El presidente Joe Biden saluda desde lo alto de los escalones del Air Force One en la base de la Fuerza Aérea Andrews, Maryland.
El presidente Joe Biden saluda desde lo alto de los escalones del Air Force One en la base de la Fuerza Aérea Andrews, Maryland. (The Associated Press)

Washington D.C. - El presidente Joe Biden hizo esta tarde campaña en favor de cambiar las reglas del Senado –lo que, por lo menos, dos de sus senadores y la unanimidad de los republicanos no están dispuestos a hacer–, para aprobar medidas de reforma electoral que cree necesaria para frenar leyes estatales que pueden restringir el acceso a las urnas.

“Lo hago claro. Protejan la democracia”, dijo Biden, en un mensaje en Atlanta, Georgia, al respaldar un cambio en la regla del filibusterismo –que requiere 60 votos para llevar una medida a votación–, cuando se trate de legislación dirigida a proteger el derecho al voto.

Al destacar que Birmingham, Selma y Atlanta son “la cuna de los derechos civiles”, Biden –quien fue senador por 36 años–, afirmó que Estados Unidos se encuentra en una encrucijada como consecuencia de los esfuerzos del expresidente Donald Trump por invalidar el resultado de las presidenciales de 2020 y restar credibilidad al sistema electoral, junto a los cambios a normas electorales en estados dominados por los republicanos.

Estamos en un momento definitorio. La historia va a juzgar esto”, dijo Biden, quien ha advertido que después del acto de insurrección contra el Congreso del 6 de enero de 2021, en el que turbas pro Trump interrumpieron el conteo de votos del colegio electoral y las mentiras del expresidente, la democracia sigue bajo amenaza.

El líder de la mayoría demócrata del Senado, Charles Schumer (Nueva York), ha anunciado que, tan pronto como esta semana y a más tardar el lunes, llevará a cabo una votación dirigida a eliminar la regla del filibusterismo por mayoría con respecto a un proyecto de reforma electoral.

Pero, en un Senado dividido 50 a 50, los senadores demócratas Joe Manchin (Virginia Occidental) y Kyrsten Sinema (Arizona) han rechazado eliminar el filibusterismo, lo que anticipa que ese nuevo esfuerzo va a fracasar.

“Necesitamos algunos buenos cambios en las reglas para que el lugar funcione mejor, pero deshacerse del obstruccionismo no hace que funcione mejor”, dijo hoy Manchin, según CNN.

Ante el rechazo de los 50 republicanos a los cambios electorales que proponen los demócratas, no es posible avanzar esas medidas –que requieren hoy 60 votos para ir a votación final–, sin un cambio en las reglas del Senado.

Según el centro Brennan, de tendencia liberal, 19 estados aprobaron en 2021 34 leyes que hacen más restrictivo el derecho al voto, al limitar, por ejemplo, los días de votación anticipada y el número de buzones para depositar papeletas por correo.

Legislaciones demócratas pendientes en el Senado persiguen, entre otras cosas, restablecer la supervisión federal cuando gobiernos locales y estatales hacen cambios a leyes electorales, y normas generales para identificar votantes.

También buscan asegurar por lo menos 15 días de voto adelantado, establecer normas federales sobre el voto por correo y permitir que las personas se registren y voten el mismo día de una elección federal.

“Cuando estos proyectos de ley lleguen a votación, marcarán un punto de inflexión en esta nación. ¿Elegiremos la democracia sobre la autocracia, la luz sobre la sombra, la justicia sobre la injusticia? Sé dónde estoy parado. No me rendiré. No me inmutaré. Defenderé tu derecho al voto y nuestra democracia contra todos los enemigos extranjeros y domésticos. Entonces, la pregunta es ¿dónde se ubicará la institución del Senado de los Estados Unidos?”, señaló Biden en su mensaje en Atlanta.

Biden sostuvo que “la amenaza a nuestra democracia es tan grave que debemos encontrar la manera de aprobar estos proyectos de ley de derecho al voto... Debatan, voten, dejen que prevalezca la mayoría... No tenemos otra opción que cambiar las reglas del Senado, incluida la eliminación del filibusterismo”.

Hizo alusión a las nuevas normas en Georgia que prohiben, entre otras cosas, que gobiernos envíen papeletas electorales a votantes que no la han solicitado, que reduce el tiempo para solicitarlas, limita los buzones para depositar votos por correo y criminaliza el darle agua o comida a electores que están en la fila de votación.

Biden recordó además la presión de Trump a funcionarios electorales en Georgia y otros estados. Mencionó la llamada que hizo Trump al secretario de Estado de Georgia para decirle que necesitaba 11,700 votos para poder vencer a Biden en ese estado.

El presidente de Estados Unidos inició su visita a Atlanta en la Iglesia Bautista Ebenezer que una vez lideró el ícono de los derechos civiles Marthin Luther King, hijo. Llegó a la iglesia junto al senador demócrata por Georgia Raphael Warnock, quien también lidero esa congregación.

Aunque Biden fue a Atlanta, Georgia, acompañado de los legisladores demócratas de ese estado y miembros del Caucus Negro del Congreso, activistas pro derechos civiles –incluida la aspirante demócrata a gobernadora del estado, Stacey Abrams–, no asistieron al evento. Biden dijo que habló hoy con Abrams, quien le indicó que tenía conflictos de calendario.

Algunos líderes pro derechos civiles han subrayado que consideran que el presidente Biden ha puesto su atención muy tarde en el tema electoral. Biden sostuvo que ha tenido conversaciones por meses con senadores, pero que ya está cansado “de estar callado”.

Muchos líderes republicanos –incluido el jefe de la minoría cameral, Kevin McCarthy (California)–, han cerrado filas con el expresidente Trump, a pesar de sus mentiras y de haber sido imputado por la Cámara baja de incitar a la insurrección.

Pero, incluso el líder de la minoría republicana del Senado, Mitch McConnell (Kentucky) –a quien Trump ve como su enemigo político–, ha advertido de las consecuencias de cambiar las normas del Senado de Estados Unidos.

“Si los demócratas vuelan en cantos las reglas del Senado, millones de estadounidenses dejarán de tener voz en el Senado. Estados enteros quedarían excluidos. Los principales demócratas han flotado por años (la idea de) romper las reglas. No se trata de nuevas leyes electorales. Se trata de silenciar a los votantes que incomodan a los demócratas”, indicó McConnell en Twitter.

McConnell sostuvo que en vez de los proyectos demócratas, el Senado debe considerar una legislación para reforzar la ley que regula el conteo de votos de una elección presidencial. Schumer no lo ha descartado, pero sostuvo que ese es un asunto que no guarda urgencia de cara a las elecciones legislativas de medio término, en noviembre.

Diversas voces han advertido de cómo se han elevado las amenazas contra la democracia estadounidense desde la presidencia de Trump.

Una encuesta reciente del periódico USA Today y la Universidad de Suffolk reveló que el 80% de los estadounidenses piensa que el futuro de la democracia está en peligro en Estados Unidos. Pero, un 58% de los republicanos todavía cree que Biden fue electo ilegítimamente.

Mientras, una encuesta de The Washington Post y la Universidad de Maryland reveló que el 34% de los estadounidenses puede justificar actos de violencia contra el gobierno, los generales jubilados del Ejército Paul Eaton, Antonio Taguba y Steven Anderson advirtieron el pasado 17 de diciembre que la gran preocupación debe ser que un golpe de estado tenga éxito la próxima vez.

💬Ver comentarios