Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

(Thinkstock)

Hay momentos que utilizamos para liberarnos de las reglas. Por ejemplo, para muchas mujeres el embarazo es la etapa de comer descontroladamente sin pensar que más tarde cuerpo y salud pasarán factura. Algo similar ocurre durante las vacaciones. No importa si trabajamos mucho el resto del tiempo para mantener el peso, tan solo llegar a la playa o poner el pie en un destino lejano puede despertar esa actitud despreocupada de comer y beber como si no existiera el mañana.


💬Ver 0 comentarios