El capitán de la Selección Nacional asegura que su decisión no tiene que ver con diferencias con el dirigente nacional Eddie Casiano

José Juan Barea lo reiteró en un más de una ocasión: su decisión de abandonar el sueño olímpico de Tokio nada tuvo que ver con la figura del dirigente del Equipo Nacional, Eddie Casiano.

De manera sorpresiva e inesperada, el capitán del seleccionado se bajó del barco en pasados días de cara al certamen que otorgará el boleto más anhelado de su carrera: el de los Juegos Olímpicos en el clasificatorio a celebrarse en Serbia a finales de este mes. Barea nunca ha llegado a este escenario.

Al anunciar a través de las redes sociales que no iría al certamen, Barea dijo que necesitaba tiempo para descansar y compartir con su familia.

Es la primera vez que rechaza una convocatoria de la Federación de Baloncesto para un certamen relevante de la escuadra boricua por asuntos personales. Anteriormente se perdió el Premundial de 2009 y el Mundial de 2019 por lesiones, y otras veces no estuvo disponible por compromisos como jugador de la NBA.

Barea aseguró que su determinación estuvo basada en otros factores y no en las diferencias con Casiano, tras pedir públicamente su salida como dirigente del seleccionado a la conclusión de la AmeriCup en febrero pasado. Y pese a sus comentarios, el veterano base confirmó su participación en el Repechaje Olímpico con Casiano como técnico. Incluso, dijo que conversó en dos ocasiones con Casiano en los pasados meses antes de tomar la decisión final.

La agenda de Barea luce llena en junio. Como padre de tres hijos (Sebastián, Paulina y José Juan), el armador planifica celebrar el Día de los Padres, más su cumpleaños número 37 el 26 de dicho mes. Está en proceso de completar una mudanza de Dallas a Miami para estar más cerca de su hijo mayor, además que está por comenzar su preparación para su retorno al Baloncesto Superior Nacional (BSN) con los Cangrejeros de Santurce en el torneo que inicia el 10 de julio.

Todos estos factores, junto a la experiencia agridulce en España con el Movistar Estudiantes en la Liga ACB, forman parte del “no” que le dio a la Selección para el Repechaje, algo muy inusual durante su trayectoria con el programa nacional.

La difícil misión, definida por muchos como imposible, de capturar el único boleto disponible en el clasificatorio para Tokio es otra de las razones para quedarse esta vez fuera del combinado. Barea no ha sido la única baja. Shabazz Napier y Tyler Davis tampoco jugarán en Serbia, al tiempo que Ramón Clemente anunció su retiro unas semanas antes de la convocatoria, al igual que Javier Mojica. Anteriormente, David Huertas y Ángel Rodríguez también se retiraron del programa.

Tras recibir a El Nuevo Día en su residencia en Isla Verde, Barea también insiste en que los problemas que arrastra el programa adulto hay que arreglarlos de inmediato y aclara que no está retirado de la Selección al hacerse disponible para el inicio de las ventanas clasificatorias del Mundial 2023 de Japón, Filipinas e Indonesia a finales de este año.

“Ahora mismo no estaba para eso (el viaje a Europa). Así de sencillo. Sé que es fuerte. Para mí es fuerte y para los fanáticos. Pero para la gente que me conoce y sabe que mi compromiso con Puerto Rico está”, declaró Barea.

Las bajas para el Repechaje, que incluye tu ausencia, han sorprendido a los seguidores de la Selección. ¿Cómo ves la confección del equipo rumbo al importante compromiso?

-El tema de la Selección, sé lo importante que es para Puerto Rico y para mí. Mi compromiso con la Selección (siempre ha estado)… el que me conoce bien sabe lo que hay. Llevo desde los 17 años sin parar y voy a cumplir 37 ahora. La gente me pregunta si me voy a retirar de la Selección y les digo que nunca lo voy a hacer. (La Selección) es una de las cosas más importantes para Puerto Rico, para el baloncesto y la juventud. Sabemos que estamos pasando por un problema bien grande en la Selección en los últimos años y yo quiero seguir ayudando, ya sea jugando, dirigiendo o desde afuera. Es algo que en el futuro voy a hacer. De los jugadores no querer jugar, especialmente en su mejor momento o jóvenes, es algo bien difícil. Es algo que tenemos que cambiar, que no puede seguir pasando, especialmente los jóvenes que vienen de universidad. Tenemos que mejorar las cosas para ellos.

En febrero durante la AmeriCup, había entusiasmo con tu participación en la Selección y el deseo de asistir a Serbia porque ir a las Olimpiadas era uno de tus sueños por cumplir. Y luego de salir públicamente tus comentarios acerca de tu deseo de ver a Casiano fuera de la dirección, indicaste que no tenías problemas de ir al Repechaje con él como dirigente. ¿Qué pasó en estos meses para desistir de ir sabiendo que para ti representar a la Selección es todo?

-Mi decisión fue una de las más difíciles de mi vida. Soy papá de tres, soy esposo de Viviana (Ortiz)... Y los tres, cuatro meses en España fueron bien difíciles. No me pude llevar a mi familia por cuestiones del virus. (En España) Me habían dicho que me iban a ayudar a traer a mi familia y no me ayudaron. Fueron unos momentos difíciles. No estaba acostumbrado. En la NBA, iba y venía (de la casa). (Ahora) para llegar a Puerto Rico, para montarme en un avión por un mes con la Selección, cómo están las cosas con el Equipo, por primera vez en mi vida dije: “Yo no puedo”. Sabemos la dificultad del Repechaje. Serbia en Serbia, es casi imposible. Pero la mentalidad mía siempre ha sido ir a donde sea y representar a Puerto Rico lo mejor que podamos. Eso siempre tiene que ser así por el futuro. Sabemos la situación de la Selección, lo difícil que es manejarla. Todos en el mundo tienen problemas. Es algo que tenemos que mejorar para que estas cosas no sigan pasando.

José Juan Barea jugó con la Selección por última vez en la ventana clasificatoria de la AmeriCup el pasado febrero en el Clemente.
José Juan Barea jugó con la Selección por última vez en la ventana clasificatoria de la AmeriCup el pasado febrero en el Clemente. (FIBA)

¿Hay algo más detrás de tu decisión?

-No. Mucha gente va a pensar que es por Eddie. Yo hablé con Eddie. Sí, yo hago comentarios y doy mis opiniones, pero yo por Puerto Rico he jugado con 10 coaches, Juego con el que sea. Puede estar el que sea y juego. Hablé con mi familia y tomé la mejor decisión para mis hijos. Si no estoy mentalmente ahí, no lo voy a pasar bien. Esos viajes con Puerto Rico han sido espectaculares. La pasamos bien como equipo y competíamos. Éramos una familia. Es algo que quiero que la juventud (del equipo) disfrute.

¿Sientes que no ibas a disfrutar este torneo?

-Ahora mismo no estaba para eso. Así de sencillo. Sé que es fuerte. Para mí es fuerte y para los fanáticos. Pero para la gente que me conoce y sabe que mi compromiso con Puerto Rico está. Ahora hay una ventana (en noviembre) y si estoy bien mentalmente y saludable, pues juego.

Dices que “como está la Selección ahora”. ¿Puedes ser más específico?

-Todos saben. La Selección no está en un buen momento. De jugadores no querer jugar. Siempre digo que queremos estar en un nivel más alto de lo que podemos. Pero siempre debemos estar en un nivel bastante bueno. A veces ganamos, a veces perdemos, pero siempre debe haber consistencia. Debemos hacerlo bien para que esto de que los jugadores no quieran jugar no pase en un futuro.

¿Por qué crees que se ha caído el interés y más viéndote a ti como ejemplo en los pasados 20 años de nunca decirle que no a la Selección?

-Cuando yo era pequeño, lo más grande era ir al Equipo Nacional. Ahora no. Ahora hay muchos que no saben. Antes era bien difícil hacer el corte. Ahora necesitamos (jugadores). Tenemos que volver a ese punto de pelear por un puesto en la Selección. Los tiempos cambian, las mentalidades cambian. Hay altas y bajas. Estamos pasando por un momento bajo y en algún momento tiene que volver a subir. Eso es lo que vamos a tratar de hacer. Yo aplaudo a Carlos (Arroyo, gerente general). No tiene que estar haciendo lo que hace. Trató, llamó para reclutar y me llamaba a mí un montón. Le decía, Carlos, tú nunca me has llamado tanto. Aplaudo por querer ayudar.

¿Hablaste con Casiano en las pasadas semanas sobre tu decisión de no ir al Repechaje? ¿Qué conversaron?

-Hace tiempito ya. Tuvimos dos. Una de que todavía no había tomado la decisión y después la otra para decirle la decisión. Nos vimos cara a cara por Zoom porque yo estaba por allá (España). Tuvimos la conversación que teníamos que tener por todo lo que había pasado. Lo respeto y él me respeta. Me gusta hablar las cosas claro. Por eso hablé como lo hice. Creo que las cosas hay que comenzar a decirlas en vez de estar escondiéndolas. Mira, yo digo mi opinión y tú dices la tuya. Pero nos vimos en la ventana (de febrero) y pudimos trabajar juntos. Por Puerto Rico hay que seguir. Él me dijo sobre el proceso del plan para el Repechaje y yo le dije como estaba mentalmente. Y seguimos.

Barea asegura que hay respeto mutuo con Eddie Casiano, dirigente de la Selección.
Barea asegura que hay respeto mutuo con Eddie Casiano, dirigente de la Selección. (Ramon Tonito Zayas)

Volvemos a confirmar, ¿esta decisión no está basada en las diferencias con Casiano?

-No tiene que ver nada con eso. Por Puerto Rico juego con quien esté.

Y si Casiano hubiera salido de la dirección para el Repechaje, ¿hubieras hecho el viaje?

-No tiene nada que ver. La decisión, créeme, no es por eso. Con Eddie llevo jugando por cuatro, cinco años. Juego con el que sea.

¿Existe alguna desmotivación de tu parte con el personal actual y por el gran reto que hay en Serbia de conseguir el único boleto para las Olimpiadas, más si toca una final contra el anfitrión?

-Es fuerte lo que nos ha tocado a nosotros. Todo esos Preolímpicos. Me hubiera encantado que uno fuera en el (Roberto) Clemente (coliseo de San Juan). Ahí la historia hubiera sido diferente. Pero sí, que tengamos que ir a Serbia, nos pone en una situación bien difícil. Hay que ganarle a Senegal y a Italia para después cruzarse en semifinales. Uno dice, ¿cuál es la oportunidad aquí? Nunca ha sido fácil donde quiera y ese torneo no es la excepción. Conociendo a los boricuas, van a jugar duro y estoy seguro de que Eddie los va a poner así. Uno nunca sabe lo que pueda pasar, pero todo Puerto Rico, que conoce, sabe lo difícil que es.

Esta semana, Carlos Arroyo, gerente general de la Selección, compartió en su Instagram una foto del compromiso de Luka Doncic con la selección de Eslovenia para el Repechaje con un calce que lee: “el compromiso no tiene excusa alguna ni valor monetario…solo el deseo genuino de hacerlo”. ¿Te sentiste aludido con esto?

-No. Yo sé lo que hay con mi compromiso. No tengo que demostrarle nada a nadie con lo que he hecho. Eso me lo envió todo el mundo y dije “¿qué es esto?”. No entendía. Llamé a Carlos y le pregunté. Me dijo, “¡Jose, esto no tiene nada que ver contigo! Yo quería aplaudir a Luka por lo que está haciendo. Perdóname, discúlpame”. Le dije que no tenía duda de eso porque si alguien sabe de mi compromiso es él. Se acabó ahí. Tranquilo. Esas cosas se prestan para que la gente piense en otra cosa. Pero no fue nada que me molestó. Es bien difícil molestarme por esas cosas. Creo que hizo el comentario porque no estaba pasando por su mejor día y estaba medio molesto por lo que estaba pasando.

Carlos Arroyo, en la foto junto a José Juan Barea, funge como gerente general de la Selección Nacional adulta.
Carlos Arroyo, en la foto junto a José Juan Barea, funge como gerente general de la Selección Nacional adulta. (Ramon Tonito Zayas)

Vamos a poner que la Selección logra el pase para las Olimpiadas. Dijiste en una entrevista en República Dominicana que si el equipo va a Tokio te apuntas. ¿Es justo tomar un puesto de otro que sudó la camiseta en Serbia?

-A mí me encantaría que llegaran y pasaran. En el mundo perfecto, llegan a las Olimpiadas y me invitan al equipo. Si ellos clasifican, el mismo grupo debe ir para allá. ¿entiendes lo que te digo? Esos son otros 20 pesos. Me encantaría la oportunidad. ¿A quién no? Si mi invitan, no voy a decir que no. Es como el Equipo Nacional femenino, que logró la clasificación. Creo que deben ir las jugadoras que clasificaron.

El mes pasado, con una diferencia de días, Javier Mojica y Ramón Clemente anunciaron sus retiros de la Selección. Sabemos que guardas una gran amistad con ambos. Como capitán de la Selección, ¿te consultaron sobre su deseo de colgar la camiseta nacional? ¿Igual le comentaste a ellos sobre tu decisión de no jugar en el Repechaje?

-Tenemos comunicación. Estamos en una etapa que tenemos que tomar decisiones. Me hubiera encantado que esto hubiera durado un poco más, con el mismo David Huertas. Peros son decisiones personales y cuando uno no se ve con el mismo núcleo, los mismos panas, se hace un poco más fácil tomar unas decisiones. Se entiende la edad de cada uno. Lo que no queremos son los que se retiran antes de llegar a su mejor momento. Ellos me consultaron y hablaron. Les dije que era su decisión y que tenían todo el derecho. Entiendo que lo hicieron bien, representaron y se retiraron bien. Igual, les hablé que no había tomado la decisión tampoco. Ahora mismo, yo no quiero cerrar puertas porque, cuando venga la ventana, un fin de semana, me preparo y si necesitan ayuda puedo jugar.

Supongo que verás los partidos a finales de este mes. ¿Cuál es tu mayor deseo para la Selección en este compromiso?

-Que se lo disfruten, mano. Que tengan una buena experiencia y que se unan como grupo para que se motiven para el futuro. Hay muchos jugadores jóvenes que van a tener una gran experiencia. Es una buena oportunidad para eso porque es bien importante. Las primeras experiencias mías con el equipo fueron en los Centroamericanos en Colombia (2006) con un canasto para ganar la medalla de oro. Me ayudó a llegar a la NBA. Son bien importantes. Yo era el primero que llegaba a las prácticas por los pasados 20 años, desde la juvenil hasta el día de hoy por lo bien que la pasábamos. Los amigos que tengo por esos viajes son de por vida. Hace unos días entrené con Alfonso Plummer (convocado al Repechaje), me preguntó y le dije que tenía que jugar, que vas a llegar como mejor jugador a la universidad por la experiencia adquirida. Era lo que yo hacía. Es algo que los jugadores deben entender. Jugar con Puerto Rico es un nivel alto.

💬Ver comentarios