La reina Elizabeth II de Inglaterra, junto a su hijo, el príncipe Andrew en una imagen de archivo.
La reina Elizabeth II de Inglaterra, junto a su hijo, el príncipe Andrew en una imagen de archivo. (FACUNDO ARRIZABALAGA FACUNDO ARRIZABALAGA)

La “amistad” entre Andrew de York y Jeffrey Epstein siempre ha sido un tema incómodo para la monarquía británica, especialmente para el duque de York quien como resultado perdió su título y deberes reales.

Ahora, es el empresario y asesor financiero John Bryan, quien estuvo vinculado con Sarah Ferguson, exesposa del príncipe Andrew, quien hace una revelación impactante que pudo haber afectado la vida de la fallecida Elizabeth II de Reino Unido.

De acuerdo con John Bryan, el plan que tenía el pederasta Jeffrey Epstein era utilizar a Andrew de York y atraparlo en situaciones comprometedoras para después poder chantajear a la fallecida monarca; un plan que ejecutaba con diferentes empresarios.

“La gente siempre pregunta cómo Jeffrey Epstein hizo su dinero, la realidad que diferentes hombres ricos le pagaron para evitar el escándalo. Hizo cientos de millones de dólares de esta manera”, afirma el texano John Bryan al tabloide “Daily Mail”.

De acuerdo con el asesor financieron, desde las acusaciones de abuso sexual que Virginia Guiffre realizó contra Andrew de York hasta su supuesta participación en actos sexuales, pueden ser falsos y detalla el verdadero plan que tenía el magnate.

“Intentó atraer a Andrew a su red, pero su objetivo final era la reina. Creo que Andrew es inocente. Si hubiera estado involucrado en encuentros sexuales como se ha afirmado, Epstein lo habría usado para sobornar a Elizabeth II para que le pagara millones”, dijo.

Finalmente, John Bryan afirma que el príncipe Andrew fue más listo que el pederasta Jeffrey Epstein y nunca le dio las suficientes “armas” para poder extorsionarlo, aunque, las acusaciones si provocaron que perdiera todos sus privilegios como parte de la familia real británica.

De acuerdo con “The Mirror”, el actual rey Charles III y su hermano, Andrew de York sostuvieron una charla sobre su futuro dentro de la monarquía, la cual concluó con un Andrew en lágrimas. “Estaba totalmente sorprendido. Siempre creyó que había un camino de regreso”.

💬Ver comentarios