Wilma E. Reverón Collazo
💬

O’Neill: niño símbolo de lo malo de la política

Héctor O’Neill es el “niño símbolo” de todo lo que está mal en la política de este país. De cuna humilde se aferra al poder a través de su participación en una maquinaria política corrupta. Se convierte en protagonista principal y líder en el Partido Nuevo Progresista. Utilizando el gancho de la “ideología estadista”, por años logra perpetuarse como alcalde de "Guaynabo City”, donde elección tras elección los llamados “guainabitos” y el pueblo humilde de Guaynabo lo re-eligen a pesar de que era de conocimiento de todos lo que se comentaba con insistencia de presuntos ataques sexuales a empleadas del Municipio, el traqueteo y fraude electoral que salió a la luz pública en unas primarias en las que, como siempre, la soga partió por lo más finito y el alcalde escapó, una vez más, con impunidad absoluta.

Otras columnas de Wilma E. Reverón Collazo

lunes, 6 de noviembre de 2017

Una llama en la oscuridad de Puerto Rico

Wilma Reverón analiza la crisis del país, exacerbada tras el impacto del huracán María, y alude a “funcionarios testaferros”, entre otros cuestionamientos de actos que contrasta con la lucha genuina del pueblo

miércoles, 13 de septiembre de 2017

La urgencia alimentaria de Puerto Rico

La licenciada Wilma Reverón analiza la insuficiencia de víveres, entre otras carencias patentes, tras el golpe del mal tiempo asociado al paso cercano del huracán Irma

miércoles, 10 de mayo de 2017

Regresan los tiempos de canallas

La abogada Wilma Reverón reflexiona sobre las medidas recién adoptadas por el Gobierno y anticipa una ristra de medidas prohibicionistas para reprimir a quienes se pronuncien en contra de la administración de turno