Mayra Montero
💬

Mayra Montero: ¡Prodigio! Los candidatos florecen

¿No queríamos unos comicios participativos, inclusivos, resilientes y transversales?

Pues ahí los tienen.

No hay quien entienda a la gente. Algunos están furiosos porque la gobernadora Wanda Vázquez no acaba de decir si se lanza al ruedo. Se lanzará cuando quiera, dentro del plazo que le da la ley. 

También están los ofuscados porque Ricardo Rosselló amenaza con apuntarse a la fiesta. En ese caso, habría que llamar a Residente y Bad Bunny (Ricky Martin tendría que salir a la carrera, descalzo como en las promociones), para que convoquen a otra concentración, si posible frente a la Comisión Estatal de Elecciones. En La Fortaleza ya no está el desdichado.

Rey Charlie, el soberano de las motocicletas y los “four tracks”, también promete optar por un curul en el Senado. Dirigirá, lo más probable, la Comisión para el Transporte Público. Yo no me perderé esas vistas. 

Pero el gran interés mediático sin duda lo ha copado el administrador del Hospital de Trauma del Centro Médico. Una carrera impecable: décadas recibiendo baleados; borrachos de fin de año; accidentados de todo tipo (muchas cabezas rotas por accidentes en “four tracks”); machucados por broncas callejeras, broncas domésticas, broncas playeras y broncas etílicas. Casi tiene que recibir a Georgie Navarro, imagínense qué foto para la campaña.

Víctor Medina, que se llama este doctor del Hospital de Trauma, correrá como candidato independiente, por el método write-in. Si todos los que han pasado por ese hospital, que son multitud, deciden darle un voto de confianza, el doctor Medina les hará un agujero grande a otros candidatos independientes.

Por eso he parafraseado unos versos de la autora uruguaya Juana de Ibarbourou para titular este escrito. El original dice: “¿Qué es esto? ¡Prodigio! Mis manos florecen. Rosas, rosas, rosas a mis dedos crecen”.

Eso mismo es lo que estarán pensando en la Comisión Estatal de Elecciones: que los candidatos florecen y ellos no tienen con qué. Los comisionados electorales no caben en sí de la angustia porque no aparecen los $20 millones que necesitan para las primarias presidenciales y las primarias locales, más el bocado que adicionalmente se llevarán las generales de noviembre. Y cabe preguntar, ¿si todos están tan coléricos con la Junta de Control Fiscal y el Congreso, por qué no nos ahorramos las primarias presidenciales? Eso sería un acto de desobediencia sin igual, de una dignidad tremenda, y con gran repercusión en el norte. Al demonio las presidenciales. Creo que el Partido Independentista es el único que se ha expresado contrario a la celebración de ese evento, que es una fantochada. 

En fin, que si he omitido a alguien en el recuento de nuevos candidatos, pido disculpas. Ahora bien, que no se pongan y luego se quiten; no lo tomen a broma, no amenacen con lanzarse para luego huir. Esto incluye a la gobernadora Vázquez, a la que, especialmente los varones (qué curioso), le están pidiendo que “le hable claro de una vez al pueblo”.

Mi consejo es que se quede callada hasta que falte medio minuto para que venza el plazo de radicación de candidaturas. Los varones aquí no mandan; a santo de qué ese machismo electorero para presionarla. Sufran, señores, que ya bastante hemos sufrido nosotras por décadas de patriarcado, con los “caballeros” decidiendo si se lanzan o no, y nunca ninguna mujer les ha metido prisa.

Se me olvidaba decir que la candidata a la Comisaría Residente por el movimiento Victoria Ciudadana, gritó a los cuatro vientos que es estadista, cristiana y madre. Y que si sale electa, irá a Washington a exigir la estadidad.

Comprendo. El del Centro de Trauma que disponga el instrumental para una lobotomía. La de esta servidora que ha quedado neurológicamente en cero. Mi cráneo florece. Rosas, rosas, rosas en mis orejas crecen.


Otras columnas de Mayra Montero

jueves, 13 de agosto de 2020

Ánimo, candidatos: los espera un amigo

En vez de hacer campaña el sábado, rompiéndonos los tímpanos, sorpréndannos acercándose a los albergues, y búsquense un amigo fiel hasta la muerte. Como beneficio colateral, van a ganar un montón de votos, dice Mayra Montero

jueves, 13 de agosto de 2020

Unas elecciones en vilo y un plebiscito muerto

El plebiscito ‘Estadidad Sí o No’ ya está muerto y enterrado. La Junta de Control Fiscal no va a aprobar el desembolso de $3 millones para que el gobierno lleve a cabo un ejercicio que ya el subsecretario de Justicia federal dijo que no reconocen, dice Mayra Montero

martes, 11 de agosto de 2020

Despejen el cucarachero

Si Juan Ernesto Dávila tuviera un poco de amor propio, un ápice de sentido común, ya el domingo se tendría que haber ido. El pobre, creo que está persuadido de que lo valiente es quedarse, y nadie lo ha sacado de su error, dice Mayra Montero

lunes, 10 de agosto de 2020

A escobazos en el templo

Surja de sus cenizas el nuevo aparato electoral moderno. Como ningún candidato se atreverá a tocarlo, alguien deberá privarlo del oxígeno. Ya me entienden. Díganle adiós.