Familiares y amigos asistieron a la funeraria Buxeda para recordar al gran artista puertorriqueño.

Humilde, sencillo, accesible, creativo. Son algunas de las cualidades que utilizaron hoy amigos, conocidos y familiares del artista plástico Arnaldo Roche-Rabell para describirlo, durante su velatorio en la Funeraria Buxeda, en Hato Rey.

"Los griegos decían que nadie es inmortal por lo que haga, sino por todo aquel que lo lleve en la memoria. Y a Arnaldo lo vamos a tener siempre presente. Uno va a modificar la forma de recordarlo, pero él no se va", indicó su hermana mayor, Norma Roche-Rabell, tras destacar que todo lugar en que pueda haber una obra de su hermano, "somos los puertorriqueños que estamos ahí".

Para el alcalde de Bayamón, Ramón Luis Rivera, Roche-Rabell era un virtuoso. "Pero más allá del artista, era su sencillez y humildad lo que llamaba la atención. Y ese corazón noble, esa parte de él a mí me impactó mucho", destacó.

Las exequias del pintor, fallecido el sábado pasado, se llevan a cabo durante el día de hoy en la funeraria Buxeda. A las 9:00 p.m. habrá un servicio religioso en la Iglesia La Paz, en la funeraria.

Mañana, desde las 10:00 a.m., sus restos estarán en el Instituto de Cultura Puertorriqueña, donde habrá una guardia de honor y un protocolo oficial. También se realizará una parada en la Escuela de Artes Plásticas, donde estará presente la Asociación de Artistas. El sepelio será en el cementerio María Magdalena Pazzis, en el Viejo San Juan.



💬Ver 0 comentarios