Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Daniel Irizarry (horizontal-x3)
"Aquí vine para hacer teatro. Mis estudiantes actores están enamorados del material. En el espacio creativo hay locura y sudor del bueno", dijo Daniel Irizarry. (Suministrada)

Con mucha ignorancia e ingenuidad llegué a Ankara, Turquía, el pasado 7 de octubre de 2014, para una entrevista de trabajo que duraría tres días. La posición disponible consistía en dar clases de actuación a estudiantes del Departamento de Teatro de la Universidad de Bilkent. Partí de Nueva York luego de haber presentado ‘Teach Teacher Teachest’, escrita por David Koteles, en INTAR Theatre con mi compañía teatral ‘One-Eighth Theather’. En resumen, me dolía todo el cuerpo al abordar el avión.

Durante el vuelo de 10 horas, sin contar escala, yo mismo me preguntaba: ‘¿Hacia dónde me dirijo?’ ‘¿Qué hago aquí en este recóndito recoveco?’. Luego el pensamiento tomó otro rumbo: ‘No tienes nada que perder’. Yo sabía muy poco del país y mucho menos de la ciudad turca a la que me dirigía, pero sí había escuchado que Bilkent es una de las mejores universidades del país y de la región.

Luego de una confusa escala en Estambul, donde perdí dos vuelos, comencé a recrear la película ‘‘Lost in Translation’’ protagonizada por Bill Murray. Son siete horas de diferencia entre Ankara y San Juan por lo que empecé a sentirme como un gongolí encorvado. El distanciamiento de tiempo, espacio y lenguaje parecía visceral. Sin embargo, al arribar a mi destino final -la Universidad de Bilkent- y ver las condiciones de trabajo, la infraestructura y todos los recursos, las cosas comenzaron a tener sabor a quenepas dulces de Ponce. Esos tres días intensos antes de regresar a Nueva York, donde llevo catorce años viviendo y construyendo caminos, me hicieron reflexionar.

Finalmente acepté la oferta de enseñar durante un año académico a tiempo completo como ‘Asistente de cátedra visitante’ para el Departamento de Música y Artes Performativas. Comencé a leer la novela ‘The Silent House’ de Orhan Pamuk para adentrándome en la cultura turca y entender mejor su historia. Yo vine a hacer teatro, crear nuevos contactos y crecer como ser humano.

Daniel Irizarry trabaja como Asistente de cátedra visitante para el Departamento de Música y Artes Performativas de la Universidad de Bilkent, en Turquía. (Suministrada)
Daniel Irizarry trabaja como Asistente de cátedra visitante para el Departamento de Música y Artes Performativas de la Universidad de Bilkent, en Turquía. (Suministrada)
 

Sobre el monstruo con tres ojos que no está y está

Muchos me han preguntado si me siento seguro por acá. La respuesta es, sí. ‘Si tienes miedo pues cómprate un perro’ decía mi abuela. Yo ni quiero ni necesito un perro. Aunque amo a los perros. Al punto, aquí me tratan con mucho detalle y admiración. Hay un respeto profundo al arte y a mi propuesta artística.

El atentado terrorista de octubre en la ciudad de Ankara fue un evento triste y claro está dramático. Me transportó a mi comienzo en NYC. Me mudé a esa ciudad el 20 de agosto del 2001; unas semanas antes del horroroso atentado contra las torres gemelas.

Con relación a lo que se vive hoy en Siria y Rusia y como esto está afectando mi cotidiano, por ahora es una tensión invisible. Vamos, el mundo entero está desbalanceado. El desbalance político en esta región fue creado por la administración de Bush y Cheney. ¡Prohibido olvidar! Pero para ser honesto, más preocupado estoy con la situación política y económica de mi Isla y del oleaje de racismo y odio que impera hoy en los Estados Unidos y Europa.

La única salida es la empatía. Y el teatro es mi vehículo para intentar esto. Aquí vine para hacer teatro. Mis estudiantes actores están enamorados del material. En el espacio creativo hay locura y sudor del bueno. Un espacio donde creamos mundos patafísicos.

En el horno se cocina algo y huele rico

El próximo abril del 2016 estaré en ‘The Aleksander Zelwerowicz National Academy of Dramatic Art’ en Varsovia, Polonia, como parte de un intercambio académico entre ambas universidades.

El próximo semestre estaré dirigiendo el proyecto de tesis con los estudiantes de tercer año.

Actualmente José Rivera -nominado al Oscar por su guión ‘The Motorcycle Diaries’- está de visita aquí en la Universidad de Bilkent y donde continuamos investigando mi próximo proyecto de dirección que él escribió.

El diálogo entre la Universidad de Bilkent y José Rivera surgió por nuestra colaboración y amistad en la ciudad de Nueva York. Nuestra propuesta teatral de ‘Las Criadas’ (basado en el clásico de Jean Genet), que toma lugar en Vieques 1941, estrenará en INTAR Theatre de Nueva York en noviembre de 2016.

José Rivera es un ser humano increíble, irreal y tan humilde. Aquí la meta es convertir a la Universidad de Bilkent en unos de los mejores programas internacionales de teatro. Ya existen diálogos y tratos con universidades en China, Polonia, Noruega y ahora Puerto Rico.

El próximo junio de 2016 el Departamento de Drama de la UPR ha sido invitado al festival internacional de teatro aquí en la Universidad de Bilkent. Lleno de orgullo y eufórico por ver esta relación crecer y de ver más talento puertorriqueño en suelo turco y viceversa. Haciendo camino al andar, literalmente.

Daniel Irizarry es profesor visitante en el Departamento de Música y Artes Performativas, de la Universidad de Bilkent, en Turquía. Para conocer más de Daniel Irizarry puedes entrar a este enlace: www.danielirizarry.org.


💬Ver 0 comentarios