El serbio Novak Djokovic festeja tras vencer al griego Stefanos Tsitsipas en su partido de individuales de las ATP World Tour Finals, en Turín, Italia.
El serbio Novak Djokovic festeja tras vencer al griego Stefanos Tsitsipas en su partido de individuales de las ATP World Tour Finals, en Turín, Italia. (Antonio Calanni)

MELBOURNE, Australia — Novak Djokovic recibirá una visa que le permitirá jugar en el próximo Abierto de Australia a pesar de su resonante deportación en enero.

La emisora Australian Broadcasting Corp. dijo este martes que había confirmado informes periodísticos de que el ministro de Inmigración había cancelado un período de exclusión de tres años para Djokovic.

La Fuerza de Frontera dijo previamente que el período de exclusión se puede anular en ciertas circunstancias, y que evaluará cada caso individualmente.

La oficina del ministro de Inmigración, Andrew Giles, se negó a hacer declaraciones por razones de privacidad, lo cual significa que cualquier anuncio sobre la visa de Djokovic deberá provenir del astro serbio de 35 años.

El ganador de 21 Grand Slam no pudo defender este año su título del Abierto de Australia porque al cabo de una batalla legal de 10 días sobre su negativa a vacunarse contra el COVID-19, se le revocó la visa en la víspera del torneo.

Djokovic, en ese momento el número uno en el escalafón del tenis mundial, arribó al aeropuerto de Melbourne con una visa gestionada online y lo que creía era una exención médica válida de las estrictas leyes del país para los viajeros no vacunados porque tenía el respaldo de Tennis Australia y el gobierno del estado de Victoria, anfitrión del torneo.

Reinó la confusión, que generó titulares mundiales. Resultó que el documento médico lo eximía de la norma del torneo que obliga a jugadores, espectadores y funcionarios a estar vacunados contra el coronavirus, pero no lo autorizaba a entrar al país. La Fuerza de Frontera lo rechazó.

El entonces ministro de Inmigración, Alex Hawke, canceló la visa de Djokovic por considerar que era el “talismán de una comunidad unida por el sentimiento antivacuna”.

Australia ha tenido un cambio de gobierno y modificado sus normas fronterizas este año, y desde el 6 de julio ya no se exige a los viajeros que llegan una prueba de vacunación contra el COVID-19.

Djokovic tiene a su favor que partió de Australia inmediatamente después de la revocación de su visa y no ha criticado públicamente a las autoridades australianas.

El lunes, cuando disputaba las Finales de la ATP en Italia, dijo que sus abogados estaban en contacto con el gobierno australiano para que le permitiera participar en el Abierto de Australia el 16 al 29 de enero.

💬Ver comentarios