Nikola Jokic (15) y Jamal Murray (27) celebran el pase a la final de la Conferencia del Oeste. (Mark J. Terrill)

El dinámico dúo de Denver formado por Jamal Murray y Nikola Jokic lideró otro giro sorprendente cuando los Nuggets avanzaron a las finales de la Conferencia Oeste por primera vez desde 2009.

Murray anotó 40 puntos, Jokic tuvo un triple-doble en el tercer cuarto y Denver nuevamente superó un déficit de 3-1 para sorprender a los Clippers de Los Angeles 104-89 el martes en el séptimo juego decisivo.

Denver se convirtió en el primer equipo en la historia de la NBA en recuperarse de un déficit de 3-1 en en dos series }en la misma postemporada.

Aún más historia: los Nuggets son el tercer equipo en los principales deportes profesionales de Estados Unidos que se recupera de un par de déficits de 3-1 en los mismos playoffs, uniéndose a los Kansas City Royals de 1985 y los Minnesota Wild de 2003.

Denver se enfrentará a LeBron James y Los Angeles Lakers en las finales de conferencia.

El Jokic, de 7 pies, tuvo un juego monstruoso con 16 puntos, 13 asistencias y 22 rebotes, que fueron la mayor cantidad de un jugador de los Nuggets en un juego de playoffs de la NBA. Rompió su récord de 19 que estableció la temporada pasada y compartía con Marcus Camby.

En una tendencia familiar, los Nuggets se encontraron con una desventaja de 12 en la primera mitad. También quedaron atrás 61-54 con 10:50 en el tercer cuarto cuando se incendiaron. Los Nuggets tuvieron una racha de 35-13 para acumular una ventaja de 15 puntos en el último periodo,

Lideraron hasta por 20.

Murray ayudó a los Nuggets a seguir adelante para darle al entrenador Michael Malone un regalo en su cumpleaños número 49.

El equipo también se recuperó de márgenes de dos dígitos en sus dos últimos juegos para sorprender a los Clippers.

A pesar de las incorporaciones de Kawhi Leonard y Paul George, los Clippers no alcanzaron las finales de conferencia, donde nunca han estado. Cayeron a 0-8 de todos los tiempos en juegos en los que podrían asegurarse un viaje a las finales de conferencia.

Leonard terminó con 14 puntos en 6 de 22 tiros, mientras que George tuvo 10 puntos en 4 de 16 tiros.

Fue la talentosa pareja de Denver la que se robó el show.

Jokic insistió en que los Nuggets, tercer cabeza de serie, no sentían ninguna presión. Dijo que el séptimo juego era solo otro partido. Después de todo, este fue el cuarto séptimo desafío consecutivo de Denver que se remonta a los playoffs la temporada pasada.

Después de perder hasta por 12 en la primera mitad, los Nuggets se abrieron camino de regreso al juego detrás de la ofensiva de Murray. Anotó 25 antes del intermedio cuando los Clippers eligieron formar una doble defensa contra Jokic.