PRESENTADO POR
Puerto Rico Saludable
Se adhiere a los criterios de The Trust Project
Agradecer nos hace saludables

Una persona que encuentra razones para agradecer, también encuentra, en el proceso, mayor felicidad en su día a día y la capacidad de construir relaciones interpersonales más saludables

Es natural que, si el agradecimiento reduce la tristeza, la ansiedad y el estrés, entonces, va a ser una gran medicina para la salud cardiovascular. (Shutterstock)

Todos conocemos personas que viven su vida quejándose, enfocándose en lo que han perdido o se fue, no aprovechando la oportunidad de ver las múltiples bendiciones que tienen de frente. Pero, lo cierto es que la forma en que percibimos la vida define cómo reaccionamos a ella.

Puedes ver esas pérdidas que has tenido como oportunidades para crecer y aprender, siendo capaz de agradecerlas, o puedes escoger verlas a través de los ojos de una víctima, sintiéndote menos porque la vida te ha dado duro.

Lo que muchos desconocen es que, independientemente de la fortaleza espiritual que llega con el agradecimiento, agradecer también trae múltiples beneficios a la salud. En el tema de salud mental, por ejemplo, se ha encontrado en estudios que los síntomas de la depresión y la tristeza disminuyen cuando somos agradecidos.

Es natural que una persona que encuentre razones para agradecer, también encuentre, en el proceso, mayor felicidad en su día a día y la capacidad de construir relaciones interpersonales más saludables.

También se ha encontrado que el agradecimiento baja nuestros niveles de ansiedad. La ansiedad es el resultado de vivir en el futuro o en el pasado, y cuando agradecemos estamos enfocados en el presente, en lo que tengo y reconozco hoy en mi vida. Ese cambio de percepción es suficiente para permitirnos respirar el momento y vivir en el hoy, en el aquí y en el ahora. Eso significa vivir con menos estrés, no porque no haya caos afuera, sino porque el agradecimiento se convierte en el ancla que nos mantiene en paz y en balance por dentro.

Es natural que, si el agradecimiento reduce la tristeza, la ansiedad y el estrés, entonces, va a ser una gran medicina para la salud cardiovascular. Todos conocemos que nuestro cuerpo responde a nuestras emociones, y existen múltiples estudios que comprueban que el bienestar que nace del agradecimiento aporta positivamente a nuestro corazón. Por ejemplo, un estudio del 2021, señaló que llevar un diario de agradecimiento y escribir aquello por lo cual estamos agradecidos, puede hacer que nuestros corazones latan más lentamente, más aún, si lo acompañamos de una respiración sincronizada a nuestros latidos.

Te invito a que hoy te sientes y escribas aquello que tienes a tu alrededor que te hace feliz: seres que aportan a tu vida; eso que te hace reír; aquello que ves y hace que tu corazón se expanda en amor y compasión. Puede ser desde algo tan sencillo como ser testigo de un espectacular amanecer o algo tan complicado como haber trascendido un dolor físico o emocional que se fue transformando para bien. Te deseo muchas oportunidades de agradecimiento hoy y siempre.

Lily García es motivadora, “coach” de vida y colaboradora de MCS.

Esta es una colaboración educativa de MCS. Para más información sobre MCS, sus iniciativas y programas innovadores de salud, visita www.mcs.com.pr o conéctate a través de las redes sociales Facebook, Instagram, X y LinkedIn bajo la clave: @MCSPuertoRico. También puedes visitar cualquiera de los Centros de Servicio, convenientemente localizados a través de todo Puerto Rico.

BrandStudio
Este contenido fue redactado y/o editado por el equipo de GFR Media.

Ups...

Nuestro sitio no es visible desde este navegador.

Te invitamos a descargar cualquiera de estos navegadores para ver nuestras noticias: