Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Lilliam Nieves Rivera explora los rituales de belleza con  “Miss Tacos
Durante su residencia en México, la artista puertorriqueña adoptó el elemento del taco a su investigación sobre el discurso de la reina de belleza. (Vanessa Serra Díaz)

Dos cosas son motor de la creación artística: el entorno y el genio de los creativos. La trayectoria de la artista plástica y educadora Lilliam Nieves Rivera es prueba de ello. Y si quedaba duda, lo confirmó este verano en México, donde realizó la Residencia de Investigación y Producción del proyecto artístico La Embajada.

Descubrió que era artista a los 12 años mientras acompañaba a su madre a clases de cosmetología. Irónicamente, como joven adulta y artista formada en la Escuela de Artes Plásticas y Diseño de Puerto Rico (EAPD), centró su gestión creativa en la crítica al consumismo y a los rituales de belleza que culturalmente se espera realicen, sobre todo, las mujeres.

“Mi arte es un abanico de ideas que trabajo con el tema de mujer, especialmente los rituales de belleza. Empecé por todo lo que me abruma en general (del consumismo y la mercadotecnia), y después lo defino en la maestría por los rituales de belleza”, explica la también bloguera, quien en 2007 fundó la publicación electrónica Trance Líquido junto a su colega Daniel Arnaldo Román.

“Al entrar en los medios me di cuenta de lo abrumador que es el tanto anuncio, y lo que tienes que hacer y como tienes que comportarte… El mensaje debe ser otro. Yo sé que tiene que haber un movimiento económico (en torno a la apariencia), pero ¿realmente te vas a maltratar tanto?”, comenzó a cuestionarse.

Mantener un informativo serio que aspiraba a hacer periodismo sobre el acontecer artístico local e internacional, la alejó de su verdadera vocación y le valió ganarse enemistades.

“A la gente no le gusta que le digas las verdades en la cara y creas muchas enemistades, empiezan a vigilarte, dejas de ser artista, ‘ahora eres bloguera o prensa cultural’… Ya teníamos tantas amenazas que dije: ‘Esto no puede ser así, nuestra vida no puede ser escondidos o velando el carro… Ya no estamos haciendo tanto arte, no nos invitan, me estaba olvidando de lo que es Lilliam, que es artista antes que nada… Y decidimos irnos a estudiar”, contó.

Ella y Román completaron una maestría en bellas artes de Transart Institute y comenzó a exponerse al trabajo artístico multicultural.

“Íbamos y veníamos de Puerto Rico. Nos dio la oportunidad de viajar a Austria, a Berlín, a Nueva York, a Miami y fueron tres años espectaculares. Estábamos produciendo arte, teníamos otro tipo de estrés, estrés educativo. Era una adrenalina que necesitábamos”, reconoció, advirtiendo que tenía a su madre desesperada.

Como parte de los estudios de maestría se adentró definitivamente en la exploración de los rituales de belleza que, tal y como apunta, siguen muchos hombres también.

“Estoy tratando de explorar estos rituales para entenderme mejor, aceptarme mejor y poder entender al que está a mi lado y se hace una máscara. Estoy tratando de que no uses tanta máscara, no es necesario, tienes que aceptarte a ti. No te estoy diciendo que no te hagas las uñas, el ‘blower’, es que no sea excesivo.Siempre estoy buscando por qué esa persona se maltrata tanto. Porque, no me vengas a decir (lo contrario), que los rituales de belleza no son nada placentero”, planteó Nieves Rivera.

Su próxima meta tras la maestría fue hacer un solo, y como las reinas de belleza, las Miss Universe, habían sido parte de su investigación en maestría, decidió irse por ahí.

“Todas se parecen, todas son un ‘clon’, todas son iguales. Ahí empieza la misma sociedad a hacer esta campaña de las ‘plus’, de ‘quiérete’, ¡y eso lo vengo yo diciendo hace tiempo como artista! Es una satisfacción bien grande, que a lo mejor no fue a través mío, pero fue una presión social que yo misma estaba sintiendo… Entonces dije: ‘Hay que ser damas de hierro’ y le pongo (a mi proyecto solo) ‘Iron Maiden’, que es dama de hierro, pero también es el grupo musical”, relató.

Resulta que parte fundamental de su formación en la EAPD la recibió por influencia de Javier Oppenheimer, un compañero de estudios ya fallecido que entonces creó el Círculo de Arte Accesible.

Coronas de hierro

“Nos inculcó antes de su muerte (por cáncer) que hay que llegar al público y hay que comunicar, no es hacer arte por hacer”, recalcó.

Llamar la atención con sus propuestas y generar temas de conversación es parte del sello que distingue a Nieves Rivera. En ‘Iron Maiden’ combinó la reflexión filosófica sobre certámenes de belleza y mujeres de hierro con las 11 piezas que creó: coronas de hierro hechas con pedazos de rejas.

“Utilizo la rejas porque, metafóricamente hablando, en Puerto Rico todo el mundo está enrejado y la seguridad de tener ese objeto (la reja en la casa y la corona de ‘la más bella’ en la cabeza) es la metáfora para meter lo social también”, explicó.

La exposición Iron Maiden fue interactiva, las personas asistentes eran invitadas a colocarse las coronas y a tomarse fotos con ellas. “¡Fue genial la exposición!”, aseguró sonriente y mostrando fotos guardadas en su teléfono móvil.

La oportunidad de viajar a México con su reflexión crítica sobre los rituales de belleza llegó poco después, en un encuentro con Jason Mena, también egresado de la EAPD y cofundador de La Embajada junto al brasileño Alé Souto. Nieves Rivera pensó que sería perfecto llevar la experiencia de las coronas al hermano país latinoamericano, donde tendría que identificar un material culturalmente significativo que pudiera vincular el sentido de seguridad, fuerza y belleza.

¡Tacos! Los tacos son parte fundamental de la gastronomía mexicana, sacian el hambre y preservan la vida. En Puerto Rico, sin embargo, también se le llama tacos a ese objeto preciado por tantas mujeres -y por las Mises- para calzar los pies y lucir regias, duela cuanto duela. Fue así como ideó “Miss Tacos”.

Coronas de tacos

“Empiezo desde Puerto Rico la investigación para formalizar la propuesta y digo: ‘Voy a seguir la misma línea, voy a hacer coronas y lasvoy a hacer de tacos’. Manejar el material fue un lío. Estuve por todas las colonias buscando tortillerías y tacos, y probándolos. Decido trabajar con ellas (con las tortillas). Tardaron casi una semana en ponerse así de duras”, relató mientras mostraba las dos coronas de tacos que trajo a Puerto Rico.

La siguiente etapa del proyecto era la parte interactiva con el público: mostrar su trabajo y comunicar con él. Entre los mismos locales consiguió un suplidor de acrílico similar al que usaban los comerciantes para exhibir la mercancía y quien le creara con ese material un cofre tipo urna con sujetador.

“Convertí El Zócalo completo en pasarela (para ‘Miss Tacos’). Estuve caminando como tres horas con la corona en la cabeza. Mandé a hacer esta caja porque caminé por todo El Zócalo con estos tacos (los mismos utilizados para ‘Iron Maiden’). Entonces tenía taco en la cabeza, taco en el estómago y taco en los pies”, apuntó.

Nieves Rivera asegura que la experiencia con el público fue sumamente grata y le reconfirmó el poder de su propuesta artística.

“Se dio como yo quería. El objetivo eran las coronas. Tuve un equipo espectacular (completado por los mexicanos Estela Calleja y Francisco Antonio Herrera). Nos fuimos de exploración par de días. La idea era que pudieras oler, tocar algo…”, relató.

“Lo que estoy tratando de buscar es el porqué de esta agresividad (al imponer estándares de belleza) y tanta insistencia en que compres distintos productos de belleza o de comida o lo que sea. La mejor manera de nosotros los artistas poder comunicarte las cosas es haciendo estos fabulosos objetos. Si tú no vienes a preguntar qué es esto, no hay comunicación y no te puedo decir mi sentir y mi investigación para llevarte el mensaje de: ‘¡Caramba! Dale suave a los rituales’. No te estoy diciendo que dejes de hacerlo, es que no exageres porque te deformas. ¡Para! No tengas tanto estrés. ¡Quiérete! Que tu autoestima vaya de otra manera, no es comprándote y poniéndote, llegas a parecer hasta un payaso”, compartió su reflexión.

Nieves Rivera espera presentar “Miss Tacos” en Puerto Rico en un futuro cercano, antes enfilar cañones hacia otro país al cual llevar sus rituales de belleza.


💬Ver 0 comentarios