(semisquare-x3)
El área de las cuadras del Hipódromo Camarero fue de las más afectadas por el paso del Huracán María. Los dueños del complejo temen que no habrán carreras de caballos por al menos tres meses y medio. (Suministrada)

Al igual que ocurrió para otros eventos atmosféricos que arrasaron con el entonces Hipódromo El Comandante en las décadas de 1980 y de 1990 y que obligaron la cancelación de las carreras de caballos por meses, la clase hípica se verá obligada de nuevo a hacer las maletas tras el daño que ocasionó el huracán María en Camarero.

Así lo confirmó el agente de jinetes, Charlie Benítez, quien representa a Juan Carlos Díaz, el más ganador en la historia del hipismo local, con sobre 4,000 triunfos.

“Juan Carlos y yo estamos esperando al mes de octubre para decidir si vamos a Nueva York o la Florida. Luis Negrón, tengo entendido que se va para Luisiana de nuevo. Él había montado allá anteriormente”, dijo Benítez sobre los dos jockeys que representa.

Otro que podría agarrar su fuete y emprender rumbo al norte es Erik Ramírez, uno de los más ganadores de la temporada actual en el hipismo local. Ramírez estaría marchándose a Tampa. “El agente de él, Miguel Díaz, me lo dijo”, agregó Benítez, quien también mencionó a Luis D. Rivera.

“Luis D. Rivera se va para Filadelfia. Lo supe porque me lo dijo él personalmente”.

De cumplirse el pronóstico de la gerencia del hipódromo, de unos tres meses y medio en lo que reanudan operaciones, los hípicos del patio no verán carreras en Puerto Rico por lo que resta del 2017.

Es un panorama más adverso al que dejaron Hugo (1989) y Georges (1998), huracanes que también azotaron la isla en septiembre. En el caso de Hugo, el entonces Hipódromo El Comandante no pudo reanudar la acción hasta la primera semana de octubre. Georges, en cambio, dejó a los hípicos en espera hasta diciembre, por un periodo de dos meses y medio, según recordó el historiador hípico Jorge Colón Delgado.

Durante ese lapso, entre septiembre y diciembre de 1998, varios jinetes del patio decidieron probar suerte en las pistas de Estados Unidos, entre ellos Javier Santiago, John Bisonó, Héctor Berríos y Andy Hernández.

La historia se repetirá seguramente esta vez, y Benítez estima que entre 15 y 20 ‘jockeys’ emigrarán a Estados Unidos para continuar trabajando mientras dure la pausa forzosa en Puerto Rico.

“Juan Carlos está entre Nueva York y Florida. Porque ya los caballos que van para el Clásico del Caribe están en cuarentena. Como el Clásico va a ser en Gulfstream Park, ya se están yendo también Justiciero, Sanjuanera, Platino, Empresaria… Don Carlos R iba para allá también, para la cuarentena, para irnos quedando allá porque el Clásico es el 10 de diciembre”, mencionó Benítez.


💬Ver 0 comentarios