El baloncelista José Juan Barea muestra uno de los cargamentos que envió a la isla tras el paso del huracán María. (GFR Media)
En 2017 tras el paso del huracán María, el baloncelista José Juan Barea envió mucha ayuda a la isla, utilizando el avión del dueño de los Mavericks de Dallas, Mark Cuban. (GFR Media)

Nota del editor: te invitamos a mantenerte bien informado durante esta emergencia. Accede libre de costo a todas las noticias y actualizaciones relacionadas con el paso del huracán Fiona por Puerto Rico. Gracias por apoyar el periodismo responsable. Suscríbete hoy.

---

Sin la necesidad de hacer una llamada, José Juan Barea dijo que la Fundación de la NBA y la de los Mavericks de Dallas ya lo contactaron para ofrecerle ayuda a los damnificados por el huracán Fiona en la isla.

Barea activará mañana, sábado, su fundación para impactar el pueblo de Añasco con entrega de suministros, comida gratuita y entretenimiento para los niños en la Plaza Pública desde las 9:00 a.m.

Será el primero de varios eventos para ayudar a las comunidades necesitadas luego del impacto del huracán, que azotó con mucha fuerza la región sur y oeste de la isla.

Y con la ayuda de la NBA y de los Mavericks, Barea entiende que podrá impactar sustancialmente a varias comunidades.

Ya la Fundación de la NBA me escribió para ver cómo pueden ayudar, al igual que la Fundación de los Mavericks con cosas más específicas. Inmediatamente, vieron lo que pasó ahora con este huracán, ambas fundaciones me escribieron para ayudar. Quiero ver qué cosas hacen falta para gestionarlas, especialmente, con los contactos que tengo en Dallas”, dijo Barea, quien por compromisos previos no viajará este fin de semana a la isla desde su residencia en Miami.

Pero sí quiero ir más adelante. Ver lo que acaba de pasar, trajo el recuerdo de María (en 2017) y uno se pasa todo el tiempo pendiente de lo que está pasando en Puerto Rico. Con María hice buenos contactos en Dallas y sé que, esta vez, también podemos llevar ayuda”.

Para el huracán María, Barea era jugador activo de los Mavericks y utilizó el avión del dueño de la franquicia, Mark Cuban, para traer múltiples cargamentos con agua, comida y suministros a la isla.

“Nosotros siempre nos mantenemos haciendo cosas deportivas con la fundación, pero cuando pasan cosas como estas nos movemos. Y la primera actividad la haremos en Añasco. Mi papá trabajó muchos años en Añasco y sabe dónde podemos llevar la ayuda”, dijo el retirado canastero.

💬Ver comentarios