El afamado flautista dará una presentación este sábado en el Centro de Bellas Artes.

Un trabajo revolucionario que combina la música clásica con la bomba, la plena y la armonía del jazz... Esto lo que presentará el virtuoso de la flauta, Néstor Torres, en el estreno en Puerto Rico del Concierto para Flauta y Orquesta mañana en la Sala Sinfónica Pablo Casals del Centro de Bellas Artes Luis A. Ferré, junto a la Orquesta Sinfónica de Puerto Rico.

Este concierto es una composición de Mariano Morales comisionada y dirigida por el maestro Guillermo Figueroa para el virtuoso de la flauta.

La presentación consta de tres movimientos sin interrupción, tres secciones hilvanadas por tres boricuas, el flautista y los destacados músicos Mariano Morales y Guillermo Figueroa.

“Este es un sueño hecho realidad para mí. Estar en la Sala Pablo Casals con la Sinfónica dirigida por un puertorriqueño que comisiona un concierto de flauta para mí. No hay honor más grande que ambos poder hacer esa música en Puerto Rico y para Puerto Rico”, sostuvo Torres en entrevista con El Nuevo Día, a quien aprovechamos para preguntar en detalle sobre este concierto único.

Define lo que significa para ti esta presentación.

“El Concierto para Flauta y Orquesta de Mariano Morales es una pieza ecléctica y muy puertorriqueña que combina elementos de música rítmica boricua con el jazz latino, con el jazz, y con la técnica y tradiciones de la música europea occidental que se conoce como música clásica. En lo personal el concierto, que se celebra cerca de Acción de gracias es para mí como ir al templo, ir a una iglesia, como ir a adorar en el altar de la música”.

¿Cómo haces la transición de tocar jazz y música popular a tocar la música clásica?

“No es fácil, es retante pero bien excitante para mí porque me esfuerza a adentrarme y regresar al instrumento en su máxima expresión, pues requiere un movimiento más intenso, más disciplinado. Es lo mismo que un atleta, un boxeador, que está en forma siempre, pero cuando un atleta olímpico se está preparando para una pelea, el nivel de entrenamiento es mucho más intenso y mucho más disciplinado. Ese es el proceso cuando estoy tocando música clásica”.

¿Como se da la unión con Guillermo Figueroa y Mariano Morales?

“Le tengo una admiración y respeto inmenso al maestro Figueroa. Tuve la fortuna de conocerlo en la Florida hace tres años y en ese encuentro a él se le ocurre que tengamos un junte con Mariano Morales, extraordinario compositor y músico puertorriqueño. Pero llegó elhuracán María, y Mariano tuvo que venir a Puerto Rico a bregar con su familia, él fue testigo de los estragos del huracán y eso le caló profundamente. A mí me afectó en el sentido de impotencia. Así que un concierto para flauta de Néstor Torres es más que un concierto para Puerto Rico porque refleja nuestra esencia melódica, rítmica, pero también los momentos difíciles dolorosos y esa lucha para trascender y triunfar sobre esas adversidades”.

Fuiste nominado para un Grammy Latino recientemente por “Flute Traditions”, pero esta vez no se dio. ¿Qué entiendes ocurrió?

“Me sentí realizado como artista y músico comprometido con los cambios, las transformaciones internas que la música hace. El estar en Las Vegas y tener ese momento con artistas importantes como Johnny Ventura, Wilfrido Vargas, Andy Montañez, Gilberto Santa Rosa y Ozuna fue muy bueno”.

¿Lo lamentaste?

“Mi maestro Daisaku Ikeda me enseñó que la vida es ganar o perder, es un proceso, y que en realidad no debemos temerle a perder. Está bien si perdemos en cuanto no seamos derrotados porque a veces cuando ganamos, esa ganancia o esa supuesta victoria, puede ser una causa más tarde para una derrota. Mientras que hay pérdidas que son grandes causas para victorias... A un nivel muy profundo y sin quitarle lo trágico que ha sido para la isla el huracán María, entiendo que Puerto Rico tiene una magnífica oportunidad ahora de encaminarse a un proceso de un nuevo renacimiento. Está pasando con la juventud, que está siendo muy creativa, y obviamente no podemos dejar de mencionar que somos los seres humanos perfectos porque tenemos la genética perfecta, y está científicamente comprobado”.

¿Qué opinión tienes de la manera en que se está dirigiendo Puerto Rico?

Muchas veces no actuamos de acuerdo a, y nos conformamos con quejarnos, el ay bendito, o les echamos la culpa a los políticos y a la corrupción. Y sí tiene mucho que ver con todo eso, pero al final de cuentas todo comienza con el individuo, con la transformación del corazón, con una persona que diga basta. Yo voy a hacer el cambio. La historia de las transformaciones ha sido porque una persona dijo hasta aquí. Del trasfondo de todas las cosas maravillosas, el poder estar aquí con Guillermo Figueroa, por ejemplo, un tesoro nacional, me honra ser un intérprete de su obra al igual que la inigualable fuerza creativa de Mariano Morales.

¿Qué proyectos tienes para los próximos meses?

“Este ha sido un año muy bueno y muy especial para mí en el sentido de que el año pasado lanzamos dos producciones, una clásica y la otra 'Y la del Caribe Soy', aparte de la que fue nominada al Grammy. También tengo unas presentaciones en Denver y en Boston con el Latin Jazz All Stars”.

Una de las últimas tres veces que el músico estuvo en la isla visitó el Pabellón de la paz en el Parque Luis Muñoz Rivera en una ceremonia de luces solares exponiendo así a los estudiantes a la conservación de energía. Mientras que el pasado mes de julio fue parte de un retiro en Caguas, bajo el patrocinio de la Fundación Banco Popular.

“Fui el artista residente de Aceleración musical. Estuvimos con con 43 jóvenes entre los 12 y 18 años de edad. Permanecí una semana intensiva con esos muchachos. Trabajamos juntos en conversatorios, talleres de música conmigo y con otros grandes profesores. Fue una experiencia inmensa, los muchachos visitaron estudios de grabación. Fue una parte fundamental para este nuevo renacimiento para la juventud puertorriqueña”.

El flautista afirma que “la verdadera formación en la isla va a tomar de una a dos generaciones para que Puerto Rico pueda manifestar su máximo potencial en niño y jóvenes”.

Para el músico, no importa en cuántos escenarios se haya presentado el Concierto para Flauta y Orquesta, nunca será como en Puerto Rico.

“La diferencia es el sonido acompañado con la Orquesta Sinfónica de Puerto Rico. Es una cosa espectacular. Es muy emocionante... para mí esto es muy diferente, es una convocatoria, una invitación, un llamado a que el sábado en la noche (mañana) todos los puertorriqueños que tengan la oportunidad, asistan a esta fiesta de hermanos”.

El espectáculo dará inicio a las 7:00 p.m. Los boletos están a la venta en el Centro de Bellas Artes de Santurce y a través de Ticketpop.


💬Ver 0 comentarios