Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Millennials y redes sociales (horizontal-x3)
Los millennials tienen muy claro que todo lo que publiquen en las redes sociales, como Facebook y Twitter, se quedará perpetuamente en la Internet. (Foto: Shutterstock.com)

¿Eres una de esas personas que, cuando abre los ojos en la mañana, lo primero que hace es ver su Facebook o Twitter? Probablemente, eres de la generación X; la generación entre los 30 55 años. Esa es la generación que tiene hijos adolescentes y jóvenes entre los 18 y los 29 años de edad, los millennials o la generación Y. 

¿Has notado menos publicaciones de tus hijos en Facebook y Twitter? Probablemente, piensas que finalmente están siendo obedientes. ¡No cantes victoria! En vez de un sueño cumplido, podría ser tu peor pesadilla. ¿Sabías que más de 11 millones de millennials han abandonado Facebook desde el 2011?

Según un estudio reciente, el 49 % de los dueños de dispositivos móviles de este grupo prefieren utilizar aplicaciones de mensajería instantánea como Kik, Whatsapp, iMessage o Facebook Messenger. Otros optan por aplicaciones que les permiten borrar sus mensajes automáticamente, como Snapchat. ¿A qué se debe esta emigración de los millenials?

Conducta antisocial

Según un estudio realizado por la Asociación Americana de Psicología (APA, por sus siglas en inglés) también se le conoce como la generación del “Yo”. La personalidad de esta generación es más individualista y, en ocasiones, hasta narcisista. Es por esta razón que son amantes a los “selfies” y sus publicaciones tienden a ser más sobre sí mismos.

Perpetuo vs. Temporal

Los millennials tienen muy claro que todo lo que publiquen en las redes sociales, como Facebook y Twitter, se quedará perpetuamente en la Internet. También entienden que borrar estas imágenes de sus cuentas no garantiza que realmente desaparezcan. Otros no quieren que sus padres colapsen si ven una foto de su salida del viernes en la noche. Es por esto que optan por aplicaciones como Snapchat, que les garantiza que borrarán sus publicaciones al instante.

Privacidad

Si eres uno de esos padres que es “friend” (seguidor) de su hijo en Facebook para monitorear lo que publica y con quien habla, conoce que eso es cosa del pasado. Los millennials buscan solo compartir su contenido entre un círculo reducido de amigos. Estas nuevas aplicaciones les proveen más privacidad y les atrae el hecho de que, no importa lo que publiquen, no permanecerá ahí para siempre.

Patronos y universidades

Los patronos cada vez más realizan búsquedas de los perfiles de potenciales candidatos para llenar las vacantes de trabajo en sus empresas. De igual forma, muchas universidades también realizan búsquedas para otorgar o no admisiones y ayudas económicas a estudiantes. Esta práctica es cada vez más común y los millennials lo saben. Estos prefieren cuidar de su imagen personal y conseguir el empleo, o ser admitidos en la universidad.

El problema

El movimiento hacia aplicaciones de mensajería representa un problema para Facebook, Twitter y los padres. Para Facebook, será cada vez más difícil rastrear los “Likes” o “Me gusta” y los comentarios de los millennials. Los jóvenes tienen cuentas de Facebook, pero realmente no las usan excepto para ver qué publican otros. Prefieren compartir publicaciones de otros en vez de crear ellos mismos alguna publicación.

En otras palabras, escriben menos “estatus”. Esto implica que Facebook no puede detectar de qué cosas están hablando los millennials. Por tanto, se les hará más difícil mostrar anuncios a este segmento cuando una empresa pague por ello. ¿Tendrá Facebook que realizar nuevos cambios a su programación?

Twitter también está en problemas para monitorearlos, ya que los millennials tienden a tener múltiples cuentas de Twitter para evitar, precisamente, que los rastreen. Veremos qué hará Twitter al respecto.

Y están los padres. Si Facebook y Twitter tendrán problemas que pueden representar perder ingresos de millones de dólares, tú ni se diga. Ya no bastará con solo ser “amigo” de tu hijo en Facebook o su “follower” en Twitter. Ahora deberás ingeniártelas para averiguar qué aplicaciones de mensajería privada tu hijo o hija están utilizando.

Para el mundo digital, los millennials se han convertido en antisociales. A ti, sin embargo, no te quedará de otra que compartir más con tu millennial y ganar su confianza. Si lo logras, seguramente te incluya en su grupo de amigos de Whatsapp. O tal vez podría recibir un vídeo “snap” a diario vía Snapchat. Mi consejo es que procures verlo enseguida antes de que se borre. Solamente tendrás 24 horas.

La autora es consultora de negocios en mercadeo digital y servicio al cliente. Es fundadora del World ADHD Organization (WAO!), una organización que orienta, sirve y aboga por los derechos de quienes padecen de déficit de atención. Tiene un Bachillerato en Administración de Empresas con concentración en Contabilidad, estudios de maestría en Consejería Psicológica, Literatura, Ciencia y Lenguas Extranjeras. Para información, accede a www.ivelissearroyo.com o llama al 939-881-3197.


💬Ver 0 comentarios