La tenista boricua Mónica Puig escucha La Borinqueña entre lágrimas tras su gesta en los Juegos Olímpicos Río 2016.
La tenista boricua Mónica Puig escucha La Borinqueña entre lágrimas tras su gesta en los Juegos Olímpicos Río 2016. (Archivo)

La tenista puertorriqueña Mónica Puig, medallista de oro de los Juegos Olímpicos de Río 2016, anunció hoy su retiro como jugadora.

El anuncio lo realizó en entrevista con ESPN, cadena con la cual ha estado trabajando como comentarista.

“Anuncio mi retiro del tenis”, expresó Puig. “Llegué al momento que mi cuerpo me dice no más. Tuve que tomar esta fuerte decisión”, abundó la puertorriqueña, quien se mantendrá como analista en ESPN.

La decisión la toma a sus 28 años tras dos años en las que ha enfrentado una diversidad de lesiones y un par de operaciones. Puig compartió la entrevista con ESPN en su perfil de Instagram, con un mensaje agradeciendo el apoyo a través de los años. De hecho, en la entrevista, Puig reveló que tras intentar un regreso a las canchas en mayo, volvió a experimentar dolores en el hombro y que tenía que someterse a otra operación, lo que descartó.

“Esta decisión no es fácil porque me hubiera encantado retirarme en mis propios términos, pero a veces la vida tiene otros planes y tenemos que abrir nuevas puertas que conducen a posibilidades emocionantes. También me encantaría anunciar que estaré muy activa en el mundo del tenis como nueva integrante de tiempo completo de la familia ESPN, además de expandirme a muchos otros deportes que me apasionan. También exploraré roles de consultoría para jugadores de tenis jóvenes y prometedores, así como con programas y academias”, escribió Puig.

La boricua termina su carrera con un título en la Asociación de Tenis de Mujeres (WTA, por sus siglas en inglés), ganado en el 2014 en Estrasburgo, Francia. Pero su logro más grande llegaría en el 2016, cuando le dio a Puerto Rico su primera medalla de oro olímpica tras ganar el torneo de sencillos en los Juegos de Río 2016. En esa final, derrotó a la alemana Angelique Kerber en tres sets.

Fue un torneo en el que la boricua no estaba entre las primeras 16 sembradas y que sorprendió al mundo del tenis, eliminando en el camino a la propia Kerber —entonces número dos del mundo— y a la tercera sembrada Garbiñe Muguruza en la tercera ronda.

“Escuchar nuestro himno en el podio por primera vez en la historia con una medalla de oro, siempre va a ser mi recuerdo más bello de mi vida y carrera”, escribió Puig en su publicación en Instagram.

Puig, además, termina su carrera como una de las atletas más condecoradas en la historia de Puerto Rico. En sencillos, ganó tres medallas de oro en Juegos Centroamericanos y del Caribe (Mayagüez 2010, Veracruz 2014 y Barranquilla 2018) y dos medallas en Juegos Panamericanos (plata en Guadalajara 2011 y bronce en Toronto 2015).

Solo otros dos atletas puertorriqueños han ganado medallas en las tres competencias del ciclo olímpico (Olimpiadas, Panamericanos y Centroamericanos): Javier Culson y Jaime Espinal.

Su posición más alta en el escalafón de la WTA fue la 27, alcanzada en septiembre de 2016. Terminó su carrera con marca de 303-215 en sencillos y con ganancias que totalizaron $3,570,824, según registros de la WTA.

Calvario de lesiones

En diciembre de 2019, Puig anunció que se había sometido a una operación para reparar un nervio en el codo derecho. Entonces, el 25 de mayo de 2021, 17 meses después de operarse el codo, fue intervenida por segunda vez, en dicha ocasión del hombro.

Una semana luego habló con El Nuevo Día en junio, sobre la decisión de someterse al procedimiento y obviar la posibilidad de asistir a los Juegos Olímpicos de Tokio para defender la medalla de oro que conquistó en Río 2016.

Tras esa operación, Puig volvió a quedar inactiva hasta el pasado mes de abril cuando reapareció en el Abierto de Madrid. En ese torneo, cayó en la primera ronda ante Danielle Collins por 7-5, 6-0.

Sin embargo, dolores en el hombro hicieron que se retirara de un torneo en Francia en mayo. No participó en el Abierto de Francia, donde volvió a trabajar como analista de ESPN.

“No fue decisión mía propia. Siento que el tenis se ha apartado de mi, se ha alejado de mi. No puedo competir al mismo nivel de las jugadoras que estamos viendo hoy día”, dijo Puig en la entrevista con ESPN.

Puig contó que tras ese partido en Madrid ante Collins, volvió a sentir molestias en el hombro y que tuvo una conversación su madre, Astrid Marchán. “En Madrid tuvimos una conversación muy fuerte. Le dije que me seguía molestando mucho, di todo en la cancha, pero sencillamente no podía más”, narró Puig.

De hecho, Puig reveló que pruebas adicionales revelaron que tenía otro desgarre. “Tocaba una tercera cirugía. Es mucho”.

💬Ver comentarios