Iván Méndez

Punto de vista

Por Iván Méndez
💬

Un nuevo plan fiscal en tiempos de COVID

La Junta de Supervisión circuló el nuevo plan fiscal ajustado. Temo que, al igual que con el anterior, no habrá consenso y estaremos sujetos a la continua diatriba de lado a lado y a una total pérdida de tiempo. Mientras, seguimos hundidos en una quiebra de la cual cada día se hace más difícil salir. 

Si algo hemos aprendido desde el huracán María es la falta de creatividad, visión y sentido común de nuestra clase política y empresarial. El típico político es ideológico, paternalista y peor aún, populista con el dinero de otro. El empresario criollo, a su vez, busca arrimar la brasa para su sartén. Se jacta de capitalista en tiempos de vacas gordas pero cuando la piña se pone agria, no vacila en pedir cacao al gobierno de turno. Ambos aspectos han salido a la superficie durante la pandemia. 

Por su lado, el pueblo --en su inmensa mayoría y para sorpresa de muchos-- ha sido disciplinado. Ha seguido las directrices de un gobierno que improvisa y que, al sol de hoy, no ha sido transparente en cuanto a las pruebas disponibles, las hechas o al rastreo de los contagios. Nuestra clase empresarial, muy presta y creativa en desarrollar jingles y campañas publicitarias, se apresta a la apertura con una visión de que si se abren las compuertas todo regresará a la normalidad. La Junta, con una visión simplona, hace cirugía menor en el paciente (Puerto Rico), cuando lo que hace falta es una reconstrucción completa con un norte: ¿cómo usar esta experiencia para reconstruir y hacer las cosas mejor? Comparto algunas impresiones: 

1. Hay que restructurar el gobierno de arriba para abajo y profesionalizar el servicio público.

2. Hay que restructurar el sistema de salud para que sea sostenible prestar servicios a toda la población. Hay que moverse a un sistema universal con pagador único a la brevedad posible.

3. Hay que modernizar el ejercicio agrícola para movernos a la autosuficiencia alimentaria.

4. Hay que maximizar nuestra posición geográfica para darle vida al superpuerto y convertir el polo este (Roosevelt Roads), el sur (Puerto de Ponce), y el oeste (los puertos de Mayagüez y el aeropuerto Rafael Hernández) en portales de actividad económica y movimiento de mercancías y comercio de la región.

5. Hay que desarrollar una estrategia de país para atraer la manufactura de fármacos que perdimos a China, India e Irlanda.

Ya que tenemos que vivir con la Junta, que esta coja el timón en estos esfuerzos. De una manera apolítica y profesional, debe estructurar el plan para presentar al Congreso y buscar el apoyo del ejecutivo y legislativo federal. La Junta tiene acceso a los mejores consultores del continente: McKinsey y Boston Consulting, entre otros. Estos tienen la capacidad de organizar, articular y ejecutar el plan. Si se lo dejamos a nuestra clase política y empresarial cada cual halará para su lado y comenzará el canibalismo criollo otra vez. 

Finalmente, cualquier nuevo plan fiscal tiene que incluir renegociar la deuda. No puede haber dinero para los acreedores en un país donde en tres años seguidos hemos sufrido dos huracanes devastadores, terremotos y ahora la peor pandemia en los últimos 100 años. Hay que reinvertir en nuestra infraestructura y poner la casa en orden antes que pensar en pagar la deuda. 

No tengo todas las ideas y soluciones, pero no tengo que haber ido a Harvard para saber que aquí hay potencial, gente fajona, jóvenes creativos y barbas blancas dispuestas a ofrecer su sabiduría para echar a Puerto Rico adelante. Solo hay que remar juntos.


Otras columnas de Iván Méndez

sábado, 16 de mayo de 2020

Economía en tiempos de COVID-19

Cualquier incentivo debe dársele al ciudadano y que sea este quien tome la decisión de cómo utilizarlo. Dicho esto, hay que salvar ciertas industrias, dice Iván Méndez

jueves, 20 de julio de 2017

"It's the economy, stupid"

Iván Méndez argumenta que a la Junta de Supervisión Fiscal le corresponde trabajar por el desarrollo económico de Puerto Rico y el gobierno debe buscar qué áreas están prestas para lograr ese despegue.