Se adhiere a los criterios de The Trust Project
La industria de la salud de Puerto Rico pide al Congreso presionar a Biden para mejoras en Medicare Advantage

Tienen esperanza en lograr resultados de cara a la evaluación que hace el gobierno federal sobre las tarifas de pago para 2025

5 de febrero de 2024 - 10:36 PM

Roberto Pando, presidente de MMAPA, durante una sesión informativa en el Congreso. (Suministrada)

Washington D.C. – Los planes Medicare Advantage de Puerto Rico y otros sectores de la industria de salud reclaman, esta semana, a miembros del Congreso que aviven la presión sobre la administración de Joe Biden para que se apruebe un aumento en los pagos que reciben, que cierre la brecha frente a los estados y, por lo menos, los equipare con las Islas Vírgenes estadounidenses.

En momentos en que la jefatura de los Centros de Servicios Medicaid y Medicare (CMS) ha pedido comentarios sobre “enfoques de ajustes alternativos” para los pagos a los planes Medicare Advantage de Puerto Rico, de cara a establecer, a más tardar, el 1 de abril la tarifa de 2025, el presidente de la Asociación de Productos Medicaid y Medicare Advantage de Puerto Rico (MMAPA), Roberto Pando, encabezó el llamado al Congreso en una sesión informativa para asesores de legisladores federales.

“Si el Departamento de Salud federal y el secretario de Salud, Xavier Becerra, no intervienen hay un riesgo real que la brecha y la disparidad que existe continúen”, dijo Pando a El Nuevo Día, quien, como el gobernador Pedro Pierluisi, describió como un paso de avance la apertura mostrada por CMS.

Al anunciar las tarifas preliminares que proponen para 2025 para Medicare Advantage en Estados Unidos - con un aumento de 3.7%-, CMS solicitó “comentarios sobre enfoques de ajustes alternativos que puedan ser apropiados en Puerto Rico”. Pando sostuvo que, para esta semana, esperan tener listo el estimado del impacto de la tarifa preliminar en Puerto Rico.

Sin embargo, señaló que, por el momento, “queremos que todo el mundo envíe comentarios a CMS”.

Con el apoyo del gobierno de Puerto Rico, miembros del Congreso y 21 asociaciones privadas, MMAPA ha impulsado que, de cara al 2025, se equiparen los pagos a sus planes con los que se otorgan a los planes Medicare Advantage en las Islas Vírgenes estadounidenses. Carlos Mellado, secretario de Salud de la isla, ha estimado que esto representaría un impacto de entre $1,000 millones y $1,200 millones anuales, y rendiría beneficios tanto a proveedores como a pacientes.

En la sesión informativa del lunes – auspiciada por la comisionada residente en Washington, Jenniffer González, y el congresista demócrata puertorriqueño, Darren Soto (Florida)-, participaron Pando; el presidente de la Asociación Médica de Puerto Rico, Yussef Galib-Frangie; la presidenta de la Universidad Central del Caribe (UCC), Waleska Crespo; y el cardiólogo José Novoa, presidente del presidente del Comité de Principales Oficiales Médicos de MMAPA.

El ex gobernador Luis Fortuño presenta un panel de la industria de la salud de Puerto Rico: el cardiólogo José Novoa; el presidente de la Asociación de Productos Medicaid y Medicare Advantage, Roberto Pando; y la presidenta de la Universidad Central del Caribe, Waleska Crespo.

Foto suministrada, Sandy Schaeffer
El ex gobernador Luis Fortuño presenta un panel de la industria de la salud de Puerto Rico: el cardiólogo José Novoa; el presidente de la Asociación de Productos Medicaid y Medicare Advantage, Roberto Pando; y la presidenta de la Universidad Central del Caribe, Waleska Crespo. Foto suministrada, Sandy Schaeffer (Suministrada)

El grupo fue presentado por el exgobernador Luis Fortuño, cabildero de MMAPA y ahora socio del bufete internacional ReedSmith. Junto a miembros de la Cámara de Comercio, Pando dijo que tienen previstas entre 10 y 15 reuniones con miembros del Congreso.

“Dado al gran número de nuestra población que depende del programa Medicaid y otros programas de salud financiados por el gobierno federal, el sistema de salud en Puerto Rico puede levantarse o caer por las políticas que desarrollamos aquí”, advirtió la comisionada González, en una presentación por internet.

Los panelistas centraron sus mensajes en enfatizar el trato diferente que recibe Puerto Rico bajo los programas Medicaid y Medicare. Además, advirtieron que, con casi un 25% de la población con 65 años o más, debe tomarse en cuenta que cerca del 80% de los beneficiarios de Medicare - unas 640,000 personas-, están acogidas a los planes privados Advantage.

Pando sostuvo que, pese a ligeros aumentos recientes, la brecha de Puerto Rico frente a Estados Unidos y las Islas Vírgenes estadounidenses se ha expandido. Los pagos a los planes de Puerto Rico están 39% por debajo del promedio en Estados Unidos y 22% por debajo del pago a esas empresas en las Islas Vírgenes estadounidenses.

“El programa (Medicare Advantage) es tan popular en Puerto Rico que tenemos que estar seguros de que está bien financiado”, dijo el congresista Soto, quien grabó un vídeo para el evento.

Por su parte, el doctor Galib-Frangie recordó que entre las promesas de campaña del presidente Joe Biden estuvo mejorar el acceso a Medicare. “Prometió zanjar las disparidades”, dijo.

Para destacar que en Puerto Rico no hay acceso a los subsidios para medicamentos de la parte D de Medicare, el cardiólogo Novoa narró cómo muchos pacientes dejan de tomarse todas sus recetas mientras se acerca el final del año, debido a que no pueden costearlas. “No se completan los tratamientos”, dijo.

Tanto Galib-Frangie como Novoa destacaron, además, la pérdida de médicos que ha experimentado la isla - cerca de 46% en los últimos 13 años- debido a que reciben menos ingresos como proveedores de salud, lo que ha impactado, particularmente, el acceso de una población con altas tasas de enfermedades crónicas a especialistas.

Mientras, Crespo, quien fue principal funcionaria ejecutiva del Centro Cardiovascular para Puerto Rico y el Caribe, contó la experiencia con estudiantes graduados de su escuela de Medicina, que quisieran regresar a trabajar en la isla pero se encuentran con falta de recursos y tecnología en sus hospitales, en comparación con las instituciones en las que trabajan en Estados Unidos.

“Por eso nuestros médicos no regresan a la isla”, dijo, al poner como ejemplo los limitados recursos para ramas como cirugía robótica y acentuar que “nuestros médicos hacen lo mejor…con las herramientas que pueden tener”.

Ante decenas de personas que asistieron a la sesión informativa, Pando afirmó que piden apoyo para llevarle ahora, con urgencia, el mensaje al gobierno de Biden.

“Necesitamos su ayuda”, afirmó.

Popular en la Comunidad


Ups...

Nuestro sitio no es visible desde este navegador.

Te invitamos a descargar cualquiera de estos navegadores para ver nuestras noticias: