Angel Daniel Vassallo jugó por última vez con el Equipo Nacional en la quinta ventana. (Cortesía / FIBA) (semisquare-x3)
Angel Daniel Vassallo jugó por última vez con el Equipo Nacional en la quinta ventana. (Cortesía / FIBA)

Ponce - El alero de los Leones de Ponce, Ángel Daniel Vassallo, afirmó que está en paz con la decisión que tomó el mes pasado de retirarse de la Selección Nacional para darle espacio al relevo generacional rumbo a la Copa Mundial de China.

Fue una cuestión de que era ya tiempo. Me di cuenta de que los muchachos jóvenes estaban haciendo un buen trabajo, el equipo se veía firme en una dirección”, dijo Vassallo, de 32 años, en un aparte con El Nuevo Día en el camerino de los Leones en el auditorio Juan “Pachín” Vicens.

Por no entrar en polémicas de decir que no quiero jugar o no puedo, decidí retirarme para que no haya sanciones ni nada. Entiendo que el equipo está en buenas manos. Han hecho un buen trabajo, jugando bien, se están acoplando mucho mejor. A lo mejor sí, pueden decir que estoy joven y puedo seguir jugando. Pero en la realidad no está en mi mente. Estoy más enfocado en Ponce y por eso tomé la decisión”, agregó.

Previo a los últimos dos partidos de las ventanas de la Federación Internacional de Baloncesto (FIBA) para clasificar al Mundial, el dirigente Eddie Casiano informó que Vassallo le comunicó a la Federación de Baloncesto de Puerto Rico (Fbpur) su deseo de colgar las zapatillas del combinado patrio.

El egresado de Virginia Tech participó en seis desafíos y acumuló medias de 7.2 puntos en 15.5 minutos de acción durante las ventanas. Descartó que su salida estuviera relacionada a la salud de sus rodillas. “Nada que ver. Me siento muy bien. Las rodillas siempre me van a molestar. Eso algo normal que voy a tener que lidiar por el resto de mi vida. No es nada nuevo. Pero gracias a Dios estoy saludable y me siento muy bien”, aseguró.

Vassallo fue parte del programa nacional desde la adolescencia. En el 2003 participó en el Mundial juvenil, y en el 2005, en el Mundial Sub-21. Su primera participación con el equipo adulto fue en el Centrobasket de 2008, evento celebrado en México donde ganó medalla de oro. Sumó otra presea dorada en el Centrobasket de Panamá 2016, además del primer lugar en los Juegos Centroamericanos y del Caribe 2010.

Vassallo también fue parte de las escuadras que asistieron a los Mundiales de Turquía 2010 y de España 2014.

“Fue muy buena (mi experiencia). Diantre, desde los 11 años estoy en el programa nacional. Básicamente desde la juvenil y Sub-21... en todas siempre pude participar. Es algo único poder participar. Tengo memorias especiales, por ejemplo, estar en el grupo de (José Juan) Barea, Ricky Sánchez, el mismo Peter (John Ramos). Jugamos en la juvenil y subimos juntos a la grande. No muchos pueden decir que jugaste con unos chamacos desde los 11 años hasta los 25, compartiendo y defendiendo a Puerto Rico. Son memorias especiales que nadie te las puede quitar”, indicó.

Si algo le restó a Vassallo de cumplir con la Selección Nacional fue participar en unos Juegos Olímpicos. Puerto Rico no tiene una representación en baloncesto en las Olimpiadas desde Atenas 2004.

“Eso algo que se puede experimentar una vez o solo dos veces. A todos los olímpicos que he escuchado hablan de lo especial que es y lo que se siente. Yo, por lo menos, tuve la oportunidad de ir a dos Mundiales. Aunque no nos fue muy bien, fue una experiencial especial y única. Me hubiera gustado compartir también con los muchachos en China, pero ellos se ganaron estar allá. Yo solo me retiro y los dejo tranquilos mientras sigo trabajando en el BSN”, sostuvo.

“Estoy en paz. No hay ningún problema. Tiene un buen grupo y van en buen camino. Entiendo que respetan mi decisión y di lo mejor que puede con el deseo que tenía”, añadió.

Difícil reclutar

Sobre el plan que debe tomar Puerto Rico para su participación en China a partir del 31 de agosto, Vassallo tomó con pinzas la idea de reclutar jugadores de la NBA con sangre puertorriqueña como Shabazz Napier y Moe Harkless.

“Es un tema bien difícil. Hay que ver como esos muchachos se acoplan, ver cuáles son sus intereses, si en realidad genuinamente quieren defender la patria. Nosotros tenemos unas ciertas agallas, cierto deseo de defender a Puerto Rico. No sé si siente lo mismo, no sé si lo utilizarán solo como trabajo”, opinó.

“No te voy a mentir, también lo utilicé como trabajo igual que muchos de nosotros lo hicimos. Es la realidad. La exposición te consigue trabajo. No hay nada malo. Pero hay que tener cuidado a qué tipo de persona quieren traer, su carácter. Nosotros somos bien emocionales, somos capaces de que, si vemos a alguien que no está intentando, que no se veo el deseo, pues vamos a ser los primeros que vamos a crear el conflicto. Creo que la personalidad tiene que ver muchos”, argumentó.

Además, vio como debilidad la falta de estatura y atletismo en el quinteto patrio.

“Pero, a la hora de la verdad, entre más alto y atléticos sean (los jugadores reclutados), mejor. Nosotros somos buenísimos, pero somos pequeños. La genética física de nosotros no es la mejor. Antes sí pero ahora la habilidad, los jugadores han cambiado, y eso es lo que nos afecta ahora mismo”


💬Ver 0 comentarios