Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (horizontal-x3)
Pieza hecha por Cristina González, de Puerto Rico. (Suministrada)

La convocatoria fue simple y las expectativas eran modestas. La Asociación de Artistas Plásticos de Puerto Rico utilizó las redes sociales en octubre del 2017 para exhortar a los artistas internacionales a participar de una convocatoria de arte postal tras el azote del huracán María. Lo que ocurrió días, semanas y meses después sorprendió a todos sus integrantes.

Con cada visita al correo llegaba la alegría en forma de postales dibujadas por los artistas alrededor del mundo que quisieron acompañar a la isla en su dolor, ofreciéndole un abrazo solidario hecho de papel.

De octubre hasta el 31 enero de 2017, 452 artistas de 44 países enviaron sobre 600 obras realizadas con distintas técnicas que hoy forman la exposición “Viva el arte”, ubicada en el vestíbulo de la Compañía de Turismo en el Viejo San Juan.

“Cuando pasó María, el panorama cultural estaba totalmente detenido. Tuvimos que suspender todas las actividades. Así es que era un buen momento para que creadores de todo el mundo nos dieran apoyo para incentivar a los artistas locales a seguir adelante a pesar de la situación”, relató Edwin Velázquez, presidente de la organización y participante del movimiento de arte postal hace varios años.

Este tipo de intercambio artístico por correo se practica desde hace mucho tiempo. Surgió a causa del descontento con las políticas de comercialización del arte y para promover el intercambio de ideas sin restricciones.

En Latinoamérica, cobró auge en la década de los años 70 gracias a figuras como el uruguayo Luis Camnitzer y la argentina Liliana Porter. Aunque la dinámica no es tan común en Puerto Rico, esta exposición ha marcado un precedente debido al éxito de la convocatoria.

“Es una de las exposiciones de este tipo más grandes ahora mismo en el Caribe y Latinoamérica. Además, entiendo que nos pone en el mapa porque todos los artistas la están siguiendo y la promueven en sus redes sociales”, explicó Velázquez, al confesar que la asociación apenas esperaba un centenar de obras porque, entre otras razones, el correo no estuvo funcionando a su capacidad durante varias semanas.

Sin embargo, la iniciativa recibió el apoyo de artistas reconocidos internacionalmente que sacaron de su tiempo para crear una pequeña obra para Puerto Rico y se tomaron la molestia de enviarla por correo. Tal es el caso del uruguayo Clemente Padín y el español César Reglero.

A sus trabajos se suman los de otros destacados artistas de países como Japón, Grecia, México, Argentina, España, Macedonia, Letonia, Cuba, Perú, Portugal, Rumania, Montenegro y República Checa. Mientras, los artistas locales también respondieron al llamado. Entre ellos están Ben Morales, Edwin Maurás Modesti, Wichi Torres, Rosa Serrano y María Cruz.

Maritza González Cintrón, artista plástica y además oficial de comunicaciones de la asociación, explicó que se solicitaron piezas en tamaño 4x6 horizontal o vertical. Las que excedieron esta medida fueron colocadas en una vitrina especial. Todas están identificadas con el nombre y país de su creador.

“En algunas de las obras, los artistas comparten la realidad dolorosa de su país, otros huracanes psicosociales que les afectan a ellos. Hay coraje y hay sutileza”, indicó González, quien también participó de la muestra.

Entre los trabajos también se encuentran algunos hechos por niños y jóvenes. Tal es el caso del dibujo realizado por Mariángela Class González, de 10 años, sobre el tema de la contaminación ambiental. La imagen muestra a un “niño anciano” que está muy cansado porque no entiende la actitud de las personas que no toman acción para defender los recursos naturales, como ha ocurrido con la situación de las cenizas tóxicas en Peñuelas. En el dibujo, un estanque de agua roja representa la sangre de la naturaleza herida.

Por su parte, Doriane Marie Cázares, de 20 años, presentó una fotografía de una mujer pintada como indígena que abraza a un caballo en el río. A través del retrato, la joven quiso expresar que la naturaleza no es esclava de los humanos y por eso nos corresponde protegerla.

Todas las piezas de la exbición fueron digitalizadas por ambos lados para formar una galería virtual en la página www.vivaelartepr.blogspot.com. En este espacio también se publicarán las fechas y lugares de la exposición en los próximos meses.


💬Ver 0 comentarios