Pablo Lyle permanece bajo arresto domiciliario desde el 9 de abril. (Instagram/@pablolyle)

El próximo jueves 11 de julio será un día crucial para Pablo Lyle, quien se presentará en una corte de Miami-Dade para ser juzgado por homicidio involuntario, luego del altercado de tránsito que tuvo el pasado 31 de marzo con Juan Ricardo Hernández, el hombre de origen cubano que murió días después de que fuera golpeado por el actor mexicano.

Sin embargo, a un día de que se lleve a cabo esta audiencia, la defensa de Lyle ha dado a conocer nuevos detalles sobre el incidente ocurrido hace ya varios meses, afirmando además que aún falta por reunir más piezas en el caso.

Los abogados del actor mexicano declararon que buscarán mostrar las pruebas de que Juan Hernández había tenido problemas de índole personal antes de aquel altercado con el actor mexicano. “Él tenía un auto nuevo y alguien se lo golpeó, tuvo una emergencia médica con su hijo en su casa, evidentemente tuvo un día horrible”. 

“Eso sólo nos da una idea de la furia que tenía cuando se acercó al auto de Pablo y los tres niños que ahí estaban, de 4, 6 y 8 años, este hombre estaba furioso”, señaló H. Lehr.

Bruce H. Lehr, abogado de Pablo, señaló al programa “El Gordo y la Flaca”, de Univision, que las autoridades no les han brindado los elementos suficientes, por lo que su defensa no se encuentra preparada del todo. 

“No hemos recibido lo que necesitamos de la fiscalía, y no hemos completado nuestra investigación, entonces no estamos listos para el 11”, aseguró Bruce al ser entrevistado. 

De acuerdo con los reportes del Departamento Forense del Condado de Miami, las causas de la muerte de Juan Ricardo se debieron por complicaciones de una grave herida en la cabeza, pues el impacto del golpe que recibió por parte de Lyle, le provocó una fractura en el cráneo y un derrame interno. El hombre estuvo varias horas inconsciente y en terapia intensiva, hasta el 4 de abril que falleció.

Según la fiscalía de Miami-Dade, se tiene evidencia suficiente para acusar al actor de homicidio involuntario. Sin embargo, el mexicano de 32 años se declaró no culpable.


💬Ver 0 comentarios