciudad el 47.9% de las familias viven bajo el nivel de pobreza. En Puerto Rico, esos dos números son $23,793 y 41.2%. Al igual que otros municipios, el gobierno municipal de Ponce se enfrenta a serios retos en cuanto a su situación fiscal.

jueves, 5 de septiembre de 2019

La eliminación del impuesto al inventario

Si se elimina la contribución sobre el inventario, los ganadores serían las empresas, los perdedores los municipios. Esa ecuación es la que se tiene que resolver