Yanira Fonseca y Alex Díaz, propietarios del restaurante.
Yanira Fonseca y Alex Díaz, propietarios del restaurante. (XAVIER GARCIA)

Su sazón del campo y el enfoque de hacer sentir a sus clientes como en casa, son las principales cartas de presentación del restaurante Aquí en el Campo, un chinchorro que ubica en el barrio Marín Bajo, de Patillas, y que conquista el paladar de todos sus comensales.

“Aquí en el Campo es como cuando uno iba al campo, a casa de los familiares y ellos siempre tratan de complacer a uno. Aquí todo se prepara al momento, me pides un mofongo y voy a tirar los plátanos en ese momento. A mí no me gusta la comida recalentada, no tiene el mismo sabor. Nada como comértela al momento. Lo que buscamos es que la gente venga, salga de su rutina, coma y se sienta bien”, expresó Alex Díaz, propietario del local que abrió sus puertas en mayo del 2018.

En un principio, el establecimiento ofrecía desayunos y frituras, pero fueron diversificando su menú, lo que no estaba en los planes, pero resultó ser un éxito. “Inicialmente pensábamos que iba a ser algo bien pequeño y que solamente íbamos a tener un menú tipo chinchorreo, con desayunitos, porque había una escuela cerca. Pero, esa escuela cerró para ese mismo mes de mayo. Al eso ocurrir, diseñamos un menú tipo chinchorreo por el área en que estamos, que es campo, y porque antes de nosotros, en este local siempre hubo frituras, carne frita y cervecita. Pero, desde que empezamos, el apoyo de la gente del barrio fue brutal. No sabíamos que iba a tener la acogida que ha tenido”, expresó Yanira Fonseca, esposa de Díaz y administradora del lugar.

Langosta con majado de yuca.
Langosta con majado de yuca. (XAVIER GARCIA)

Aunque Aquí en el Campo mantiene su menú de chinchorreo, con pastelillos, chicharrones, carne frita y otras frituras, también se destaca por su famoso “lío de lechón”, que es la estrella del menú. “Este es un arroz apastelado envuelto en una hoja de guineo (amortiguada en fuego). Le ponemos el lechón encima del arroz, entonces lo envolvemos. También se hace de carne frita, de chicharrón de pollo o mero, alitas y churrasco. La gente se pone creativa, lo pide de muchas formas y nosotros los complacemos”, afirmó Díaz, quien junto a su hermano Héctor Méndez, son los chefs del local.

El nombre y la técnica de este popular plato hace referencia a “enrollar o envolver algo” y nace en honor a la madre de Díaz, Marisabel Méndez, quien utilizaba las hojas de guineo para llevar la comida a los trabajadores de la zona. “Mi papá era agricultor, como la mayoría de los vecinos, y, como en estos terrenos no se puede usar maquinaria, hay que hacerlo arando con bueyes y a mano. Entonces, ellos hacían juntas, o sea se agrupaban y se ayudaban entre ellos. Mi mamá, cuando les llevaba comida, no tenía platos suficientes para las personas que iban y decidió un día servir el arroz con una hoja y la amarraba con una hoja de guineo seca, y se la enviaba a las personas. Entonces, las personas le pedían que no le sirviera en platos, sino en los líos. Ahí surgió el nombre”, recordó el propietario, quien comenzó a hacer el “lío de lechón” sin saber que sería un éxito.

Mofongo de camarones.
Mofongo de camarones. (XAVIER GARCIA)

“Yo tenía un fogón aquí y decidí hacer los líos. Le tiraron fotos, lo pusieron en las redes y ese primer weekend dejé las matas de guineo que están alrededor del negocio sin hojas. Entonces, convertimos el lío en la especialidad de la casa”, comentó Díaz. Precisamente el “lío de lechón” les ha formado un “lío” desde su invención, ya que en un inicio era un plato confeccionado solo los domingos, pero ha trascendido hasta convertirse en el más popular del menú. “Hacíamos un lechoncito los domingos para los líos y para vender la libra, pero de momento empezaron a pedir más el lío, y ahí decidimos hacer lechón de jueves a domingo”, explicó Fonseca.

Los mofongos rellenos son otros de los platos más solicitados de Aquí en el Campo. Vienen rellenos de camarones, pulpo, carrucho, churrasco, pechuga, chicharrones de mero o pollo y carne frita. También trabajan las famosas bandejas de surtidos que prometen tanto servir de “picadera”, así como también saciar el hambre de cualquiera porque cuentan con arroz, alitas, carne frita, chicharrones de pollo y de mero, tostones y bolitas de mofongo. Además, ofrecen ensalada de mariscos, langosta, arepas rellenas, hamburguesas, papas locas y, los sábados, cuentan con su salmorejo de jueyes. La oferta de postres está alineada a la vida en el campo. Entre las opciones está el flan de gandul, con una textura única, además del postre de la casa.

“Es un bizcochito mojadito, inspirado en el tres leches, pero no es tres leches”, dijo Fonseca, quien destacó que las bebidas más populares del lugar son la piña colada y los mojitos de parcha y coco. “Estamos aquí en el campo ready para recibirlos, de verdad que van a encontrar sazón, un servicio con esmero, buen ambiente familiar, atendido por nosotros los dueños. Si nos dan la oportunidad de servirles sé que no se van a arrepentir. Van a tener una buena experiencia de sabor”, aseguró Díaz.

Aquí en el Campo está ubicado en el Barrio Marín Bajo, de Patillas.
Aquí en el Campo está ubicado en el Barrio Marín Bajo, de Patillas. (XAVIER GARCIA)

El local está abierto de jueves a domingos: jueves (10:30 a. m. - 7:00 p. m.), viernes y sábado (10:30 a. m. - 9:00 p. m.) y domingos (10:30 a. m. - 8:00 p. m.). Aquí en el Campo cuenta con DJ y karaoke todos los viernes, y los domingos alternan el DJ con karaoke y música en vivo. Para más detalles, pueden accesa la página de Facebook: Aquí en el Campo o llamar al 939-290-7753.

Logo Somos Puerto Rico
Logo Somos Puerto Rico (GFR Media)
💬Ver comentarios