Joe Biden y Donald Trump. (AP Photo/File) (Patrick Semansky)

Washington D.C.- El presidente Donald Trump se expresa optimista por los resultados de las más recientes encuestas, pero a una semana de las elecciones generales no ha podido descontar de forma significativa el liderato de Joe Biden.

“Estamos ganando por cuatro puntos en Florida”, dijo Trump el lunes en Pensilvania, al citar la encuesta Rasmussen, en algunos estados.

De las últimas cinco encuestas en Florida, el estado péndulo más importante de estas elecciones, Biden -candidato presidencial demócrata – está al frente en tres. El promedio de encuestas de Real Clear Politics les presenta nivelados.

A una semana de las elecciones, el exvicepresidente Biden mantiene una ventaja más amplia en las encuestas de lo que tenía Hillary Clinton en 2016 sobre el republicano Trump. Los demócratas, sin embargo, dicen que no se confían.

Según el promedio de encuestas que calcula Real Clear Politcs, la ventaja de Biden en la intención de voto a nivel nacional es de 7.2%, un poco menos que hace una semana, cuando era de 8.9%.

Pero, los estudios sobre la intención de voto en los estados que están en batalla y decidirán la elección, como Florida, Pensilvania, Michigan, Carolina del Norte, Georgia, Minnesota, Wisconsin, Arizona y Iowa, casi no han variado en la última semana.

Biden sigue al frente claramente en Pensilvania (4.5%), Michigan (9%), Wisconsin (5.5%) y Minnesota (6%), mientras están estadísticamente empatados en los demás, incluido Florida, donde la ventaja de Trump es de 0.4%.

Aunque los demócratas no ganan Texas desde 1976 y Georgia desde 1992, algunos de sus estrategas piensan que tienen oportunidades de dar la sorpresa en esos dos estados. Según el promedio de encuestas, Trump mantiene una ventaja de 3.2% en Texas. En Georgia, Trump solo obtiene 0.4% más que Biden.

Más de 67 millones de electores ya han ejercido su derecho al voto, por correo o por adelantado de forma presencial, lo que representa prácticamente la mitad de los votos emitidos en 2016.

La noche electoral va a ser larga y es probable que no se conozca quien ganó al cerrar ese día, dijo el estratega demócrata puertorriqueño Federico de Jesús Febles, quien fue portavoz para asuntos hispanos de la primera campaña presidencial de Barack Obama y también trabajó con la ahora speaker Nancy Pelosi.

Si llegan resultados favorables para Biden en estados como Georgia, Arizona, Iowa y Carolina del Norte – los que Trump ganó en 2016-, el 3 de noviembre a ser una gran noche para el candidato demócrata a la Casa Blanca, indicó De Jesús Febles.

No hay estados péndulos más importantes que Florida y Pensilvania, que tienen 29 y 20 votos, respectivamente, de los 538 votos del colegio electoral estadounidense. Trump ganó ambos estados en 2016.

Hay consenso de que es improbable que Trump alcance la mayoría de los votos del colegio electoral, 270, sin ganar Florida.

Pero, Javier Ortiz, colaborador de la campaña de Trump y quien fue parte de su comité de transición, rechazó que Florida sea un estado de vida o muerte política en esta elección para el presidente de Estados Unidos.

“Creo que hay más de una forma de llegar al número mágico del colegio electoral”, según Ortiz.

Para Ortiz, el avance reciente de Trump en las encuestas refleja - al igual que los mítines que convoca y desafían la pandemia del coronavirus-, que es el candidato que tiene el impulso en la recta final.

A Biden, ganar en Pensilvania, donde Trump también venció en 2016, puede ser crucial. “Hay filas bien largas” para votar por adelantado en Filadelfia, dijo Frederick Vélez, director nacional de Participación Cívica de la Federación Hispana, que promueve el voto de la comunidad latina en ese estado.

Al hablar de caravanas que se dieron el pasado fin de semana en localidades como Allentown y Lancaster, Vélez señaló que “los latinos van a decidir Pensilvania al final del día, y el grupo más grande (entre los hispanos) lo representan los puertorriqueños”.

Si Biden lograra retener todos los estados que ganó Hillary Clinton en 2016, y ganar Pensilvania, Wisconsin y Michigan, que decidieron la elección de hace cuatro años, vencería a Trump el martes próximo.

La más reciente encuesta de la Universidad de Wisconsin, publicada el lunes, coloca a Biden con una ventaja de 9% (53-42). El presidente Trump ganó Wisconsin por unos 22,000 votos.

Barry Burden, profesor de Ciencias Políticas y director del Centro de Investigación Electoral de la Universidad de Madison, señaló que es la primera vez que en sus encuestas para esta elección la ventaja es “estadísticamente significativa aún tomando en cuenta el margen de error”.

En Michigan, donde Trump ganó por el menor margen de las elecciones de hace cuatro años (10,704 votos), Biden tiene hoy una ventaja de 9.4% en el promedio de encuestas que calcula Real Clear Politics.

En esta elección, los republicanos defienden su pequeña mayoría de 53-47 en el Senado, en momentos en que 23 de los 35 escaños en disputa son republicanos. “Creo que el Senado se queda republicano”, dijo Ortiz.

De Jesús Febles, sin embargo, piensa que si como proyectan las encuestas Biden va a ganar, la ola demócrata se extenderá al Senado.