El campocorto boricua de los Astros de Houston está listo para enfrentar su quinta Serie de Campeonato de la Liga Americana.

Houston - El campocorto puertorriqueño de los Astros de Houston, Carlos Correa, anda con muchas cosas en su cabeza en estos días, tanto dentro como fuera del terreno de juego, pero no quiere que nada lo desenfoque cuando a partir de mañana, viernes, enfrente a los Red Sox de Boston en el inicio de la Serie de Campeonato de la Liga Americana.

Y una de esas cosas es un tema recurrente por el que Correa fue abordado durante las prácticas en el Minute Maid Park, como preámbulo al juego de mañana: la posibilidad de que esta sea su última temporada y sus últimos ‘playoffs’ con el uniforme de los Astros.

Correa hizo historia en 2012 como el primer puertorriqueño que es escogido en el turno inicial de un sorteo de novatos de Grandes Ligas, cuando los Astros lo seleccionaron con el primer ‘pick’.

Desde entonces se convirtió en uno de los pilares de la organización, que por quinto año consecutivo está disputando una Serie de Campeonato de la Americana.

De hecho, desde que el santaisabelino debutó en las Mayores en 2015, cuando terminó cargando con el premio de Novato del Año en su circuito, los Astros han llegado hasta la postemporada en seis de los últimos siete años, incluyendo la conquista del título de la Serie Mundial en 2017.

“Es bien especial y son momentos que tienes que recordar y no tomarlos por sentado. Este es un equipo especial y estamos listos para lo próximo que viene”, dijo Correa a la prensa posterior a la sesión de entrenamiento de los Astros, que se limitó a la práctica de fildeo ensayando situaciones de juego.

Cuando se le preguntó directamente sobre el tema de la agencia libre, a la que será elegible por primera vez tan pronto culmine esta temporada con la Serie Mundial, Correa no habló directamente del tema.

“No estoy pensando en eso. Estoy enfocado en esta serie, en jugar béisbol y en ganar juegos”, dijo de entrada respecto a ese tópico.

Pero el espigado jugador de 6′4″ y 27 años sí conversó acerca del calor y el cariño que ha recibido tanto de los fanáticos de los Astros como de sus compañeros y personal técnico del equipo, quienes se preparan tal vez para decirle adiós.

“Ha sido muy especial. No pienso en eso. Simplemente pienso en la manera de buscar ayudar a mi equipo para ganar. Pero de verdad que es una temporada especial ya que son cinco años corridos (en la serie) al campeonato de la Americana, y esperamos poder terminar lo que nos hemos propuesto”, dijo.

“Me han demostrado apoyo incondicional, y donde quiera que voy me dicen que me quede, y donde quiera que voy siempre me han mostrado su apoyo”, agregó refiriéndose a los aficionados de los Astros.

Correa intentó llegar a un acuerdo con la gerencia de los Astros previo al inicio de la temporada 2021, pero tras una oferta inicial de parte del equipo, por seis años y $120 millones, las negociaciones no prosperaron mucho.

Los últimos reportes fueron de una oferta por cinco años y $125 millones, pero Correa advirtió que si no llegaban a un acuerdo antes del comienzo de la campaña, prefería concentrarse en el juego.

Cumplió su parte, pues el equipo de Houston concluyó con la segunda mejor marca de la Americana con 95-67, y acaba de eliminar en la primera ronda de los playoffs a los White Sox de Chicago.

Correa broma con el dirigente de los Astros, Dusty Baker.
Correa broma con el dirigente de los Astros, Dusty Baker. (Ramón “Tonito” Zayas)

Y durante la temporada, las expresiones en favor de Correa por parte de compañeros de equipos y aun del propio dirigente de los Astros, Dusty Baker, han sido más que una indirecta para la gerencia, que denota el interés de todos en que el boricua permanezca en el club. En síntesis, todos han alabado sus cualidades de líder en el equipo.

“Me hace sentir bien. Obviamente que vean y aprecien el trabajo que uno hace, no solo para uno sino para ayudar a los demás. Eso significa mucho”.

Precisamente Correa ha ayudado a su propia causa como próximo agente libre. Aquejado durante años por las lesiones, esta temporada se mantuvo saludable y tuvo tal vez su mejor actuación.

De hecho superó su marca personal de cuadrangulares con 26, y aunque se quedó a cuatro de igualar su mejor cifra de carreras empujadas (96 en 2016), mejoró por mucho su total de anotadas con 105. Además bateó para promedio de .279 y sobrepasó los 150 hits por segunda vez en su carrera.

Cuando se le preguntó si está consciente que esto aumentó su valor de cara a la agencia libre, se expresó satisfecho por haber cumplido con sus metas individuales, pero también colectivas.

“Me siento bien de poder haber logrado las metas que me propuse antes de comenzar el año. Fue un año especial para mí y para el equipo, y esperamos que termine de manera perfecta”, agregó Correa, agradecido también por haberse mantenido libre de lesiones.

Significa mucho para mí. El año pasado y este año estuve enfocado en mi cuerpo cada día. Simplemente conozco mi cuerpo mucho mejor ahora, y sé cómo cuidarlo de manera óptima. Y con la experiencia que uno adquiere jugando todos los días, pues ya sabes qué funciona y qué no funciona”.

💬Ver comentarios