Los menores de 5 años son el grupo que resta por vacunar contra el COVID-19.
Los menores de 5 años son el grupo que resta por vacunar contra el COVID-19. (The Associated Press)

Asesores externos de la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) dieron su visto bueno el miércoles a las vacunas de Moderna y Pfizer contra el COVID-19 en los niños más pequeños.

Los expertos externos votaron unánimemente que los beneficios de las vacunas superan cualquier riesgo para los menores de 5 años, es decir, unos 18 millones de niños en el país.

Son el último grupo que queda por vacunar contra el coronavirus en Estados Unidos, y muchos padres han estado ansiosos por proteger a sus hijos pequeños.

Si se superan todos los trámites reglamentarios, las vacunas podrían estar disponibles la próxima semana.

“Se trata de una vacuna muy esperada”, expresó uno de los integrantes del panel, el doctor Jay Portnoy, del Hospital Infantil de Kansas City, Missouri. “Hay muchos padres que están desesperados por recibir esta vacuna y creo que les debemos dar la opción de vacunarse si lo desean”, añadió.

El doctor Peter Marks, director de vacunas de la FDA, arrancó la reunión con datos que mostraban un “aumento bastante preocupante” en hospitalizaciones de niños pequeños durante la oleada impulsada por la variante ómicron del coronavirus, y señaló que 442 niños menores de 4 años han muerto durante la pandemia. Planteó que esta cifra es mucho menor a la de muertes de adultos, pero no debe descartarse a la hora de considerar la necesidad de vacunar a los más pequeños.

“Cada niño que se pierde esencialmente fractura una familia”, abundó Marks.

Los revisores de la FDA afirmaron que ambas marcas parecen ser seguras y eficaces para niños de 6 meses de edad en adelante en los análisis publicados antes de la reunión. Los efectos secundarios, como la fiebre y la fatiga, fueron en general leves en ambos casos, y menos comunes que los observados en los adultos.

Las dos vacunas utilizan la misma tecnología, pero hay diferencias. En una llamada con periodistas esta semana, los expertos en vacunas señalaron que no se han comparado las vacunas, por lo que no hay manera de decir a los padres si una es superior.

Si la FDA está de acuerdo con sus asesores y autoriza las vacunas, queda un paso más. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) decidirán si hacen una recomendación formal después de que sus propios asesores se reúnan el sábado. Si los CDC dan su visto bueno, las vacunas podrían estar disponibles el lunes o el martes en los consultorios médicos, los hospitales y las farmacias.

La vacuna de Pfizer es para niños de 6 meses a 4 años, mientras que la de Moderna es para niños de 6 meses a 5 años.

💬Ver comentarios