La experta cuenta con una audiencia de casi un millón de seguidores en Facebook, Twitter e Instagram. (Archivo / GFR Media) (vertical-x1)
La experta cuenta con una audiencia de casi un millón de seguidores en Facebook, Twitter e Instagram. (Archivo / GFR Media)

Ada Monzón, la primera meteoróloga profesional en la televisión puertorriqueña, tiene muy presente que en períodos de emergencia las personas necesitan confiar en esa voz que le transmite información valiosa y confiable. 

Así lo demostró con su informe puntual y preciso a través de WIPR y WKAQ Radio en estos días en que Puerto Rico vivió momentos de incertidumbre a la espera del impacto de Irma, catalogado como el huracán más poderoso registrado en nuestra zona. 

“No nos podemos limitar solamente a ofrecer la información científica. Tiene que salir la empatía, lo mejor de ti en ese momento de emergencia para poder servir mejor a esa persona que nos está escuchando y viendo, porque las decisiones que se toman en torno a la seguridad de esa persona y su familia dependen de como tú expreses esa información científica en arroz y habichuelas al ciudadano común. Debe ser técnica, pero sencilla para cualquiera de los escenarios, desde el más probable al menos probable. Informar no es alarmar, no es dar miedo, es obtener un conocimiento especialmente en situaciones de emergencia para tú poder tomar la decisión que te guíe hacia la seguridad tuya y de tu familia”, sostuvo la experta en entrevista con este diario. 

Actualmente, Monzón labora en la Corporación de Puerto Rico para la Difusión Pública (WIPR canal 6) durante la parte más activa de la temporada de huracanes, que concluye el 30 noviembre. En el pasado había trabajado durante un año en esta estación con el “Laboratorio de comunicaciones científicas”, luego de que en 2014 su anterior centro de trabajo, Noticias Univision, cesara operaciones en Puerto Rico.

Las reacciones del público a sus recientes transmisiones la han hecho sentir “un cariño abrumador” y replantearse su futuro ante las cámaras de canales tradicionales. “Veremos qué sucede. Depende de conversaciones posteriores”, dijo la profesional que, con el advenimiento de nuevos canales a través de internet y su iniciativa reciente para que el público observara de forma segura el eclipse solar, se ha convertido nuevamente en un rostro familiar.

Monzón reconoce que los temas que proyecta a la audiencia son muy serios.

“Requieren de un gran compromiso y una gran responsabilidad lo que salga de mi boca porque puede salvar una vida. Acepto esa responsabilidad que he escogido en mi vida para hacerla bien y poner tu conocimiento al servicio de otro, sino ¿de qué vale la ciencia? Es como ir al médico, sientes que vas a encontrar uno que conoce tus necesidades porque pone sus conocimientos a tu servicio. Es un deber ir más allá de la profesión de meteorólogo, es llevar mi compromiso social con gran respeto y credibilidad. Ahora bien, soy humana, tengo sentimientos, pienso en mi familia, en mis amigos, y me tengo que preparar porque no estoy exenta de lo que le pasa a todo el mundo”, planteó la esposa de Gilberto Monzón por los pasados 28 años “y siete de novios”. La meteoróloga también es madre de tres: Juliana y Andrea, de 25 y 23 años respectivamente y estudiantes de finanzas en Nueva York, y Adriana, de 17 años y quien acaba de empezar la carrera de ciencias y tecnología, también en Nueva York.

Monzón fue muy cuidadosa al analizar la posible relación del calentamiento global con el desarrollo de poderosos y devastadores huracanes como Harvey, Irma y otros menos recientes como Sandy en el 2012, que fue categoría 3.

“Los huracanes se están tornando más fuertes o se extienden por un periodo más prolongado, pero no se puede atribuir al efecto del calentamiento global hasta que no haya una validez científica de si en efecto este patrón está ocurriendo”, aclaró.  

Explicó que el compromiso de informar lo lleva en la sangre.

“Esa es mi pasión, mi vida, no sé hacer otra cosa. Venimos con una misión y esta es la mía. Lo hago a mi estilo, de la forma y entrega con que hago todo, tal vez porque tengo una vena educativa dentro de mi ser pues gran parte de mi familia son maestras. Pienso que las personas entienden mejor cuando explicas el pronóstico del tiempo con detalles, eso la gente lo aprecia. Es darles poder porque si entiende la información más allá de la latitud y longitud del fenómeno atmosférico puede traducirlo a nivel de entendimiento de una persona común y esa habilidad o virtud no lo tiene todo el mundo, hay que tener mucha paciencia inclusive en situaciones de emergencia”, aseguró.

Casa de las ciencias

Monzón ha pasado del mapa televisivo a informar el tiempo a través de sus redes sociales como un medio alterno. La experta cuenta con una audiencia de casi un millón de seguidores en Facebook, Twitter e Instagram. La meteoróloga ha revolucionado la forma de informar el día a día sobre las 12 tormentas y 6 huracanes que han surgido en esta temporada. 

De otra parte, desde hace siete años Monzón trabaja en la construcción del primer museo de ciencias, llamado EcoExploratorio.

“Es una organización sin fines de lucro en la que soy voluntaria, fundadora y presidenta de la junta de directores. Aunque ya tenemos un premuseo en Plaza Las Américas con la exhibición Oceánica y la exhibición Móvil planeta digital, aspiro a construir este gran museo científico y tecnológico para Puerto Rico en el Distrito de Convenciones en Miramar frente al ¡District Live! una vez tengamos los fondos privados, incentivos contributivos, donaciones individuales, corporativas y auspicios necesarios para construirlo”, afirmó. 

Comentó que en cuanto se firme  el contrato de arrendamiento de la parcela el próximo mes, se hará el anuncio oficial para la construcción del museo. 

Para apoyar el proyecto del EcoExploratorio, se debe llamar al (787) 281- 9090  o escribir [email protected]


💬Ver 0 comentarios