Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Ada Rosa Rivera profesora junto a los estudiante de la Escuela de Artes Plásticas y Diseño de Puerto Rico. (horizontal-x3)
Ada Rosa Rivera profesora junto a los estudiante de la Escuela de Artes Plásticas y Diseño de Puerto Rico. (Leydis Tassé Magaña)

Por Leydis Tassé Magaña / Especial para El Nuevo Día

Santiago de Cuba - El sentimiento progresista e independentista puertorriqueño ha estado presente en las exposiciones de artes plásticas de jóvenes boricuas durante la edición 38 del Festival del Caribe, también llamado “Fiesta del Fuego”, que vive hoy su cuarta jornada en la ciudad de Santiago de Cuba.

Este viernes, estudiantes de la Escuela de Artes Plásticas y Diseño de San Juan, inauguraron en la Casa del Estudiante Josué País, de la urbe santiaguera, la muestra “Emerger de la interpretación”, que incluye una treintena de obras de 12 creadores entre 18 y 23 años de edad, así como de tres profesores.

Creemos que la cultura y realidad puertorriqueñas son distorsionadas por el colonizador; de ahí el título de la exposición, la cual refleja lo que hemos podido conservar de nuestras raíces”, resaltó Rocío Tejada López, al tiempo que celebró la oportunidad de llevar su arte a una institución santiaguera y de compartir con jóvenes que, como ella, están apasionados por el mundo de los colores y pinceles.

Nitzayra Leonor Canales Dalmau, también discípula de la sanjuanera Escuela de Artes Plásticas y Diseño,  comentó que desde la especialidad a la cual se dedica, el grabado, ha querido transmitir su experiencia como mujer joven, negra y caribeña, específicamente a través de motivos estéticos vinculados al cabello afro.

“En Santiago de Cuba la gente es maravillosa, me siento como en casa, muchos hasta me han preguntado si soy cubana”, manifestó con una amplia sonrisa la muchacha, cuya estampa hace evocar la mixtura racial y cultural caribeña, esa que hace posible encontrar unos ojos un poco achinados en un rostro de ébano.

La presencia en la inauguración del Salón Internacional del Caribe ha integrado el programa de los educandos borinqueños, que apreciaron las piezas de sus compatriotas junto a las de 38 artistas cubanos, y también de  México, Colombia, Perú, Guadalupe, Dinamarca, Bélgica, España, Francia y Alemania.

Otra de las principales actividades de los estudiantes puertorriqueños en la Fiesta del Fuego es la confección de un mural junto a sus homólogos santiagueros, en el Taller Cultural Luis Díaz Oduardo, donde también compartirán con alumnos de Argentina y México.

Son ellos jóvenes hermanados por la cultura y el sentimiento caribeño; muchachos y muchachas de autenticidad creativa, como Nitzayra y Rocío, quien reconoció haber encontrado una inspiración en las colografías del pintor, grabador y escultor cubano Eduardo Roca Salazar (Choco), Premio Nacional de Artes Plásticas 2017, y que también participa en el festival.

Ese jolgorio, dedicado en esta edición a la Isla del Encanto, concluirá el lunes nueve,reafirmándose el encuentro de cultura popular y tradicional de mayor convocatoria en la región caribeña, y uno de los más importantes del mundo.


💬Ver 0 comentarios