Olga Chapman Rivera, coordinadora general del Congreso de Afrodescendencia de Puerto Rico, enfatizó en la importancia de hacer presente en el currículo educativo del país, la aportación de los afrodescendientes. (semisquare-x3)
Olga Chapman Rivera, coordinadora general del Congreso de Afrodescendencia de Puerto Rico, enfatizó en la importancia de hacer presente en el currículo educativo del país, la aportación de los afrodescendientes. (Ramón “Tonito” Zayas)

Cuando hace cuatro años la Organización de las Naciones Unidas (ONU) proclamó el Decenio Internacional para los Afrodescendientes del 2015 al 2024, un grupo de puertorriqueños comenzó a hacerse preguntas.

Las interrogantes tenían el propósito de reflexionar acerca de cuánto y cuan profundamente se discute este tema en la isla. Pero encontraron que muy poco se habla en los salones de clases, en la academia o en las comunidades acerca de la población afrodescendiente, más allá del tema de la abolición de la esclavitud. Entonces, pusieron manos a la obra para cambiar esa realidad con la creación del grupo Afrodescendencia de Puerto Rico, Inc.

A partir de esa unión se llevaron a cabo diferentes esfuerzos que incluyen el Congreso de Afrodescendencia de Puerto Rico -cuya tercera edición ya se organiza- y el lanzamiento del libro “¡Negro, negra!: afirmación y resistencia”, celebrado ayer en la Librería Casa Norberto de Plaza Las Américas.

El libro reúne 35 de las sobre 60 ponencias presentadas en el primer congreso, realizado entre el 9 al 12 de noviembre de 2015. Incluye los escritos de Mayra Santos Febres, Ana Irma Rivera Lassén, Agustín Laó Montes, Daniel Lind Ramos, Edwin Quiles y otros autores, activistas y pensadores de la isla y de países como Costa Rica, Colombia y Venezuela. La compilación estuvo a cargo de Lester Nurse Allende y el Comité de Afrodescendencia.

“Dentro de los grupos étnicos en el mundo el más rezagado es el afrodescendiente”, indicó la doctora María Elba Torres, directora general del evento, al plantear la importancia de la colección de escritos para empezar a visibilizar todo lo relacionado a este grupo en la isla.

La profesora del recinto de Río Piedras de la Universidad de Puerto Rico (UPR) señaló que solamente a través de la discusión y la educación pueden acabar el racismo y la xenofobia que existe en la isla, además de hacerle justicia al rol que han tenido los afrodescendientes en el desarrollo del país.

“¡Negro, Negra!” Fue presentado por el doctor Juan Guisti Cordero, profesor de Historia en la UPR y ex director del Centro de Acción Urbana, Comunitaria y Empresarial de Río Piedras (Cauce).

“El libro presenta un abanico de temas relativos a la historia de la afrodescendencia. Es casi un manual”, dijo sobre el trabajo Guisti.

Por su parte, Torres destacó que tanto el texto como las demás iniciativas desarrolladas por el grupo responden a la gran necesidad que existe en el país de discutir todos los aspectos relacionados a esta población, incluyendo lo cultural, demográfico, etnográfico, artístico y más.

Nosotros lo que queremos es que haya información para poder educar a nuestros niños, para que nuestros niños se identifiquen”, comentó al destacar que, por ejemplo, en Puerto Rico “la historia del arte es blanca”.

El tercer congreso se está planificando para 2020. El enfoque el año que viene será en la educación pero, en lugar de hablar exclusivamente acerca de la esclavitud o de su abolición, comenzar a hacerlo en torno a las aportaciones de la gente negra al país y cómo lograron realizarlas.

“Lo primero que estamos haciendo es reuniéndonos con el Departamento de Educación y la directora del Departamento de Estudios Sociales para empezar el 9 de abril una primera actividad para insertar la historia de la afrodescendencia en las escuelas desde los grados elementales”, indicó Olga Chapman-Rivera, también coordinadora general del congreso.

También está en planes la creación de una plataforma digital con información útil para maestros y estudiantes.

Mientras, Ivette Chiclana, otra de las representantes del movimiento, resaltó entre sus objetivos dentro del grupo, comenzar a salir de la universidad para acercarse a la población en sus propios espacios.

“Me gustaría hacer trabajo desde sus necesidades y no desde donde la academia decide. Atender esas voces”, compartió.


💬Ver 0 comentarios