Mónica Puig, aquí durante la acción del partido de este viernes en Madrid, apareció en la casilla número 105 la última vez que estuvo en el ranking de la WTA.
Mónica Puig, aquí durante la acción del partido de este viernes en Madrid, apareció en la casilla número 105 la última vez que estuvo en el ranking de la WTA. (Bernat Armangue)

La puertorriqueña Mónica Puig tuvo al fin su primer partido en la gira de la WTA desde septiembre de 2020, al enfrentar a la estadounidense Danielle Collins y perder en la primera ronda del Abierto de Madrid.

Los parciales del revés de Puig fueron 7-5, 6-0.

Collins, la número 8 del mundo en el escalafón de la WTA, pasó así a la ronda de las mejores 32, en la que enfrentará a la ganadora del choque entre la canadiense Bianca Andreescu y la estadounidense Alison Riske.

Puig llegó a este encuentro fuera del ranking mundial tras una inactividad de 19 meses. La última vez que apareció en un torneo de la WTA fue en el Abierto de Francia a finales de septiembre de 2020. Para entonces seguía enfrentando dolencias en el brazo derecho que ya se había operado en diciembre de 2019 (codo). Posteriormente, en mayo de 2021, volvió al quirófano para operarse del hombro.

Puig publicó en su cuenta personal de Twitter un mensaje describiendo lo especial que fue para ella regresar a juego tras un largo proceso. Su participación en Madrid la describió “solo el primer paso”.

El mensaje lo acompañó con un breve vídeo que mostró el momento en que entró a la cancha Arantxa Sánchez Vicario, y se le notó emocionada mientras caminaba sobre la superficie de arcilla.

La puertorriqueña, campeona olímpica de sencillos en Río 2016, ocupaba la casilla número 105 de la WTA la última vez que apareció en el escalafón.

💬Ver comentarios