Wicked (semisquare-x3)
Kristin Chenoweth e Idina Menzel son las anfitrionas del evento. (AP)

Hace 15 años, una de las mejores películas del país era "Finding Nemo" y Shania Twain interpretó el espectáculo de medio tiempo del Super Bowl. "Get Rich or Die Tryin" de 50 Cent fue un álbum de éxito y un par de brujas se hicieron cargo de Broadway.

Se trató del musical "Wicked" que generó algunas reseñas poco favorecedoras al entrar en  Broadway y que el próximo lunes celebra sus 15 años, con un especial que se transmitirá por la cadena NBC.

El especial "A very wicked Halloween” es protagonizado por sus estrellas originales, las actrices Kristin Chenoweth e Idina Menzel, que dieron vida a las brujas “Elphaba” y “Glinda”.

En la fiesta de aniversario también participa la cantante Ariana Grande, quien se ha declarado una fanática de la obra.

El grupo musical Pentatonix, y los cantantes Adam Lambert y  Ledisi, también forman parte de la lista de invitados.

"Primero que nada, no puedo creer que hayan pasado 15 años. Creo que fue ayer. Y sin embargo, ya han pasado 15 años", dijo Chenoweth.

"Wicked" es el sexto espectáculo más grande de Broadway que sigue vigente.  

A la fiesta se une la compañía de helados Ben & Jerry's que ha lanzado un sándwich especial en su honor.

El musical plasma la relación entre la bruja buena del norte (Chenoweth) y la bruja malvada del Este (Menzel), personajes de "Wicked” que narra la historia de lo sucedido en la tierra de The Wizard of Oz antes de que Dorothy y Totó llegaran.

Los personajes creados por L. Frank Baum en su libro "The Wonderful Wizard of Oz" fueron inmortalizados en una adaptación cinematográfica de 1939. Las canciones de Stephen Schwartz incluyen "Defying Gravity", "Popular" y "For Good".

"Sabía que era algo especial", dice Menzel, quien ya había logrado el éxito en "Rent" cuando probó con el director de "Wicked" Joe Mantello. Ella dijo que tembló mientras ensayaba las canciones: "Sabía que pensaba que era importante y me conmovió la primera vez que hice una audición y recibí una llamada".

"Wicked" llegó en un momento importante para Menzel, cuya carrera estaba teniendo dificultades después de que su compañía discográfica la abandonara. El personaje de Elphaba era el papel perfecto para la actriz, que luego cantaría "Let It Go" para "Frozen".

"Estaba realmente insegura. No había trabajado ni un poco, así que estaba tratando de encontrar mi proceso. Estaba compitiendo y luchando contra mis propias inseguridades, igual que mi personaje". Menzel ganaría un Tony por el papel.

Chenoweth, ganadora de un premio Tony y un premio Emmy que luego participó en "The West Wing", "Glee" y "Hairspray Live!", recuerda haber probado primero "Wicked" cuando Schwartz le pidió que lo hiciera.  Ella insiste en que sabía que "Wicked" iba a ser grande.

¿Qué tan grande?

"Sólo recuerdo haber pensado: 'Esto es tan grande. Siento que esto podría ser grande. Como, creo "Cats".

Aunque los críticos no siempre fueron amables con "Wicked", en The New York Times se destacó  que el musical "lamentablemente no tiene futuro en Broadway". Variety lo calificó de "pesado, exagerado" y el Daily News de Nueva York lo describió como "un espectáculo interminable, sin lógica dramática, ni emocional".

Los fanáticos no estaban de acuerdo y el público tampoco, y eso se vio demostrado ya que el musical ha ganado un Grammy y tres premios Tony. La obra ha tenido sus versiones en 16 países.

El especial de NBC se filmó el 16 de octubre en el Teatro Marquis, y será transmitido el próximo lunes.


💬Ver 0 comentarios