Sonia Ivette Vélez Colón
💬

Veintitrés jueces y una no confirmación

Lograr la legitimidad -confianza- en el Poder Judicial de un país siempre es un desafío. El nuestro no es el único que recibe críticas y señalamientos por decisiones tomadas. Adjudicar representa la más difícil tarea que pueda corresponderle al imperfecto ser humano. Decidir a favor o en contra de uno u otro, otorgar o no el remedio, atender derechos fundamentales que atañen a la libertad, a la familia, a la propiedad, salud y educación y a tantos otros que impactan nuestra vida, es una muy ardua responsabilidad. La satisfacción con la decisión nunca será completa. Ese es el diseño del sistema y su importancia es, sin embargo, incuestionable. Este permite el orden, la seguridad social y el bienestar común que se persigue en un estado de derecho democrático. Cuando los seres humanos no somos capaces de atender por nosotros las controversias y adversidades que se nos presentan, y conseguir resolverlas sin elevar el conflicto, el árbitro independiente, no prejuiciado y preparado se torna indispensable.

Otras columnas de Sonia Ivette Vélez Colón

miércoles, 25 de mayo de 2022

Raphy Pina: el mensaje de una sentencia

Las armas destrozan nuestro país y es impermisible la existencia de cómplices en esta tragedia… Necesitamos un detente. Impera la necesidad de introspección, de educación y de frenar tanta agresión, escribe Sonia Ivette Vélez Colón

💬Ver comentarios
Popular en la Comunidad

Ups...

Nuestro sitio no es visible desde este navegador.

Te invitamos a descargar cualquiera de estos navegadores para ver nuestras noticias: