Sonia Ivette Vélez Colón
💬

Estado de la educación especial: nuestros niños y niñas con diversidad

El 14 de febrero de 2002, así daba testimonio la portada de este periódico que por razón de estos días en cuarentena redescubrí. Tuve el privilegio, como jueza del Tribunal de Primera Instancia, de dictar la sentencia parcial en el caso que, de manera icónica, ha venido a conocerse como Rosa Lydia Vélez, el caso de Educación Especial.  La sala del tribunal estaba llena de gente, pero mejor aún, estaba llena de esperanza. 

Otras columnas de Sonia Ivette Vélez Colón

jueves, 10 de septiembre de 2020

Rosa Lydia Vélez: supremo caso especial

Vale la pena la invitación del Colegio de Abogados y Abogadas para repasar la historia, el recorrido, los logros y fracasos y lo aprendido en el proceso de Rosa Lydia Vélez, donde ninguna batalla ha sido en vano, escribe Sonia Ivette Vélez Colón

lunes, 24 de agosto de 2020

El voto con cara de mujer y de juventud

Sonia Ivette Vélez Colón expone que el voto de la mujer y de la juventud podría afectar significativamente los resultados electorales

miércoles, 12 de agosto de 2020

El Tribunal Supremo, a la altura de un gran reto

Una voz sólida y unánime, con una decisión fundamentada y clara que provenga de los miembros del Tribunal Supremo, sería esperanza para este pueblo y legitimaría nuestra democracia, escribe Sonia Ivette Vélez Colón

miércoles, 29 de julio de 2020

Ni juez, ni juzgador

Sonia Ivette Vélez Colón declara que ninguna expresión pública que se haga, incluso en el contexto de vindicar derechos a los que creamos ser acreedores, debe ocasionar confusión o minar la confianza en el importante rol de las instituciones