El canciller de Cuba, Bruno Rodríguez, habla ante la 74ta sesión de la Asamblea General de las Naciones Unidas. (AP/Richard Drew)

La Habana —Bruno Rodríguez Parrilla, ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, afirmó hoy, durante su intervención en el período 74 de sesiones de la Asamblea General de la ONU, que la decisión de Estados Unidos de retirar el privilegio de visa a Raúl Castro Ruz y su familia es una “migaja electorera”.

El Canciller cubano calificó como “burdas calumnias” el anuncio del Departamento de Estado, que informó que Castro Ruz, primer secretario del Partido Comunista de Cuba y General de Ejército, no podrá recibir visa para la entrada a Estados Unidos, una medida que calificó de “poco práctica y que está dirigida a ultrajar la dignidad cubana”.

“Es una migaja electorera que se lanza la extrema derecha cubanoamericana y refleja la bajeza a la que debe acudir este gobierno estadounidense ahogado en la corrupción y mentira”, expresó el jefe de la doplomacia cubana ante la Asamblea General de la Organización de las Nacionaes Unidas (ONU).

El gobierno estadounidense vetó esta semana el privilegio de Castro Ruz y de sus hijos de recibir visa para entrar a Estados Unidos por “graves violaciones de derechos humanos” y por la vinculación de Cuba a la crisis venezolana.

El Departamento de Estado emitió un comunicado en el cual “designa públicamente (como sancionado) a Raúl Modesto Castro Ruz (...) debido a su implicación en graves violaciones de derechos humanos”.

Castro Ruz fue presidente del país desde el 2006, puesto que entregó el año pasado, y según Estados Unidos, “encabeza un sistema que detiene arbitrariamente a miles de cubanos y mantiene prisioneros a más de 100 prisioneros políticos. Como Primer Secretario de las Fuerzas Armadas de Cuba (cargo incorrecto), Castro es responsable por la acciones de Cuba para mantener el pasado régimen de Maduro en Venezuela mediante la violencia, la intimidación y la represión”.

La medida que también afecta a los hijos del exmandatario, Alejandro Castro Espín, Deborah Castro Espín, Mariela Castro Espín y Nilsa Castro Espín, además de ordenar la confiscación de los bienes de Castro Ruz en Estados Unidos.

La medida de Estados Unidos no tendrá ningún efecto directo en los intereses de Castro Ruz, quien solamente ha visitado el país en dos ocasiones, la más reciente en 2015, para participar en trabajos de la ONU. Además, los miembros activos del PCC normalmente no reciben visado de Estados Unidos, a menos que viajen para fines diplomáticos, deportivos o culturales.

Rodríguez Parrilla habló ante de la ONU de diversos temas y afirmó que “la agresión económica (por parte de Estados Unidos), por muy dura que sea, las amenazas y chantajes, no nos arrancarán ni una sola concesión”

Expresó que “quien conozca la historia de los cubanos en la larga lucha por lograr la emancipación y en la firme defensa de la libertad y la justicia conquistadas”.

En sus palabras ante el máximo órgano multilateral internacional, el canciller caribeño denunció “los impedimentos para el abastecimiento de combustible, los escollos adicionales al comercio exterior, la persecución a las acciones bancarias y financieras, y la limitación a los intercambios y viajes entre ambos pueblos y de los emigrados cubanos en Estados Unidos con sus familias”.

Rodríguez Parrilla expresó que “cada año el gobierno de Estados Unidos destina decenas de millones de dólares del presupuesto federal a la subversión política con el ánimo de confundir y debilitar la unidad de nuestro pueblo”.

Indicó que la relación entre Cuba y Venezuela se basa “en el respeto mutuo y la verdadera solidaridad” y llamó a la comunidad internacional “a tomar conciencia de los hechos contra el pueblo venezolano y reclamar el cese de medias coercitivas unilaterales, rechazar el uso de la fuerza y alentar el diálogo respetuoso”.


💬Ver 0 comentarios