La risoterapia ayuda a reducir la ansiedad y el estrés, alivia los síntomas de la depresión, distrae las preocupaciones, corta los pensamientos negativos y refuerza la autoestima, entre otros beneficios. (Shutterstock)

Sí, vivimos en un mundo de estrés y situaciones difíciles, aún así, la risa no puede faltar. Natural, espontáneo o fingido, el tipo no importa, pues, con sonreír, reír o soltar carcajadas, se liberan las tensiones y recibes beneficios físicos y emocionales. Por esto existe la risoterapia. Se trata de “dinámicas o ejercicios psicoterapéuticos que promueven la desconexión de las preocupaciones a través del juego y de la risa”, explicó Melissa Merced Gómez, terapeuta integral de la risa y bienestar.

“La risoterapia ayuda a reducir la ansiedad y el estrés, alivia los síntomas de la depresión, distrae las preocupaciones, corta los pensamientos negativos, refuerza la autoestima, ayuda a tratar positivamente los problemas, potencia las capacidades intelectuales, permite estrechar relaciones, aumenta la confianza, la cooperación y la solidaridad. Además, facilita la comunicación entre las personas, ayuda prevenir conflictos y relaja el organismo”, mencionó Merced.

Por si fueran pocos, la terapeuta afirmó que al reír “se fortalecen alrededor de 400 músculos de nuestro cuerpo”. “Solo 5 minutos de risa son equivalentes a 45 minutos de ejercicios aeróbicos, ¡imagina el poder que tiene el reírse! Además, ayuda a aumentar la circulación, incrementa el ritmo cardiaco, mejora la digestión, elimina las toxinas de los ácidos grasos, fortalece el sistema inmunológico, quema más calorías, entra más oxígeno a nuestros pulmones, se liberan las endorfinas o las hormonas de la felicidad (dopamina, serotonina, oxitocina y endorfinas) que son analgésicos naturales y contrarrestan el dolor. Así que estas cuatro hormonas lo que hacen “es como una bomba de felicidad, por lo que nos sentimos optimistas, relajados, felices y sobre todo, motivados, por eso ayuda con la depresión”, afirmó la cagüeña de 41 años.

Por todos estos beneficios, aquí te presentamos un regalo especial que puedes brindarle a tus seres queridos esta Navidad, son diez actividades que les harán reír a carcajadas.

Actividad #1: Que tu reflejo te haga reír

Puedes mirarte al espejo y reírte a carcajadas sin ningún tipo de motivación ni estímulo. Simplemente te miras al espejo y comienzas a reírte porque, de hacerlo, estás enviándole un mensaje al cerebro y vas a segregar las hormonas de la felicidad. Ya sea fingido o no, vas a obtener el mismo beneficio. De solo hacerlo, vas a estar riéndote de verdad porque te estás mirando riéndote sin ganas.

Actividad #2: Simula una sonrisa

Coloca un lápiz, bolígrafo o palito entre los dientes, así estás haciendo el movimiento de una sonrisa. Con simplemente dejar el palito ahí, estás enviándole una señal al cerebro de que te estás riendo. Si lo haces en grupo, de solo mirarse cómo tienen el palito y cómo hablan, van a empezar a reírse de verdad.

Actividad #3: Estiramiento de la risa

Se trata de estirar todo tu cuerpo mientras ríes. Tienes que levantarte en puntitas, expandir los brazos bien abiertos y, mientras tanto, te ríes. Luego bajas los brazos y las piernas y dejas de reírte. Entonces, repites el estiramiento junto con la risa. Cuando te ves haciendo esto o ves a otros hacerlo, vas a empezar a reírte y otros pueden contagiarse con la risa.

Actividad #4: Respira y ríete

En este ejercicio tomas una respiración bien profunda y te ríes suavecito, tomas otra respiración profunda y le subes al tono de la risa y, después de la tercera respiración, te ríes a carcajadas. Este ejercicio es como para conectarte, puede servir para pasar un mal humor, algún coraje o, simplemente, si estás manejando una emoción. Así, liberas esos sentimientos y emociones que estás experimentando.

Actividad #5: Risas caseras

A veces, tenemos ganas de gritar y tenemos miedo de que digan que estamos locos o que pasa algo. En vez de gritar, ríete. Lanza una carcajada porque sí. Puedes hacerlo en el trabajo, te puedes reír de la nada y, si el ambiente está tenso, la gente te va a mirar, pero se van a empezar a reír también y el ambiente cambia, seguramente baja la tensión.

Actividad #6: Muecas para reír en pareja

Te paras frente a otra persona y ambos se ponen a hacer muecas con el rostro y movimientos extraños con su cuerpo. Obviamente, te vas a reír con las ocurrencias de esa persona. Es una actividad muy buena porque la gente siempre se las ingenia y hace unas muecas que uno no espera. Pueden hacer el reto de quién se va a reír primero. Es una actividad excelente para hacerla con niños.

Actividad #7: Hacer ruidos de animales

Esta actividad promete. Las personas se reúnen y cada uno trata de imitar a un animal. La dinámica de escuchar los ruidos asegura muchas carcajadas.También pueden cerrar los ojos y, a la cuenta de tres, todos hacen los ruidos al mismo tiempo. Siempre alguien tiene un sonido gracioso que provoca las risas de todos.

Actividad #8: Batida de risas

Es simular que tienes dos vasos, uno en cada mano. En uno simulas que tienes la leche, en el otro tienes otro ingrediente. Entonces, levantas la mano derecha y haces como si echaras algo en el vaso que tienes en la mano izquierda y viceversa. Mientras haces esto te ríes. Luego, unes los dos brazos al centro y vas mezclando como si estuvieras haciendo un mix mientras sigues riéndote. Luego, simulas que te tomas la batida que preparaste y lo haces riendo a carcajadas como pareciendo que se te está derramando.

Actividad #9: Diferentes risas

Esta actividad se realiza en grupo. Puedes hacer un círculo y la primera persona hace una risa llorando, el otro hace una risa tonta, otro una risa sin ánimo, además pueden tratar de hacer una risa con cara molesta y, como ambas cosas no se pueden hacer, pues se reirán de lo lindo.

Actividad #10: Metaverso Cacajadaland

La risa promete divertirte donde sea, así que Melissa Merced creó un espacio de la realidad virtual en el metaverso, desde la plataforma Spatial. Allí encontrarás un espacio llamado Carcajadaland, donde disfrutarás de ejercicios de risoterapia en tiempo real. Puedes trasladarte a través de un laberinto con el avatar que puedes crear, ver información y galerías de fotos, además participar de diversos juegos interactivos que te llevarán literalmente a “morirte” de la risa.

“Tengo mi propio metaverso donde las personas pueden entrar y disfrutar los ejercicios de risoterapia en tiempo real. Soy la primera que voy a tener esa experiencia virtual. Esta es una herramienta poderosa que lo que busca es el bienestar y salud de las personas a través de la realidad virtual. La persona se conecta a hacer los ejercicios y los puede hacer también en familia y con amistades. Va a ser algo innovador y de mucho valor para la sociedad. Al momento hay unos detalles que faltan, pero ya las personas pueden entrar, explorar y decirme qué les parece”, dijo la creadora del espacio virtual que espera esté totalmente listo para mediados de diciembre.

La autora es periodista colaboradora de Puerto Rico Saludable.

BrandStudio
Este contenido fue redactado y/o editado por el equipo de GFR Media.

Ups...

Nuestro sitio no es visible desde este navegador.

Te invitamos a descargar cualquiera de estos navegadores para ver nuestras noticias: