Las Pinkin de Corozal no jugaban en una serie final del voleibol femenino desde 2013, y no ganan un campeonato desde su último en 2010.
Las Pinkin de Corozal no jugaban en una serie final del voleibol femenino desde 2013, y no ganan un campeonato desde su último en 2010. (Suministrada)

Al igual que la final del Baloncesto Superior Nacional (BSN), la serie de campeonato de la Liga de Voleibol Superior Femenino (LVSF) que inicia este sábado en el Coliseo Marcelo Trujillo Panisse presenta un duelo entre los sextetos con más campeonatos en la historia del torneo.

En un lado, están las Criollas de Caguas, ganadoras de los últimos seis títulos para sumar 14 en su historia. En el otro, regresan a la relevancia las Pinkin de Corozal, máximas ganadores del torneo con 17 cetros, luego de la resucitación de la franquicia en 2020.

El último banderín de las Pinkin fue en 2010 con las figuras de Vilmarie Mojica, Vanessa Vélez, Jessica Candelario, Shonda Cole y Destinee Hooker-Washington.

De hecho, la final del año pasado fue confiscada a favor de las Criollas debido a la protesta de las Sanjuaneras de la Capital para cambiar por otra importada a la refuerzo Hooker-Washington, en aquel entonces embarazada. El caso llegó hasta el Tribunal de Primera Instancia de San Juan. La franquicia de San Juan fue suspendida para el torneo 2022, por no presentarse a cancha para la serie final pasada.

El jueves pasado, el dirigente de las Criollas Juan Carlos Núñez rezaba para que no ocurriera un nuevo inconveniente que detuviera el baile por el campeonato.

“Si uno llega a la final, uno lo que quisiera es terminar haciéndolo bien y jugando. Así que, si Dios quiere, no pasa nada en día y medio (ríe)... Deseoso de que comience. Hay muchas jugadoras, de ambos equipos, con la oportunidad de jugar. Nosotros tenemos a Neira Ortiz, que estuvo en San Juan (las integrantes de las Sanjuaneras no fueron castigadas). La mitad del grupo repite. Después que uno se prepara tanto, con tanto sacrificio, uno quiere estar en ese escenario y en esa experiencia”, dijo Núñez.

Caguas finalizó la fase regular en el primer lugar con 13-3. Dos de las tres derrotas fueron contra las Pinkin. Las Criollas barrieron a las Valencianas de Juncos para volver a la final por séptima vez al hilo, mientras que Corozal eliminó en cinco juegos a Manatí.

“Estamos haciendo la misma preparación como si fuera contra cualquiera. Siempre nos preparamos para los rivales de la misma manera, no importa si nos ganan o no. Tenemos el mayor de los respetos al equipo contrario y el equipo contrario se llama las Pinkin. Tenemos que prepararnos contra ellas. No hay ninguna ansiedad por la situación de la serie regular. Así se llama, serie regular. Son equipos diferentes en la final”, indicó.

Jennifer Nogueras es la acomodadora de las Criollas de Caguas.
Jennifer Nogueras es la acomodadora de las Criollas de Caguas. (Suministrada / LVSF)

Las Criollas vuelven a apostar a su núcleo veterano en Karina Ocasio, Stephanie Enright, Diana Reyes y Shara Venegas, junto con las experimentadas Jennifer Nogueras y Pilar Victoría. Repiten a la importada Adora Anae y trajeron de vuelta a la central Taylor Sandbothe, quien comenzó la temporada con Juncos.

Un pilar el acomodo de Corozal

Sobre los atributos de las Pinkin que lo hacen un sexteto de cuidado, Núñez apuntó el gran juego de la colocadora de la Selección Nacional Raymariely Santos.

“Una jugadora bien importante en ellas, que se encontró tal vez este año con variantes ofensivas, fue Santos. Ha tenido un gran año, digno de (un premio de) Jugadora Más Valiosa. Pudo correr la ofensiva bien de ese grupo. Es la pieza clave que las benefició en el torneo. Han puesto a correr ese grupo ofensivamente muy bien”, señaló.

Raymariely Santos guía el juego de las Pinkin como colocadora.
Raymariely Santos guía el juego de las Pinkin como colocadora. (FPV)

En el bando de las Pinkin, el exacomodador del Equipo Nacional y técnico Ángel Pérez reconoce al “gigante” que se enfrentarán en la final, a la misma vez del reconocimiento que hay en el pueblo montañoso de devolver al equipo a su primera final desde 2013.

“Sabemos que vamos contra un equipo de tradición, que ha estado ahí en los últimos 10 años sin parar. Hace casi 10 años que las Pinkin no estaban en una final así que va a ser bien interesante. Creo que contrastamos en muchas cosas. Un equipo de ellos con mucha veteranía, que ha estado en múltiples finales y que sabe jugar en ese tipo de escenario”, expresó Pérez.

“Por el contrario, somos un equipo joven, con mucha hambre y de probarse. Veo un pareo interesante. Estamos apostando a ciertas cosas que nos dieron resultado en la temporada regular y esperar que nos pueda dar resultado nuevamente en la final”, agregó.

Además de Santos, Corozal apuesta a su dupla de importadas de Payton Cafrey y Ronika Stone, junto a la opuesto de madre puertorriqueña Brittany Abercrombie, y las nativas Génesis Collazo y Daly Santana.

“Nosotros no hemos cambiado a nadie. Apostamos a lo que tenemos. Incluso, fuimos el único equipo que no hizo cambios en todo el año. Firmamos a las 14 desde el día uno. Hemos tenido altas y bajas y hemos sobrevivido remando todas como equipo y aquí está el premio. Están listas para competir, con mucha humildad y respeto, ante un rival que sabemos tiene muchas herramientas”, resaltó.

La final de la LVSF comienza este sábado luego de un receso de dos semanas y media debido a la participación de la Selección Nacional en el Challenger Cup de la Federación Internacional de Voleibol en Croacia, y donde el combinado obtuvo la medalla de bronce.

Calendario de la final según la FPV

Sábado, 6 de agosto

Corozal vs. Caguas (en Humacao)

Lunes, 8 de agosto

Caguas en Corozal

Miércoles, 10 de agosto

Corozal vs. Caguas (en Humacao)

Viernes, 12 de agosto

Caguas en Corozal

Domingo, 14 de agosto

Corozal vs. Caguas (en Humacao) *

Martes, 16 de agosto

Caguas en Corozal *

Jueves, 18 de agosto

Corozal vs. Caguas (en Humacao) *

* De ser necesario

💬Ver comentarios