Paul  Figueroa
💬

San Juan tras Fiona: una historia de dos ciudades

Nota del editor: te invitamos a mantenerte bien informado durante esta emergencia. Accede libre de costo a todas las noticias y actualizaciones relacionadas con el paso del huracán Fiona por Puerto Rico. Gracias por apoyar el periodismo responsable. Suscríbete hoy.

---

Esta mañana en San Juan hubo personas quienes se despertaron en sus hogares con aire acondicionado, se bañaron con agua caliente, desayunaron, llevaron a sus hijos a la escuela y luego se fueron a trabajar. Pero en San Juan también hay personas quienes se despertaron sin luz ni agua en sus hogares - en plena ola de calor extremo – sin poder trabajar, sin poder enviar a sus hijos a la escuela, sin tener comida porque luego del huracán Fiona, y sin energía eléctrica, la tuvieron que botar. Aún están lidiando con los daños ocasionados hace cinco años por el huracán María, algunos con toldos azules por techo. Tras Fiona, San Juan es una historia de dos ciudades bien distintas. ¿Qué nos muestra esta historia?

San Juan no es una ciudad pobre, sino una ciudad donde impera la desigualdad, escribe Paul Figueroa.
San Juan no es una ciudad pobre, sino una ciudad donde impera la desigualdad, escribe Paul Figueroa. (Vanessa Serra Díaz)

Primero, nos revela que el municipio de San Juan, la ciudad capital, a pesar de la base contributiva, el presupuesto y los servicios que tiene, no ha sabido manejar ni el dinero ni los servicios para el bien común. Ahora mismo hay una propuesta para construir un estacionamiento soterrado en el área del Parque Sixto Escobar, pero casi nadie habla de asignar fondos para desarrollar una infraestructura más resiliente a los desastres naturales y el cambio climático en la ciudad capital, ni de la redistribución de fondos y servicios para combatir las raíces de la pobreza y la precariedad.

Segundo, nos confirma que San Juan no es una ciudad pobre, sino una ciudad donde impera la desigualdad. Según estudios, Puerto Rico es el tercer país con más alto nivel de desigualdad económica en el mundo, y San Juan es el municipio donde hay más desigualdad económica en todo el país. Esta desigualdad se refleja en la rapidez con la que algunos sanjuaneros recuperan la “normalidad” después de un desastre natural en comparación con otros sanjuaneros de comunidades marginadas y con otros municipios del archipiélago.

Tercero, nos recuerda que el problema es el enfoque sistémico. Si en los cinco años después de María el gobierno no se preparó para la eventualidad de otro huracán, ni consideró el papel que la pobreza y la marginalidad juegan en la capacidad de una persona para recuperarse de un desastre, ni puso en efecto un plan para impactar directamente a las comunidades marginadas, en un país propenso a huracanes donde los pobres y clase trabajadora somos la mayoría, pues, el problema es sistémico. Entonces, para mitigar los efectos del cambio climático hay que considerar un cambio en el sistema.

Las condiciones en que vivimos hoy en San Juan tras el paso del huracán Fiona no se comparan con las que están viviendo las poblaciones del sur y el oeste. En comparación con la mayoría de los municipios de este país, San Juan, en cierto modo, ha recuperado su “normalidad”, pero esa recuperación es bien distinta dependiendo de la clase social y el código postal. San Juan es una historia de dos ciudades que se llaman desigualdad y privilegio.

LEE MÁS:

Huracán Fiona: solidaridad y activismo desde la diáspora, por Arlene Dávila

Gobierno al desnudo, por Johnny F. Rullán Schmidt

Más allá de la resiliencia: un país en constante recuperación, por Lilliam Pabón

Los estragos de Fiona: otra consecuencia del cambio climático, por Edwin Hernández Delgado

Fiona y los dos Puerto Rico, por Leo Aldridge

Otras columnas de Paul Figueroa

miércoles, 17 de agosto de 2022

Trump y la copa rota: Puerto Rico ante la violencia extremista

Es hora de que Puerto Rico empiece a considerar la crisis y la violencia existentes dentro de la sociedad estadounidense, algo que no nos traerá nada bueno, y el papel que Puerto Rico jugará ante esa posibilidad, escribe Paul Figueroa

miércoles, 8 de junio de 2022

Puerto Rico Status Act: es hora de crecer

La independencia nos proporciona las herramientas necesarias para crecer y manejar las situaciones que surjan sin competir ni depender de nadie y, mejor aún, sin perder nuestras raíces, escribe Paul Figueroa

jueves, 3 de febrero de 2022

El magisterio no quiere más mártires, quiere justicia

Si nuestro sentido común nos dice que en las escuelas hay unas necesidades básicas a las cuales cada estudiante tiene derecho, no es mucho pedir que se aplique ese mismo concepto a la clase magisterial, escribe Paul Figueroa

💬Ver comentarios
Popular en la Comunidad

Ups...

Nuestro sitio no es visible desde este navegador.

Te invitamos a descargar cualquiera de estos navegadores para ver nuestras noticias: