Antonio Quiñones Calderón
💬

La corrupción no tiene colores partidistas

Los golpes de pecho que se está dando el liderato del Partido Popular Democrático en su condena a los arrestos de dos alcaldes del Partido Nuevo Progresista no solo revisten un acto de infantil hipocresía, sino que evidencian el uso de la demagogia política al tratar un asunto de la trascendencia como es el flagelo de la corrupción pública. Una tragedia que, en el caso de la gobernanza municipal que conmueve a la opinión pública en estos días, es de larga data y abarca por igual a ejecutivos municipales de los dos partidos que históricamente se han turnado en el poder público.

Otras columnas de Antonio Quiñones Calderón

jueves, 7 de julio de 2022

Sentencia ejemplar al exalcalde de Guayama

Al sentenciar a Eduardo Cintrón Suárez a 30 meses de prisión, la jueza Silvia Carreño Coll sostuvo que “el castigo debe ser real”, escribe Antonio Quiñones Calderón

miércoles, 22 de junio de 2022

Caso de Trujillo Alto: hace falta brea limpia para los municipios

¿No está en orden un ejercicio multipartidista desde la Asamblea Legislativa para impulsar legislación que quite a los alcaldes el control del manejo de los procesos contractuales para servicios de asfaltado y recogido de escombros?, cuestiona Antonio Quiñones Calderón

viernes, 17 de junio de 2022

Una propuesta audaz de José Luis Dalmau

La propuesta es la más audaz, y me parece que la más sensata, jamás formulada en los 70 años en que el partido de la Pava anda en búsqueda de su alma ideológica, escribe Antonio Quiñones Calderón

martes, 7 de junio de 2022

La amenaza al “poder imperial del Congreso”

¿Qué argumentos legales y constitucionales esgrimirían los abogados del ELA? ¿Que el Congreso no tiene facultad de legislación sobre sus territorios?, cuestiona Antonio Quiñones Calderón

💬Ver comentarios
Popular en la Comunidad

Ups...

Nuestro sitio no es visible desde este navegador.

Te invitamos a descargar cualquiera de estos navegadores para ver nuestras noticias: