El Capitolio de Estados Unidos, en Washington D.C..
El Capitolio de Estados Unidos, en Washington D.C.. (The Associated Press)

Washington D.C.- Activistas puertorriqueños, de las Islas Vírgenes estadounidenses, Guam y las Islas Marianas del Norte han pedido a líderes del Senado de Estados Unidos enmendar el proyecto de reforma electoral que ha quedado estancado para que un grupo de trabajo del Congreso pueda examinar y hacer recomendaciones sobre procesos de descolonización y libre determinación para los territorios.

Las organizaciones Boricuas Unidos en la Diáspora, Independent Guáhan (Guam), Northern Marianas Descent Corporation y la activista de las Islas Vírgenes Hadiya Sewer enviaron una carta a los senadores demócratas Amy Klobuchar (Minnesota), Joe Manchin (Virginia Occidental), Jeff Merkley (Oregón) y Robert Menéndez (Nueva Jersey) a favor de expandir el mandato que se le pudiera dar a un grupo de trabajo del Congreso sobre los derechos políticos y electorales en los territorios estadounidenses frente al gobierno federal.

También le enviaron copia al presidente del Comité de Recursos Naturales de la Cámara baja federal, el demócrata Raúl Grijalva (Arizona), quien está a cargo de los temas de los territorios.

La legislación que se titula “para el pueblo” y busca impulsar reformas electorales, se encuentra estancada en el Senado, ante la falta de respaldo republicano y el rechazo de Manchin, quien preside el Comité de Energía y Recursos Naturales, con jurisdicción sobre los territorios.

Con un Senado dividido 50 a 50 y sin posibilidades de eliminar la regla del filibusterismo que normalmente exige 60 votos para avanzar una medida, no se le ve futuro a ese proyecto, tal y como fue aprobado en la Cámara de Representantes de Estados Unidos.

Klobuchar preside el Comité de Reglas y Administración que está a cargo de la medida, liderada en el Senado por Merkley. Menéndez, por su parte, es el autor de proyecto senatorial que impulsa vincular al Congreso con una Convención de Status en Puerto Rico y un referéndum de alternativas no territoriales.

En la carta a senadores demócratas y Grijalva, los activistas indicaron que debe eliminarse o enmendarse la sección de la legislación que impulsa crear un grupo de trabajo del Congreso que rinda un informe este mismo año sobre la falta de representación y derechos políticos de los territorios estadounidenses, incluido Puerto Rico.

La legislación persigue principalmente, entre otras cosas, hacer obligatorio que los estados provean voto presencial por adelantado durante 15 días y exigiría que se permita el voto ausente sin necesidad de justificar por qué la persona no va a poder emitirlo el día de la elección. Otro apartado propone que una persona pueda registrarse y votar el mismo día de la elección.

Pero, la medida aprobada en la Cámara baja también contiene una sección sobre los territorios en la que se requiere a un Grupo de Trabajo del Congreso presentar a más tardar a finales de año cambios que vayan hacia la plena participación de los residentes de los territorios en elecciones federales, incluida la representación en el Congreso y el voto por el presidente.

A su vez, ordena analizar en un informe “las consecuencias económicas y sociales” que causa la exclusión de los residentes de los territorios de las votaciones para la formación del gobierno federal.

Por entender que no hay consenso en los territorios sobre su futuro político, los activistas indicaron a los legisladores federales que por lo menos se debe expandir el mandato al grupo de trabajo.

“Pedimos que no solo las disposiciones territoriales proyecto ‘para el pueblo’ sean modificadas o descartadas por completo, pero también solicitamos encarecidamente que nuestra herencia e identidad nacional sean reconocidas como lo que somos, puertorriqueños y nada más”, indicó Edil Sepúlveda, de la organización Boricuas Unidos en la Diáspora.

Antes de la aprobación de la medida en la Cámara baja, las congresistas demócratas puertorriqueñas Nydia Velázquez y Alexandria Ocasio propusieron y luego retiraron una potencial enmienda a la legislación, con el propósito de insertar lenguaje referente a la libre determinación de los residentes de los territorios.

La carta a senadores y Grijalva hace referencia al proyecto 2070 de Velázquez y Ocasio Cortez, que es en el que se basa el proyecto de Menéndez en el Senado. Esa propuesta compite con la del demócrata Darren Soto y la republicana Jenniffer González, comisionada residente en Washington, que propone un referéndum federal estadidad sí o no atado a un proceso de admisión de Puerto Rico como estado.

El lenguaje sobre los territorios que contiene la legislación fue impulsado por la delegada de las Islas Vírgenes estadounidenses, Stacey Plaskett. El congresista Grijalva ha indicado que la medida es independiente al debate en su comisión sobre el futuro político de Puerto Rico.

“A nivel superficial, las disposiciones del proyecto de ley ‘para el pueblo’ aparentemente hablan de nuestros deseos de dignidad, libertad y realización de nuestros ideales democráticos. Si bien nosotros también queremos derechos civiles, me temo que la satisfacción que esta ley pueda proporcionar socava, si no evade, nuestro derecho a la autodeterminación”, indicó Hadiya Sewer, una activista de las Islas Vírgenes estadounidenses.

💬Ver comentarios