En esta fotografía de archivo del 14 de julio de 2020, Derek Jeter, director general de los Marlins de Miami, observa una práctica del equipo, en Miami. (Wilfredo Lee)

Miami — El director general de los Marlins de Miami Derek Jeter dijo el lunes que sus jugadores se confiaron y pagaron un precio por ello.

Jeter considera que el brote de COVID-19 en el equipo se debe a una falsa sensación colectiva de seguridad que derivó en un relajamiento en lo que respecta al distanciamiento social y el uso de mascarillas.

“Todo el grupo que estaba de gira se relajó demasiado”, afirmó Jeter.

Se infectaron 21 integrantes del grupo que viajaba, incluyendo al menos 18 peloteros. Ninguno está grave, señaló el directivo, y prevé que todos regresen al diamante esta temporada.

A pesar de que más de la mitad del equipo no puede jugar, Jeter dijo que los Marlins aún pueden ser competitivos cuando reanuden su participación en la temporada el martes en Baltimore después de una pausa de más de una semana.

Luego de una investigación de las Grandes Ligas, dijo Jeter, es imposible saber dónde se infectó el primer jugador de los Marlins o cómo fue que el coronavirus llegó a las instalaciones del equipo. El club no tuvo ni un solo caso de COVID-19 durante las tres semanas de los entrenamientos de verano y partió del sur de Florida para disputar dos partidos de exhibición en Atlanta.

Después Miami abrió la campaña con una serie de tres encuentros en Filadelfia, donde se detectó el brote.

“Los chicos estaban cerca unos de otros, se relajaron y bajaron la guardia”, manifestó Jeter. “Se reunían en grupos. No estaban usando mascarillas tanto como debían; no estaban haciendo distanciamiento social”.

Para el 26 de julio, el brote se había vuelto tan grave que los Marlins tuvieron que suspender temporalmente su participación en la campaña, y el equipo se quedó varado en Filadelfia. Desde entonces los jugadores infectados regresaron en autobús al sur de Florida, donde guardan cuarentena.

“Tenemos muchos jugadores asintomáticos, y tenemos peloteros que están mostrando síntomas moderados”, señaló Jeter.