David Vidal, de los Cangrejeros, evita ser out en primera base durante el sexto juego de semifinal contra los Criollos.
David Vidal, de los Cangrejeros, evita ser out en primera base durante el sexto juego de semifinal contra los Criollos. (David Villafane/Staff)

Siete carreras anotadas en seis partidos, tres blanqueadas y un promedio de bateo colectivo menor de .200.

Este fue el saldo de los Cangrejeros de Santurce en las semifinales de la Liga de Béisbol Profesional Roberto Clemente (Lbprc) tras quedar eliminados el jueves 6-2 contra los campeones defensores Criollos de Caguas en el estadio Hiram Bithorn.

Los crustáceos salieron con suerte en su primera victoria 1-0 tras un pelotazo con las bases llenas tras un histórico choque de 17 entradas, el segundo de la serie. Luego en el quinto juego el miércoles pasado y al borde de la eliminación con Caguas al comando 3-1, respondieron con un triunfo 4-2 en la carretera con cuadrangulares Jan Hernández y Jack López.

No pudieron hacer más ruido. Los Criollos los superaron en carreras 14-7. Santurce dejó en base a 34 corredores. Hasta el quinto juego, Caguas tenía efectividad colectiva de 0.69, contrario a un respetable 2.65 de los Cangrejeros que no hizo diferencia.

“La pelota es así”, reaccionó Tony Valentín, dirigente de los Cangrejeros, a El Nuevo Día.

“Sabía que no iba a ser nada de fácil pero tampoco pensé que la ofensiva de nosotros fuera... no digo pésima sino que débil como lo fue en esta serie. La ofensiva en todo el año fue inconsistente pero siempre buscamos la manera de hacer carreras y en esta situación no fue así. En series cortas la intensidad en diferente, un poco más de presión y ellos sabían que no se podía pestañear por que en el momento pueden pasar cosas. Ellos aprovecharon esas oportunidades y nosotros no. Hay que darle crédito al oponente”, agregó.

Santurce fue de más a menos durante la temporada. Arrancaron sólidos, apoderándose temprano del puntero del torneo con récord de 6-1 pero luego fueron en caída, terminando con marca de 17-15, terceros en la tabla de posiciones. En la fase regular, registraron promedio colectivo de .224.

Los Cangrejeros regresaron a la pelota invernal luego de recesar en 2020-21 debido al impacto de la pandemia del COVID-19, virus que no permitió aficionados en las gradas. Así las cosas, Santurce no tuvo oportunidad de completar su dinastía tras ganar cetros consecutivos en 2019 y 2020 y de conquistar cuatro en las pasadas seis campañas.

Valentín prefiere no justificar el receso forzado al fracaso de esta temporada.

“Esas son decisiones que no tenemos control. Los muchachos son jugadores y nosotros somos dirigentes. Son decisiones que toman la gerencia. Yo no puedo irme por encima de mis jefes. Mi trabajo es dirigir. Cuando ellos me dicen que vamos a jugar, me dan un equipo y yo los dirijo. Creyeron que la mejor decisión tomada el año pasado fue esa y hay que respetarla. De todas formas, estamos viviendo la pandemia aún y no sabemos hasta cuándo. Gracias a Dios que pudimos participar este año”, opinó Valentín.

Santurce estrenó en esta temporada un nuevo directivo en la figura del artista urbano Daddy Yankee. Sin conocer los planes a seguir de la gerencia cangrejera, Valentín dejó las puertas abiertas para volver a dirigir en en el torneo 2022-23. Lleva con el equipo desde 2019.

“Estoy dispuesto a lo que sea. Hasta ahora, no nos han dicho nada. Mis puertas están abiertas y más con este grupo de muchachos y con el personal mío, vale la pena trabajar. Son tremendos profesionales. Se tiraron día a día al terreno a dar lo mejor. Este juego no es fácil y se portaron como profesionales que son. Vale la pena estar alrededor de ellos”, dijo.

💬Ver comentarios