La artista afirma que disfruta de la actuación y la pintura, disciplinas a las que ahora dedica más tiempo. (Suministrada) (semisquare-x3)
La artista afirma que disfruta de la actuación y la pintura, disciplinas a las que ahora dedica más tiempo. (Suministrada)

En el 2014 la exquisita cantante española Paloma San Basilio anunció que se retiraba de los escenarios. Entonces sus miles de admiradores en Puerto Rico, como alrededor del mundo, que disfrutaron de esa inconfundible voz de mezzosoprano lírica lamentaron la noticia.

Sin embargo, la también compositora y pintora, sintió el deseo de regresar a los escenarios, porque más que un retiro se trató de un cambio de ritmo. Es así como vuelve a la isla que visitó durante casi 40 años con el concierto “Más cerca”, que presentará el 14 de junio en el Centro de Bellas Artes de Santurce.

“Necesitaba un cambio y me dediqué a escribir, a pintar, hice obras musicales como ‘Sunset Boulevard’ (2017, en Tenerife) uno de esos personajes que me quedaba por hacer. Lo bueno de esta etapa es que estoy tranquila y hago cosas puntuales. No tengo la presión de que tengo que estar sacando discos o peleando por un espacio en el mercado. Creo que esta es la gestación de una etapa que me da libertad porque haces lo que quieres, cuando quieres y disfrutas mucho con cada cosa que haces. Lo vas haciendo con distancia para que a esta edad, cerca de los 70, no sea un cambio brusco, con mucho más que ofrecer, pero sin premura, validando el tiempo en cada rincón de las Américas”, compartió la actriz con El Nuevo Día, desde Los Ángeles donde reside con su familia, así como en España.

Durante este espectáculo Paloma va contando la historia de su vida con la que muchas mujeres se van a identificar. “Ahora, en complicidad con la gente con la que he compartido en todos estos años, con canciones mías, canciones que no he cantado nunca y que son maravillosas que se suman al relato que quiero contarles. Me desnudo antes ustedes”.

En este concierto, además, Paloma integra un poco más su faceta de actriz.

“Me encanta reírme de mí misma, y sobre todo lo hago con la idea de que tienes que asumir ese cambio, aprovecharlo y sentirnos enriquecidos por todo, no quedarse parado”.

También hablará del amor de pareja.

“Hace mucho tiempo que decidí que era demasiado exclusivo y tengo muchos amores, mucha gente a la que quiero. Tengo amigos maravillosos y me siento cómoda así. A partir de eso siento que soy más partidaria del amor universal como forma de vida. Confieso que a veces me gustaría tener una pareja, la echo de menos, pero la verdad es que después empiezas a ver las historias de separación y de vueltas, y uno se siente tan libre, independiente para hacer lo que quiere, y eso yo no lo cambio por nada”.

Sus verdaderos amores

Ivana Gómez, la hija de la cantante es programadora y juntas preparan un proyecto para grabar los temas del concierto a finales de mayo, y su yerno, Steve Bavin, es un escritor “que tiene muchas ideas interesantes”.

También están Neo y Alma, sus nietos de 19 y 16 años respectivamente; él estudia ingeniería en Los Ángeles y la niña es una talentosa bailarina.

“Son divinos los dos. Alma quiere ser actriz y cantante y Neo es un niño tierno, cariñoso al que le gusta mucho compartir conmigo. A él le gusta escribir y todo lo que tiene que ver con la ciencia y la arquitectura. Es un soñador, todos los somos en esta casa, eso es señal de que estamos vivos y sanos”.

Cuando tiene conciertos en América, la intérprete de “Cariño mío” se queda un mes en Los Ángeles.

Soy como una paloma viajera, me gusta moverme de un sitio a otro y ya compramos una casa grande para que esté toda la familia. La idea es pasar la mitad del año aquí y otra en España donde tengo mis amigos, personas que tienen su propio mundo, su libertad que también es importante. Me siento mucho más en paz, a gusto. Parece que tengo menos necesidad de hacer cosas, esa es la evolución natural de las personas que han tenido una vida muy ajetreada como la mía”.

Los espectáculos de Paloma San Basilio son esperados por su gran voz, así como por la riqueza de su vestuario.

“Siempre me ha gustado cuidarme, me gusta la estética, los colores en el scenario, en los cuadros que he pintado y que aparecen en el escenario. Para mí la ropa ha sido ese complemento. Pero me di cuenta que la ropa ha tenido un sentido excesivo. En este concierto hay unos toques de ropa que no podían faltar, pero he tratado de huir de esa necesidad de estar siempre tan parapetada. No diría que llegar a la sencillez, sino a esa simplicidad de que menos es más y hay que quitar un poco el adorno, la parafernalia para que el relato coja la importancia que tiene. Me acuerdo al principio, cuando estaba cantando, bailando, con esos trajes , llegó el momento en que a la gente no le importaba mi voz y era lo que a mí me importaba más. Eran etapas propias de la juventud, de un momento determinado en tu vida. Ahora es dejar un poco toda ese estigma de que soy a partir de los trajes y dejar que el alma sea la que me marque”.

La intérprete aprovechó esta entrevista para lamentar la partida del exgobernador de Puerto Rico Rafael Hernández Colón.

“Rafael fue un hombre que siempre me recibió con mucho cariño, un hombre tremendamente educado. En donde esté le mando un abrazo fuerte”.


💬Ver 0 comentarios