Wesley Vázquez tuvo en 2018 la marca número 100 del mundo pero su registro de 1:43.83 en las semifinales del Mundial a principios de octubre, es el undécimo mejor del año. (Archivo / AP)

GURABO. – De un atleta lesionado que estuvo a punto de colgar los clavos de correr, con 30 libras de sobrepeso, a uno de los mejores semifondistas del mundo.

En eso se convirtió Wesley Vázquez en las últimas dos temporadas, pero en especial en este 2019, cuya campaña acaba de cerrar con una importante quinta posición en la final del Mundial de Atletismo en Doha, Catar.

Ese largo proceso conllevó que el atleta orocoveño, de 25 años, aceptara mejorar su condición con la ayuda de todo un equipo multidisciplinario encabezado por su entrenador Carlos Guzmán. Ese grupo estuvo compuesto además por el preparador físico Luis López, el quiropráctico Eldy Franceshi, la terapeuta atlética Daylín Chacón, y la nutricionista Carmen Nevares.

En conjunto se dieron a la tarea de llevar a Wesley al próximo nivel con una transformación física que le permitió escalar en el último año, 20 posiciones (de la 26 a la 6ta) en el ranking de la Federación Internacional de Asociaciones de Atletismo (IAAF), gracias a su clasificación a la final del Mundial  de Doha, y al quinto lugar obtenido en la prueba.

Esa sexta posición trascendió en el más reciente ranking mundial de la IAAF publicado este pasado martes y sirvió el jueves como marco a la conferencia titulada “Equipo multidisciplinario en el deporte de alto rendimiento: Estudio de caso Wesley Vázquez”. Esta se ofreció en la Universidad Ana G. Méndez, Recinto de Gurabo, Alma Máter del atleta y donde cuatro de los cinco componentes del equipo  pertenecen a la facultad.

Datos reveladores

Entre los datos más relevantes durante las tres horas de la conferencia, hubo datos reveladores. El profesor López, quien es fisiólogo del ejercicio, preparador físico y analítico deportivo, señaló que cuando se integró al equipo de trabajo a instancias del entrenador de Wesley, se dio cuenta de algo que es evidente a primera vista, pero que luego validó durante la fase inicial de preparación.

Profesor Luis López, preparador físico. (Fotos: [email protected])

“Wesley es muy grande, pesado y musculoso. De primera vista, no parece un corredor de 800 metros. Por lo general son corredores más flacos”, recordó López su impresión inicial. Según dijo, fue cuando comenzó a incluir las pesas en el entrenamiento del semifondista, que se dio cuenta que su fortaleza es la de un velocista.

Esto explica en gran parte, porque la labor en equipo fue vital antes y durante el Mundial, pues este y otros factores incidieron en el tipo de entrenamiento que Wesley debía hacer, pero también en la estrategia de carrera.

“Con Wesley nos enfocamos en la velocidad porque él esmás pesado (que los corredores típicos de 800 metros), y por lo tanto tiene que hacer movimientos rápidos para no detenerse”, agregó López.

En esa misma línea se expresó la nutricionista Nevares, quien indicó que para lograr mejores tiempos era necesario que Wesley disminuyera su peso. Sin embargo, su estatura y el físico no le daban mucho espacio a ella para trabajar.

Licenciada Carmen Nevares, nutricionista de Wesley Vázquez.

“Encontramos que nuestro cliente es naturalmente más pesado que otros atletas elites de su especialidad. Por lo tanto teníamos que mantener su nivel de grasa corporal dentro de un nivel bastante reducido para no aumentar de peso. Empezamos con un 7% en el 2015 hasta llegar a un 6% que es lo que se espera en una etapa competitiva”, explicó Nevares, aclarando que no podía pretender reducir la masa muscular del atleta. Por eso fue necesario buscar una alternativa para que estuviera naturalmente más liviano sin que se afectara su   rendimiento.

Vázquez pasó de ostentar el registro número 100 de la campaña 2018 (1:46.47), al undécimo mejor de esta temporada, con 1:43.83, que fue su crono de las semifinales del Mundial en Catar. Luego concluyó quinto en la final el pasado 1 de octubre, al cronometrar 1:44.48.

El orocoveño se convirtió así en apenas el segundo puertorriqueño que participa en la final de un evento del Mundial de Atletismo, algo que solo había logrado hasta el momento el ponceño Javier Culson, excorredor de los 400 metros con vallas quien conquistó dos preseas de plata.

Daylín Chacón, terapeuta atlética.

“Estoy muy contento. Ya hice el trabajo. Gracias al pueblo de Puerto Rico por todo el apoyo. Ahora a celebrar esa quinta posición y enseñarle al pueblo cómo han trabajado conmigo. Estuve dos años lastimado y no pensaba volver. Pero gracias a los tropiezos me levanté más fuerte. Creo que ahora estamos preparados y con mi equipo de trabajo podemos llegar a la final olímpica. Y en la final que Dios decida”, dijo, por su parte, Vázquez, quien será honrado este sábado en su pueblo con una caravana desde su barrio Alturas hasta la plaza pública de Orocovis.


💬Ver 0 comentarios