El escolta Gian Clavell es uno de los pocos boricuas que actualmente juegan en ligas de alto nivel en Europa. Este suda la camiseta del Estudiantes de la Liga ACB de España. (Suministrada) (semisquare-x3)
El escolta Gian Clavell es uno de los pocos boricuas que actualmente juegan en ligas de alto nivel en Europa. Este suda la camiseta del Estudiantes de la Liga ACB de España. (Suministrada)

Hace ocho años, los dedos de ambas manos no eran suficientes a la hora de contabilizar la cantidad de canasteros puertorriqueños, incluyendo los de primera y segunda generación, activos en ligas de primer orden en el extranjero, especialmente en Europa.

Hoy día, la historia es totalmente distinta. Incluso, los dedos de una mano sobran al contar los jugadores con acuerdos en las principales competencias europeas.

Apenas tres jugadores del patio están reforzando clubes en competencias reconocidas —fuera de la NBA— esta campaña.

Gian Clavell juega en la principal liga de Europa, la ACB en España, con el club Estudiantes; Alex Abreu debuta en la Liga Pro A de Francia con Chalon Reims; y Gary Browne repite su participación en la Liga de Israel de primera división con Ironi Nes Ziona. Después de ellos, pare de contar.

Los restantes jugadores están activos en competencias de segundo y tercer nivel. Hay boricuas militando en clubes de Finlandia, Japón, y Chipre, y en la tercera división de España. El núcleo mayor de canasteros juega en Latinoamérica: México, Brasil, Uruguay, Colombia, Panamá y El Salvador. En Asia, Renaldo Balkman y Peter John Ramos participan en el mismo club en Filipinas, una liga de bajo nivel competitivo.

Esta situación contrasta drásticamente con lo acontecido en el 2010, por ejemplo. En aquella ocasión, Ángel Daniel Vassallo fichó en Francia; Guillermo Díaz en Italia; Andrés Rodríguez en la ACB de España; David Huertas en Grecia; Nathan Peavy, Kevin Hamilton, Richard Chaney y Donald Copeland en Alemania; y Denis Clemente, Filiberto Rivera y Ramón Clemente en Israel.

¿Cuáles son las razones para ver una reducción de puertorriqueños en competencias de primer orden en Europa? Hay varias razones, de acuerdo a varios entrevistados por El Nuevo Día.

Falta calidad

“Una de las principales, es la falta de talento”, señaló un experimentado directivo del Baloncesto Superior Nacional (BSN), que prefirió hablar en anonimato.

Si miras después de la última Selección Sub 21 con José Juan Barea, Huertas, Vassallo, Peter John (Ramos), y Ricky (Sánchez), no vemos un grupo talentoso de jugadores, con excepciones como Gary Browne, Gian Clavell y Ángel Rodríguez. Hay que reconocer que pasamos por un momento difícil en el desarrollo de jugadores en Puerto Rico", sostuvo el directivo.

"No pasamos por un buen momento y se ve reflejado en este aspecto. No vemos matadores como Carlos Arroyo, Christian Dalmau, Larry Ayuso y Rick Apodaca, por mencionar algunos. A esos había que matarlos en la competencia y, por eso, fueron jugadores de impacto dentro y fuera de Puerto Rico. Tampoco vemos jugadores con la madurez suficiente para irse a jugar a un lugar distante y ajustarse a otra filosofía de trabajo. Hemos visto que algunos han dejado los clubes para regresar a Puerto Rico”, abundó.

Desde finales de la década de los 80, Puerto Rico ha tenido una presencia en ligas de importancia en Europa. José “Piculín” Ortiz y Ramón Rivas brillaron en España y Grecia con clubes de alta calidad como el Taugrés, Barcelona, Real Madrid, Larissas, y AEK.

Más adelante, otras figuras como Daniel Santiago, Christian Dalmau, Larry Ayuso, Shariff Fajardo, Rick Apodaca, Carmelo Lee, y Bobby Joe Hatton también pisaron el tabloncillo europeo.

Factor Selección Nacional

El veterano agente de jugadores, José París, mencionó otra razón para esta escasez de jugadores en Europa: la falta de exposición en torneos internacionales con la Selección Nacional. Puerto Rico no participa en las Olimpiadas desde el 2004 y ha terminado su participación en la primera ronda en los últimos tres Campeonatos Mundiales con pobres actuaciones sobre la duela.

Jugar con la Selección Nacional y tener una buena actuación ante un equipo conocido en el mundo, ciertamente, era algo que ayudaba a la hora de buscar un contrato en el exterior. Lamentablemente, mucha gente en Europa ve la liga de Puerto Rico como una guerrilla y no le da mucho peso a los números de aquí. Pero si ven que el jugador tiene un buen desempeño con la Selección ante países como Italia, Grecia, España, Australia, y Serbia, entonces le dan mayor consideración. Y también beneficia al jugador que no está en la Selección”, observó París.

“Y en los últimos años, no hemos tenido esa exposición en los Juegos Olímpicos. Eso ha afectado grandemente. No ha sido tan fácil llevar a un jugador a Europa. Ha sido la realidad”, indicó París.

Menos paga en Europa

El factor económico, a juicio del agente Christian Santaella, también ha alejado al jugador boricua de Europa. Dijo que hay menos dinero en los últimos años.

“El dinero en Europa ha bajado significativamente. Incluso, hay competencias en Latinoamérica que están pagando mejor que ligas en Europa, y los jugadores no quieren hacer ese sacrificio. Acá hay ligas que pagan $7,000 y $8,000 al mes, mientras en Europa ofrecen entre $4,000 y $5,000 en una primera temporada. Si logras tener una buena actuación en ese primer año, pues el dinero va a aumentar en el siguiente año, pero no todos los jugadores hacen ese sacrificio de comenzar jugando por menos dinero”, dijo Santaella, representante de jugadores como Abreu, Mike Rosario, Filiberto Rivera, Ramón Clemente, Chris Gastón y Jorge Brian Díaz, entre otros.


💬Ver 0 comentarios