Quique Domenech. (GFR Media) (semisquare-x3)
Quique Domenech. (GFR Media)

El cuatrista Quique Domenech, quien en el 2015 se mudó fuera de Puerto Rico en busca de nuevas oportunidades, criticó esta mañana al gobernador Ricardo Rosselló por haber emplazado por las redes sociales al trapero Bad Bunny a abrir una tercera función de su concierto “La Nueva Religión”. 

¿Qué hace el gobernador hablando de entretenimiento y música cuando hay tantas escuelas de bellas artes cerradas por su mala administración? Yo creo que debería procurar enseñarles a los niños buenos valores, historia de Puerto Rico, bellas artes, para que nuestros niños crezcan con sensibilidad”, afirmó el músico en una entrevista radial (WKAQ 580 – Univision Radio). 

De inmediato, Domenech le exigió a Rosselló “que apoye todos los géneros musicales por igual” si es que desea realizar algo por la música. 

Al artista puertorriqueño le parece “frustrante, indignante” que el primer ejecutivo del país haya acudido a las redes sociales para solicitarle a Benito Antonio Martínez Ocasio, nombre verdadero del artista, a que abra una nueva función de su concierto en el Coliseo de Puerto Rico José Miguel Agrelot. 

Si el gobernador va a apoyar el arte, que apoye primero a los niños, las escuelas de bellas artes, las escuelas Libres de Música, el Conservatorio de Puerto Rico, las escuelas de bomba y plena, y si quiere apoyar a los artistas, que apoye a todos los géneros por igual. Ahora mismo, El Topo acaba de tener un concierto en Bellas Artes y yo no escuché al gobernador decir nada”, dijo al referirse a Antonio Cabán Vale, quien escribió el que es considerado como el segundo himno de Puerto Rico, “Verde luz”.  

Domenech también reclamó apoyo para Andrés Jiménez, El Jíbaro, quien tiene próximamente un concierto, o artistas internacionales como René Pérez y Kany García.   

Al referirse específicamente a El Topo y a El Jíbaro, el cuatrista añadió que “artistas como estos en otros países vivirían como reyes. ¿Por qué? Porque el país los protege como patrimonio por la obra que han hecho”.  

Tras sus expresiones, Domenech dijo que no tiene riña con Bad Bunny. “Me resulta un muchacho simpático y hasta bien me cae”, sostuvo.

Lo que le molestó, según alegó, es que el gobernador lo haya utilizado para hacer política. 

“Para mí lo que quiere el gobernador es buscar votos”, comentó.  

“Está tratando de sacar ventaja a Bad Bunny y el pueblo no se da cuenta”, culminó.

Quique Domenech nació en Santurce. Según la Fundación Nacional para la Cultura Popular, desde los seis años comenzó a tocar el cuarto puertorriqueño. También tiene dominio de la guitarra, el tres cubano, el bajo y el cuatro venezolano.


💬Ver 0 comentarios